Recopilación de informes procedentes del frente ruso y africano sobre las experiencias realizadas en combate entre comienzos de 1942 y 1943 con el Tiger (I). En el Panzerlehrgang Paderborn, junto con el de Sennelager, eran formadas las futuras tripulaciones del Tiger. Este tipo de documentos, procedentes y redactados desde el frente, suponían una valiosísima fuente de información sobre el vehículo.

Panzerlehrgang Paderborn, 28.05.1943



Recopilación de informes sobre las experiencias de combate realizadas con el Tiger así como posibles directivas para ser utilizadas durante la instrucción y uso del vehículo



  1. Formación e instrucción
  2. Transporte
  3. Marcha
  4. Preparación de operaciones
  5. Dirección de combate
  6. Suministro
  7. Uso del taller
  8. Pelotón de exploración, ingenieros, antiaéreos y comunicaciones


Se reproducen diferentes informes procedentes del Panzer-Abteilung 501 desde Túnez (18.03.1943), del Panzer-Abteilung 503 durante los combates en Rostow (12.4.1942) así como las experiencias personales del Hauptmann Lange como jefe del 2./502 más tarde 3./503, y del Oberstleutnant Grix como ayudante (Adjutant) del Panzer-Abteilung 502.



I. Formación e instrucción

El Tigre, el mejor y el más valioso tanque alemán, precisa de soldados con la máxima experiencia. El comandante, el artillero y el conductor deben de ser hombres con una larga experiencia en el campo de los tanques. Personal reciclado procedente de otras armas y rangos son totalmente inadecuados para operar con este tanque.

El tiempo hasta ahora empleado por las unidades Tigre para la instrucción en todos los campos ha sido demasiado corto. Es absolutamente necesario el disponer de un mínimo de tiempo, especialmente para la instrucción de los grupos de combate (Kampfstaffeln), grupos de mantenimiento (I-Gruppen) y del taller (Werkstatt). Debe de hacerse todo lo posible para que una vez una unidad haya recibido su último Tiger, ésta disponga todavía de entre tres y cuatro semanas para adquirir experiencia y seguridad en su trato con el Tiger. Todo tipo de prisas conducen a la falta de éxito en el combate ó bien a la temprana pérdida del tanque debido a la falta de conocimientos técnicos, como ha podido comprobarse ya en la práctica. Existe ademas el peligro de que ante fallos provocados por la tropa debidos al insuficiente conocimiento del vehículo, esta los confunda con problemas de fiabilidad y técnicos, algo que podría provocar la pérdida de confianza en el Tiger.

Instrucción individual: El comandante, el artillero y el cargador, incluso en estado sonámbulo, deberán de manejar sus equipos y armas a la perfección y estar capacitados para resolver cualquier tipo de problema que en ellos se pudieran producir, naturalmente siempre que esa reparación pueda ser llevada a cabo por la tripulación. Apreciar distancias, apuntar, reconocimiento y elección de objetivos así como la interacción entre la tripulación no pueden nunca entrenarse lo suficiente. Un capítulo especialmente importante es el del servício de reconocimiento de tanques (Panzererkennungsdienst). Debido a que el combate entre tanques generalmente se produce a grandes distancias, la tripulación debe de poder reconocer con rapidez y seguridad a sus más peligrosos oponentes. Conocimientos balísticos, uso táctico de la munición, elección correcta del arma así como conocimientos sobre sus efectos son la condición previa para lograr el éxito total. Del comandante debe de exigirse conocimientos tácticos y sensibilidad en cualquier tipo de situación. Evaluación previsória del terreno y del enemigo, capacidad para leer mapas y buena orientación, en principio requerimientos obvios, son en la práctica totalidad de los suboficiales, incluidos los jovenes oficiales, requisitos que estos todavía no disponen. Especialmente para comandantes del Tiger son estos puntos de gran importancia. Requisito obligatório para el conductor del Tiger es una larga experiencia de combate como conductor de tanques ligeros. Solamente los conductores que dispongan de una extremada sensibilidad podrán estar a la altura del delicado Tiger. Durante la instrucción los conductores deberán de realizar largas marchas, especialmente sobre terreno no asfaltado, campo a través. Los conductores y los grupos de mantenimiento (I-Gruppen) deberán de ser instruidos durante la formación técnica de forma que estos puedan llevar a cabo la mayoría de reparaciones, exonerando así al taller, que solamente debería de encargarse de reparaciones mayores. Para el cargador y el radiotelegrafista son válidas las directivas generales de instrucción.

