Extracto (capítulo IV) de un extenso informe redactado el 10.10.1943 por la 's.Pz.Abt. 503' y donde se describen las experiencias vividas entre el 5.7. y 21.9.1943 en el Frente del Este por este batallón.
s. Panzer-Abteilung 503 Capítulo IV

Experiencias


  1. Experiencias ganadas durante las operaciones:
    Las duras semanas y meses de combates que el batallón ha dejado tras de sí han demostrado de una forma muy clara que los conocimientos sobre las condiciones y los requisitos para operar con vehículos acorazados no son algo de lo que dispone todo jefe de la tropa. Los consejos y las objeciones de los jefes de unidades Tiger en muchas ocasiones no han sido escuchadas, siendo estas completamente ignoradas.

    Para explicar los errores más comunes de una forma clara es conveniente referirse al 'Boletín de las Tropas Acorazadas' (Nachrichtenblatt der Panzertruppen) número 1, página 4 IIa 1-4

    Se han sucedido de forma regular operaciones dispersas de unos pocos, en ocasiones incluso de un solo Tiger. En estos casos los Tiger han sido empleados en funciones própias del cañón de asalto, a pesar de que en la zona se encontraban operando unidades de cañones de asalto.

    En la defensa los Tiger en muchas ocasiones sido empleados días enteros en primera línea como bunkers, rodeados por un puñado de infantes y ejerciendo de columna vertebral de nuestras defensas. En el transcurso de varios combates diurnos y nocturnos, los Tiger han tenido que mantener, y han mantenido, la primera línea de combate sin el apoyo de ningún granadero. Durante estos combates una parte de la tripulación ha tenido que abandonar sus vehículos para asumir la protección contra ataques de infantería antitanque de cercanía, situación que ha perjudicado en gran modo la operatividad del Tiger.

    La necesaria consecuencia de usar el Tiger como 'bunker' ha sido que el enemigo ha concentrado sistematicamente todas sus armas, empezando por calibre 7,62 cm hasta artillería del calibre 17,2 cm, sobre los Tiger, y debido a que el enemigo dispone de suficiente munición, con el tiempo ha logrado cumplir con su objetivo (4 Tiger perdidos totalmente por fuego de artillería). El haber retrasado los Tiger a una posición más protejida y debido a la escasez de nuestra infantería hubiera supuesto el retrasar la primera línea de combate, lo que gracias a la cercanía de la infantería enemiga - sus observadores de artillería se encontraban a no más de 150 metros escondidos en los campos de maíz - no hubiera supuesto ninguna ventaja.

    Tambien debe de mencionarse el uso de Tiger como vehículo de comunicación entre dos posiciones de infantería en primera línea y que en varias ocasiones ha conducido a la pérdida del vehículo. El remolcar estos Tiger en medio de la infantería enemiga ha sido siempre muy difícil y solamente ha podido llevarse a cabo utilizando varios vehículos Tiger.

    La repentina irrupción del enemigo durante movimientos de retirada ha forzado en muchas ocasiones a operar inmediatamente con los Tiger sobre terreno no explorado anteriormente y que en ocasiones era totalmente inadecuado para operar sobre él con tanques. Aún y así nuestros experimentados jefes de compañía y pelotón han logrado en estos casos superar todas las dificultades y repeler los ataques del enemigo. Las operaciones independientes de una compañía Tiger sin practicamente apoyo de granaderos han sido algo normal, en unos casos porque la infantería se encontraba totalmente extenuada ó bien simplemente porque no se disponía de ella. Por este motivo en muchos casos los éxitos logrados por los Tiger no han podido aprovecharse, teniendo que ceder el terreno ganado al enemigo tras un rápido ataque. Cuando los granaderos han acompañado a los Tiger los éxitos tampoco han sido excesivos: ante el fuego enemigo los granaderos se agrupan buscando protección detrás de los tanques ó bien se quedan de pie inmovilizados en lugar de separarse, lanzarse al suelo y buscar protección frente a la metralla. El preciso fuego de artillería y lanzagranadas enemigo ha provocado muchísimas bajas entre la infantería y creado grandes huecos.

    Una muestra de la total falta de comprensión en relación al suministro de los Tiger es la sorprendente reacción de un alto mando de la tropa, que ante la advertencia de un oficial del batallón de que la escuadra de combate Tiger no podría alcanzar el objetivo de la marcha debido a problemas con el suministro de combustible, respondió que los Tiger se pusieran en marcha y tratásen de alcanzar aún y así su objetivo.

    El batallón propone, con el objetivo de eliminar los todavía existentes problemas de cooperación durante el combate entre tanques y granaderos e infantería motorizada, el instruir en las escuelas de granaderos y granaderos motorizados sobre las capacidades y las exigencias de unidades acorazadas. El 'Boletín de las Tropas Acorazadas' Nr. 1 ofrece en este sentido una muy buena base.