Debe de emplearse más tiempo en la instrucción de los conductores de tanques y camiones y por lo tanto tambien debe de invertirse más combustible. Es una cuestión de rentabilidad: se invierte más tiempo y combustible en la instrucción ó bien se pierden vehículos tempranamente por fallos de conducción. Se vuelve a insistir: el 90% de los kilómetros recorridos durante la instrucción deben de realizarse campo a través. Quien sabe conducir campo a través tambien puede conducir sobre asfalto.

Instrucción en grupo: Aquí son válidos los mismos principios que existen para unidades de tamaño medio. Hoy en día es absolutamente necesario el entrenar con el Tiger los conceptos "adelante" y "hacia el enemigo". En ningún caso el largo brazo del 8,8 cm KwK debe de provocar un estancamiento y situación estática. Unicamente el movimiento conduce hacia el éxito. Debe de practicarse con frecuencia el tiro, tambien durante el crepúsculo. Deberán de usarse tambien los sistemas lanzaderas de niebla para que las tripulaciones se familiaricen con ellos. Deberán de realizarse marchas nocturnas y la toma de posiciones sobre mal terreno. Toda la instrucción debería de llevarse a cabo sobre terreno en muy malas condiciones.


II. Transporte

La carga del Tiger en vagones de ferrocarríl a través de rampas de cabeza ó laterales no supone ningún problema. En invierno debe de prestarse especial atención a la limpieza de las cadenas, pues en caso de que estas se congelen la pérdida de tiempo durante el cambio de cadenas puede ser muy importante. Durante el proceso de carga y cambio de cadenas en Rusia cada transporte precisa como mínimo de un remolcador de 1 tonelada ó bien una grúa giratória de 3 toneladas para mover las cadenas. En caso de que no se pueda asegurar este equipo para cada transporte, el remolcador y una grúa del transporte anterior será adoptado por el siguiente para la realización del cambio de cadenas; el último transporte se encargaría del transporte de este equipo. Para el proceso de cambio de cadenas en Rusia se precisan por transporte (3 Tiger) y dependiendo del nivel de formación de la tropa entre 5 y 10 horas. Cuando los vehículos son cargados en la patria deberá de prestarse atención de que sean entregadas las bridas correctas para las ruedas de rodadura así como un suficiente número de tornillos y arandelas de seguridad. La descarga de Tiger averiados e inmovilizados a través de rampas laterales es imposible, a través de rampas de cabeza fijas extremadamente difícil. En estos casos se suelen utilizar dos vagones tipo SSyms que son movidos y frenados por una locomotora hacia la rampa de cabeza. Es muy importante que la locomotora pueda frenar eficazmente los vagones. El Tiger es remolcado a través de los dos vagones Ssyms por un primer remolcador; un segundo remolcador apoya al primero. En caso de disponerse de una rampa lateral adicional un tercer remolcador remolca el Tiger lateralmente. En caso de que el Tiger se encuentre totalmente inmóvil y ademas no se disponga de una rampa lateral, el tercer remolcador apoyará a los dos primeros.


III. Marcha

El Tiger no puede realizar largas marchas en combinación con grandes formaciones de combate. Esto es válido y de forma muy especial en zonas donde el terreno no haya sido explorado con antelación: puentes, vados de ríos, etc. pueden suponer negativas sorpresas para el Tiger y poner en peligro la fluidez de la marcha del grupo de combate entero. En recorridos explorados con antelación y sobre cortas distancias (30 Km) la conexión de unidades Tiger con otros grupos de combate es posible. Con el fín de no desgastar su motor y su cambio de marchas el Tiger debería de marchar idealmente por carreteras libres de tráfico. Deben de evitarse largas marchas pues estas conducen a una gran pérdida de material. Hasta este momento no se han sufrido averías en Tiger nuevos; una vez los vehículos han superado el límite de 100 Km es cuando las largas marchas dejan sus huellas. Durante las marchas no deberá de superarse una velocidad de 20 Km/h. Tras 20 Km deberán de realizarse pausas para la revisión técnica, en terreno difícil como máximo cada hora.

Para evitar bajas ante ataques aéreos por sorpresa la tripulación entera no deberá encontrarse en el exterior del tanque. Por tanque deberá de asignarse a un miembro de la tripulación como vigilante del cielo y que ademas se encargará de controlar la aparición de posibles averías técnicas (pernos de las cadenas que sobresalen, etc.). El observar el vehículo delantero, debido a la gran cantidad de polvo generado, no será en la mayoría de casos posible.

Siempre que sea posible deberán de evitarse las marchas nocturnas. Cuando estas marchas sean por motivos tácticos inevitables, deberán de realizarse durante el crepúsculo. Velocidad máxima durante la noche 10 Km/h. Es absolutamente necesario el apoyo del comandante al conductor a través del sistema de comunicación de a bordo. En casos de emergencia el comandante deberá de tomar posición sobre la escotilla del conductor y darle ordenes directamente.

Cualquier tipo de marcha deberá de ser preparada concienzudamente. Cualquier pausa, cualquier descanso deberá de ser empleado para ampliar la exploración del terreno, realizar mapas de los diferentes trayectos ya explorados con puentes, vados de ríos, etc. de forma que en cada momento exista una visión general sobre la viabilidad de los diferentes trayectos. Las exploraciones del terreno no deben de limitarse a los trayectos que conducen hacia el enemigo sinó que deberán de abarcar todas las direcciones. Tras cualquier variación climática es necesaria la realización de nuevas exploraciones, esto es especialmente importante durante el invierno. Los resultados de las diferentes exploraciones deberán de ser comunicadas al puesto correspondiente del que dependan las operaciones en marcha. Trayectos de montaña, con todas las dificultades que estas comportan, deberán de ser cuidadosamente explorados. Siempre que sea posible deberán de evitarse terraplenes helados y curvas en pendiente, pues la recuperación de un Tiger sobre este tipo de terreno es extraordinariamente complicado. Caminos de troncos masivos pueden ser utilizados, siempre y cuando estos dispongan de una ancho suficiente. Debe de tenerse en cuenta que la circulación de Tiger por este tipo de trayectos estorba e incluso puede impedir temporalmente su uso para el abastecimiento de otras unidades. Los tacos invernales de las cadenas (Winterstollen) en su actual forma no mejoran el agarre y por lo tanto no impiden que el tanque resbale lateralmente.

Los órganos de exploración deben de ser educados a no permanecer siempre en las carreteras, especialmente en Rusia deben de moverse tambien fuera de ellas.

Ha quedado comprobado que los puentes que en invierno son circulables debido a la función portante del hielo, en primavera y verano no necesariamente lo son. Con ayuda buena madera y puentes de guerra de 24 toneladas los puentes pueden casi siempre circularse. Puentes cortos, de poca altura y con reducida capacidad de carga pueden casi siempre ser atravesados tras haber sido explorados. En referencia a todos los puentes los siguientes puntos deberán de tomarse siempre en cuenta:

Parar el vehículo como mínimo 5 metros antes del puente. Colocar el vehículo de forma que al atravesar el puente no sea necesario el realizar cambios de dirección. Se precisa en cualquier caso una persona que dirija al conductor delante del vehículo. En caso de existir serias dudas sobre la capacidad de carga del puente, el resto de la tripulación, excepto el conuctor, deberán de abandonar el tanque. Durante todo el trayecto sobre el puente deberá de encontrarse solamente un vehículo sobre él. Mientras el vehículo se encuentre sobre el puente no deberá de cambiarse de marcha y se deberá de circular muy lentamente; no acelerar hasta encontrarse 5 metros tras el puente, en caso contrario podría dañarse su dique.

Al remolcar Tiger con Tiger deberán de alargarse los cables de remolque al triple de su largo. Tiger que marchan solos deberán de ser acompañados por un Volkswagen ó bien moto con sidecar con el fín de regular y dirigir el tráfico.

Al final de cada unidad se encuentra la posición del grupo de mantenimiento (I-Gruppe) con sus componentes rápidos y móviles. Siempre que sea posible y la unidad disponga de especialistas en motores y cajas de cambios, estos serán asignados al grupo de mantenimiento, de esta forma pueden ser reparadas pequeñas averías sobre el terreno, evitando así el remolque y translado del vehículo a los talleres.