    Las operaciones de los ultimos meses han demostrado que el enemigo ha tratado de hacer frente al Tiger con gran rapidez. Primero introdujo el cañón de asalto de 12,5 cm, despues el cañón de asalto de 15,2 cm y posteriormente ha introducido con éxito el cañón antitanque americano de 5,7 cm que con su munición con núcleo de acero y a distancias de combate de entre 800 y 1000 metros puede perforar perfectamente el blindaje vertical de la torreta y superior vertical del chásis, incluso con ángulos de impacto desfavorables. En los ultimos tiempos se han producido en ocasiones perforaciones de la torreta con munición de 7,62 cm con núcleo de acero. Proyectiles disparados por cañones de asalto rusos a distancias de 1500 metros han provocado peligrosas grietas en las planchas de blindaje del chásis y frontal. Los cañones y todo tipo de soportes en el tanque han sido averiados. Resultan llamativas las frecuentes perforaciones y graves daños sufridos en el primer modelo de las cúpulas. La directiva rusa para combatir el Tiger se ha difundido sorprendentemente rápido y el enemigo la pone en práctica con llamativa tozudez.


  2. Estado de la reserva:
    El abastecimiento con personal de reserva funciona con fluidez. Aún y así sería deseable que la 'Panzer-Ersatzabteilung 500' lográra reunir a este personal sirviendose en primer lugar de soldados procedentes del batallón que se han recuperado de sus heridas.

    La reserva de oficiales deja mucho que desear. El batallón, en nombre del resto de batallones Tiger, vería con muy buenos ojos que el Inspector General de las Tropas Acorazadas obligase a todos los batallones acorazados de la reserva el que entreguen oficiales con experiencia para ser reciclados y formados por el 'Panzer-Ersatzabteilung 500'.


  3. Pelotón de reconocimiento blindado:
    El pelotón de reconocimiento del batallón está equipado con 7 vehículos semiorugas ligeros (251/1 y 251/5). Como sucede con los pelotones ligeros dentro de los batallones y regimientos ligeros, debido a su debilidad, el operar con este pelotón es imposible. Por este motivo el pelotón de reconocimiento no ha sido utilizado nunca por delante de los Tiger. En cambio, en manos del jefe táctico y gracias a su movilidad y fiabilidad, este pelotón ha sido un excelente medio de reconocimiento y protección de los laterales de los Tiger. Cuando en algunos casos los Tiger han sido empleados durante la noche sin el apoyo de la infantería, el pelotón de reconocimiento ha servido como protección de cercanía de los Tiger. El llevar a cabo este tipo de funciones es para el pelotón de reconocimiento, gracias a la buena posibilidad de observación desde los vehículos semiorugas así como a sus dos flexibles ametralladoras, perfectamente posible.

    Cuando debido al fuego enemigo los vehículos no blindados de abastecimiento no han podido alcanzar los Tiger y estos, debido a la situación no han podido abandonar sus posiciones, el pelotón de reconocimiento ha sido utilizado con éxito para el aprovisionamiento de los Tiger con munición y alimentos.

    Al comparar el batallón con otros batallones Tiger equipados con Panzer IV en lugar de vehículos semiorugas, hay que destacar la fiabilidad de los semiorugas así como la posibilidad de abastecer a los Tiger, ambas funciones practicamente imposible de llevarse a cabo con Panzer IV. Basándose en las experiencias del batallón, en tiempos en los que este dispusiera de pocos Tiger operativos, la existencia de un pelotón de Panzer IV conduciría facilmente a que los Panzer IV no fueran empleados en su prevista función sino en primera línea. El resultado son bajas extremadamente altas y la pérdida de la mayoría de los Panzer IV.

    Resumiendo puede afirmarse que el pelotón de reconocimiento, con su equipación actual de siete vehículos semiorugas, ha cumplido con todas las expectativas y, entre otras razones debido a que estos vehículos son más aptos para proteger concoyes de suministro, se prefieren antes que un pelotón de Panzer IV.


  4. Pelotón de exploración:
    El pelotón de exploración ha vuelto ha demostrarse es imprescindible para los mandos del batallón. La única condición que debe de cumplirse es que esté equipado con vehículos aptos para las características del terreno ruso. Motocicletas son totalmente inservibles. La equipación con Volkswagen fijada en las tablas de organización y material (Kriegsstärkenachweisung) es ideal pues estos vehículos, ademas de su mayor robustez y mejores características campo a través, son más faciles de reparar y mantener que las motocicletas. Resultaría más lógico el equipar a los conductores de Volkswagen y motos con metralletas en lugar de carabinas, pues las segundas, cuando son necesitadas, no se encuentran siempre a mano.

    El pelotón de exploración del batallón está organizado del siguiente modo:

    Grupo jefe (Führungstrupp):
    1 Volkswagen
    2 motocicletas pesadas

    3 grupos:
    cada grupo con 2 Volkswagen
    cada grupo con 1 motocicleta pesada


  5. Pelotón de defensa antiaérea:
    El pelotón de defensa antiaérea, equipado todavía en base a la vieja tabla de organización y material con 6 cañones antiaéreos Flak 38, ha cumplido con las expectativas (7 derribos certificados). Sería ideal su equipación con cañones autopropulsados. Un factor primordial del pelotón de defensa antiaérea dentro de un batallón independiente continúa siendo la posibilidad de poder proteger varios objetivos de forma paralela. Por este motivo el batallón prefiere el que en el futuro se mantenga la equipación de seis Flak 38 (repartidos en dos medio-pelotones) a la nueva equipación con tres Flak-Vierling.