IV. Preparación de operaciones

Las operaciones de batallones pesados precisan de una cuidadosa preparación. Una vez se ha ordenado la realización de operaciones deberán de tomarse posiciones lo más pronto posible. Con el fín de asegurar en todo momento una orientación previsora es absolutamente necesaria la continua comunicación entre el comandante de los Tiger y el centro de control superior (höheren Kommandostelle). Operaciones de contragolpe dentro de un frente estático permiten al batallón llevar a cabo profundas y meticulosas exploraciones del terreno dentro del posible escenário de las operaciones. La totalidad del terreno, incluidas rutas de marcha, deberán de ser exploradas teniendo en cuenta la estación del año y el clima. Tras la realización de cualquier misión de exploración se entregará un informe escrito así como mapas al puesto superior pertinente. Los mapas deben de reflejar claramente dónde es posible el operar y dónde no; de igual modo deben de incluirse en los mapas campos de minas própios y estos deben de complementarse continuamente. En caso de disponer del tiempo necesario todos los miembros de la escuadra de combate (Kampfstaffel), en cualquier caso los comandantes, deberán de examinar los datos sobre el terreno de operaciones. Deberá de establecerse contacto con el resto de unidades. De forma personal o bien mediante entrenamientos deberá de dejarse claro qué es lo que el Tiger puede y qué es lo que el Tiger, debido a su peso ó a las características del terreno, no puede.

En operaciones móviles la exploración del terreno se limitará al estudio de imágenes aéreas y mapas. La posición de espera deberá de encontrarse relativamente avanzada para así disponer de un mayor radio de acción frente al enemigo. La zona de la posición de espera deberá de tomarse, dependiendo de las distancias a recorrer, entre 12 y 24 horas antes del início de las operaciones. Este tiempo es necesario para así poder realizar pequeñas reparaciones de averías. Para repostar y amunicionar se precisa el doble de tiempo necesitado en Panzer III y IV. La sustitución de una de las ruedas de rodadura interiores, incluso disponiendo de un gato hidraúlico y personal con experiencia, precisa de un mínimo de 10 horas. La asignación de granaderos subordinados así como la toma de contacto con las unidades vecinas deberá de producirse tambien durante este periódo de tiempo. En caso de no respetarse estos tiempos la experiencia muestra que el planeado início de las operaciones para el amanecer se retrasa hasta el mediodía. Enlaces de comunicaciones con puestos superiores así como con unidades subordinadas deben de establecerse tambien durante este periódo de tiempo. Los jefes de abastecimiento deben de recibir sus ordenes, sus posiciones así como misiones especiales.


V. Dirección de combate

La tropa es generalmente de la opinión de que el Tiger es capaz de todo. No se dispone de la comprensión de que un nuevo diseño todavía puede disponer de debilidades, debilidades que solo pueden ser correjidas en base a las experiencias realizadas en combate así como a su contínuo desarrollo. El cañón y su blindaje son formidables. Existe el peligro de que por este motivo, cuando son subordinadas, las unidades Tiger deban de asumir misiones que podrían ser llevadas a cabo sin ningún problema por unidades de tanques ligeros ya existentes. Las todavía raras unidades Tiger deben de ser la última reserva del jefe de tropa: situadas tras el centro de gravedad del combate, cuando todos los medios restantes hayan fracasado, entrarán en acción para decidir el combate. El lema debe de ser: "El Tiger es el ariete en el ataque y el parachoques en el centro de la defensa." Debe de asegurarse mediante ordenes superiores que el Tiger no actúe nunca bajo nivel de compañía y solamente en los casos arriba descritos.

El Inspector General ha expresado su opinón sobre este tema de la siguiente forma:

"La unidad Tiger es el arma más valiosa dentro del grupo acorazado. Su uso continuado como punta de lanza la desgasta de forma prematura, pues sufrirá graves pérdidas causadas por minas, disparos y las dificultades del terreno. Sus variables posibilidades de uso resultan en su uso permamente. El mantenimiento técnico es insuficiente y el Tiger sufre averías. La compañía no dispone entonces de su total capacidad de combate durante las operaciones decisivas."

La misión principal del Tiger es el combate de tanques, la lucha contra búnkers y cañones anticarro pesados. Tambien para el Tiger es válida la consigna de operaciones en masa. Dos o tres Tiger dentro de un grupo de tanques ligeros podrán tener éxito, pero serán puestos rapidamente fuera de combate, pues los Tiger se encuentran en primera posición y atraeran la totalidad del fuego enemigo sobre sí. Debe de buscarse siempre que sea posible el ataque sobre un ancho frente y en este caso tambien habrán de respetarse las consignas válidas para los tanques ligeros. El largo brazo del KwK 8,8 cm no debe de conducir a un combate estático así como limitar las acciones a la de dar protección de fuego, el Tiger tiene que dirigirse contra el enemigo, romper el frente y destrozarlo.

Operaciones en pantanos deben de evitarse por regla general. Este tipo de operaciones deben de ser llevadas a cabo por los cañones de asalto en estrecha cooperación con la infantería. Lo mismo es válido para combates en terrenos boscosos. Combates en grandes ciudades no pueden ser siempre evitados; en estos casos los Tiger operarán unicamente a lo largo de carreteras y calles principales y anchas y solamente en estrecha cooperación con tropas de asalto que deberán de asumir la protección de sus laterales, cubriendo así los ángulos muertos del KwK.

El comandante del Panzer-Abteilung 501 opina lo siguiente en referencia al combate en montaña:

"En terreno montañoso es correcto el mantener a los Tiger como fuerza de asalto móvil, para así cuando el frente haya sido roto, en combinación con los granaderos perseguir al enemigo y evitar que este pueda volver a hacerse fuerte en una nueva posición. Los Tiger peuden utilizarse de forma individual a lo largo de carreteras principales con el fín de destruir armas pesadas, pero siempre en muy estrecha cooperación con tropas de montaña situadas a ambos extremos de la carretera. En este caso el Tiger puede por lo tanto asumir funciones que normalmente corresponderían a la Artillería de Asalto. Aún y así este tipo de misiones solamente serán asumidas cuando no se disponga de cañones de asalto".

Misiones de protección y defensa continuada en primera línea deben de rechazarse por regla general. Se debe de disponer de un mínimo de tiempo para el mantenimiento técnico del Tiger.

La potencia del cañón de 8,8 cm conduce en ocasiones a que el Tiger sea empleado como la artillería contra objetivos muy lejanos. Este tipo de uso, debido a los problemas de abastecimiento de munición, debe de ser una excepción.

La cantidad de munición de 99 proyectiles de 8,8 cm puede ser elevada sin nigún problema y sin que ello suponga problemas de espacio hasta los 100 - 115. La relación entre proyectiles perforantes y de fragmentación deberá de elegirse de forma previsória dependiendo del tipo de operación a llevar a cabo. En cualquier caso debe de asegurarse el abastecimiento de munición en relación 1:1.

El en ocasiones muy efectivo uso de niebla es en la práctica es muy poco utilizado. En base al futuro equipamiento de un batallón acorazado pesado, solamente el pelotón de reconocimiento (Aufklärungszug), armado con Pz.IV, dispondrá de esta posibilidad, al menos mientras no se desarrolle para el 8,8 cm un proyectíl de niebla. Los equipos lanzadores de niebla del Tiger solamente sirven para el camuflaje del vehículo, p.e. para atravesar campos de minas ó bien para el remolque de vehículos averiados bajo la observación del enemigo.

El KwK de 8,8 cm tiene efectos y una potencia extraordinária. La distancia de tiro más ventajosa se sitúa hasta los 2.000 m. En Rusia p.e. un Tiger, bajo buenas condiciones de visibilidad y desde una posición elevada, con un total de 18 proyectiles perforantes y de fragmentación, destruyó 5 T-34 y un cañón antitanque de 7,62 cm. En Africa se han destruido 'General Sherman' a las siguientes distancias: 3.400 m, una limpia perforación frontal hasta la caja de cambios; a 600 m, perforación de entrada y de salida. El resto de tanques enemigos pueden ser perforados sin ningún problema. Las tripulaciones están muy satisfechas con el cañón.