    Debido a que el batallón con su escuadra de combate, escuadra de mantenimiento, convoy de suministro avanzado, convoy de suministro I, convoy de suministro II así como dos pelotones taller, se encuentra repartido en siete diferentes posiciones, en ocasiones en un radio de hasta 100 km, con la actual equipación solamente pueden ser protegidos dos objetos frente ataques aéreos.

    Por este motivo el batallón ha seguido el ejemplo del s.Panzer-Abteilung 502 y ha reclamado al Ejercito la asignación de un pelotón ligero de antiaéreos, de un batallón de antiaéreos del ejercito (Heeresflak-Abteilung) ó bien de un batallón de antiaéreos (Flak-Bataillon).


  6. Pelotón de comunicaciones:
    Debido a que los tanques de mando del batallón son constantemente utilizados como vehículos de combate, durante largos combates ha sido necesario el aliviar a los cargadores (que en estos vehículos ejercen a la vez como operador de radio 2). En estos casos se ha introducido un sexto miembro de la tripulación como cargador. Su integración en el compartimento de combate no ha supuesto ningún problema.


  7. Escuadra para organización y abastecimiento (Staffel f. Verwaltung u. Nachschub):
    El parque de automoviles se ha visto reducido en un 25 % debido a bombardeos y ataques de artillería. La partición de la escuadra de combustible así como de la escuadra de munición en pequeños grupos independientes ha resultado práctica. Las tablas de organización y material para los mandos de las escuadras y jefes independientes de la escuadra de combustible y munición (posiciones G) debería de ser renovada.


  8. Pelotón de recuperación:
    El pelotón de recuperación dentro de un batallón Tiger es todavía enormemente importante. Para aliviar durante las dificiles y largas operaciones a los fatigados remolcadores de 18 toneladas, el batallón dispone de un Tiger con una grieta en la bañera que es practicamente irreparable y cuya torreta se encuentra averiada y que ha operado con muy buen éxito como 'Tiger de recuperación' (Berge-Tiger).

    Los signos de fatiga en los remolcadores de 18 toneladas van haciendose notar. En ocasiones, debido a las constantes roturas del enlace transversal donde se encuentra montado el acoplamiento del enganche de remolque, han tenido que emplearse hasta cuatro remolcadores simultaneamente para recuperar un vehículo. Para reforzar el enlace trasero se ha atornillado y soldado en el taller una chapa de acero de 25 mm de grosor (Reichsbahn) sobre él. Para estabilizar el enlace se han soldado adicionalmente refuerzos transversales entre el enlace y los travesaños longitudinales. Los soportes delanteros han sido sustituidos por perfiles de hierro reforzado en forma de 'U'. Durante el remolque sobre terreno no asfaltado ha quedado demostrado que los enganches de remolque no son suficientemente móviles, lo que provoca enclavamientos laterales y conduce a menudo a roturas de la charnela.

    Ante la imposibilidad de que se nos asignen nuevos remolcadores de 18 toneladas, el batallón cree que es absolutamente necesario el suministro con piezas de recambio (véase anexo 3 del capítulo II).


  9. Compañía taller:
    La compañía taller ha cumplido plenamente con las expectativas puestas en ella. El reparto de trabajos entre sus dos pelotones y la escuadra de mantenimiento de la compañía del estado mayor no puede juzgarse pues la escuadra de mantenimiento se encuentra todavía en camino.

    El batallón señala la posibilidad de comandar al taller del batallón a maestres de fábrica así como especialistas estacionados en el recientemente creado batallón Tiger en la patria. De esta forma se podría asegurar una instrucción y familiarización con las necesidades y el mantenimiento del Tiger de una forma mucho más rápida a la que puede alcanzarse mediante comandos estacionados en fábricas en Alemania.

Comentario final


El batallón es plenamente consciente de la actual necesidad de que un batallón Tiger opere de forma paralela en diferentes posiciones. Este batallón, el más antiguo y el que más tiempo se encuentra operando sin pausa, se ha adaptado organizativamente a esta realidad.

Aún y así el batallón, haciendo referencia a propuestas formuladas en el pasado, reclama su asignación dentro de un Cuerpo Acorazado (Panzer-Korps) pues es practicamente imposible aguantar de forma indefinida una cantidad de cambios de asignación como las sufridas en el periódo del que aquí informa (2 armadas, 4 cuerpos y 12 divisiones en el transcurso de 46 días). Durante el periódo en el que el batallón estuvo asignado al III.Panzer_Korps el batallón operó de la forma correcta, logró sus mayores éxitos y sufrió las menores pérdidas y bajas totales.


Ir a comienzo de página