Exceptuando el cañón anticarro americano de 5,7 cm, el blindaje del Tiger, frontal y lateralmente, hasta este momento se ha mostrado seguro contra todas las armas anticarro del enemigo, incluidos cañones anticarro de 7,5 cm alemanes capturados por los rusos. Las perforaciones con el cañón de 5,7 cm se han producido en los laterales de la bañera y de la torreta. Como consecuencia de disparos (cañón de 7,62 cm, etc.) se han producido graves daños como atascamientos del mantelete, montaje de bola de la ametralladora, rotura de tornillos de la torreta y del cañón así como averías en el sistema de comunicación de a bordo, radiotelegrafía y eléctrico y que han conducido en muchas ocasiones a la pérdida temporal del Tiger. Disparos del cañón de 7,62 cm a muy cortas distancias han causado grietas en la plancha de blindaje del conductor ó en el mantelete. Los fusiles anticarro rusos que pueden dejar fuera de combate de combate al Panzer III y IV no suponen para el Tiger ningún peligro; a muy cortas distancias sus proyectiles penetran un máximo de 40 mm en el blindaje. Disparos con fusíl anticarro contra el visor del conductor han provocado dañós en el bloque de vídrio (Kinonblock); disparos directos contra él nuy probablemente lo penetrarían completamente, por lo que en combate el visor debe de mantenerse lo más cerrado posible. Nisiquiera disparos directos contra la rueda tractora con cañón de 7,62 cm han causado siempre la pérdida del vehículo. Todas las escotillas deberán de mantenerse en combate siempre cerradas; la tapa abierta de la escotilla del comandante, si es alcanzada por un proyectíl, es destrozada y proyectada hacia interior de la torreta. Ha quedado demostrado que el enemigo dispara de forma puntual contra las zonas más débiles. Visor del conductor, visores de observación, cúpula del comandante y espacio entre torreta y bañera han sido atacados de forma masiva.

En Rusia todavía no se tienen experiencias con minas enemigas. Desde Africa se informa de que el Tiger es relativamente inmune a los efectos de las minas. No se dispone todavía de datos específicos.


VI. Suministro

Debido al elevado consumo de combustible del Tiger, el elevado número de munición y recambios de grandes dimensiones así como la necesidad de disponer de piezas de recambios especiales, convierten el capítulo de suministro y mantenimiento de las unidades Tiger en un capítulo especialmente importante. El jefe del puesto de suministro debe de estar siempre en contacto con el comandante del batallón Tiger y estar al día sobre todos sus deseos y necesidades. Es la comunicación personal imposible (durante el combate) deberá esta de llevarse a cabo por radio.

Generalmente deberá de diferenciarse entre el suministro en un frente estático y el suministro durante el proceso de ataque.

El suministro en un frente estático es más sencillo, pues se pueden crear de forma previsória almacenes. Durante un ataque progesivo las exigencias planteadas a los diferentes puestos de suministro son muy importantes. Deberán de aprovecharse gasolineras ferroviárias. Debido al elevadísimo consumo de combustible debe de disponerse de suficiente volumen de barríles. Dos bombas de combustible con mangueras en cada camión son necesárias para poder repostar dos Tiger a la vez. La conocida como "escuadra de cercanía" ("Nahstaffel"), encargada del suministro en el puesto de mando (en ella se encuentran vehículos de suministro de combustible y munición, cocinas de campaña, un camión de mantenimiento por compañía así como una parte de los vehículos con munición de la escuadra) deberá de disponer de vehículos todoterreno para poder operar en todo tipo de terreno. Debido al gran peso a transportar se precisan 4 camiones de 1/2 tonelada.


VII. Uso del taller

Un pelotón (Zug) de la compañía taller (Werkstattkompanie) opera como base fija de mantenimiento, idealmente en la cercanía de una estación ferroviária y de una buena carretera. Este pelotón debe de estar bien camuflado y tiene que estar capacitado para operar con material pesado. Naves cerradas con suelos planos y firmes son indispensables para poder realizar relajadamente trabajos de soldadura durante la noche así como para poder llevar a cabo largos trabajos de reparación independientemente del clima. Como solución provisional grandes tiendas de campaña han dado buenos resultados. Este pelotón-taller (Werkstattzug) se mantendrá en una misma posición hasta que los trayectos de remolque de tanques averiados sean demasiado largos. El pelotón-taller restante seguirá muy de cerca a la escuadra de combate (Kampfstaffel). Algunos especialistas pertenecientes a la compañía taller serán asignados a los grupos de mantenimiento (I-Gruppen) de las compañías. En relación al mantenimiento deberá de ser válida la siguiente consigna: pequeñas averías serán reparadas por los grupos de mantenimiento (I-Gruppen); averías medias serán reparadas por el pelotón-taller (Werkstattzug) móvil; averías graves y que precisan de mucho tiempo para ser reparadas serán asumidas por el pelotón-taller estacionário.

La asignación de Tiger a talleres destinados a unidades de tanques ligeros es, debido a la falta de conocimientos, de piezas de recambio así como de herramientas especiales, imposible. Es absolutamente necesario el almacenar piezas de recambios para Tiger en los almacenes de campaña. La tropa debe de disponer como mínimo de un motor y una caja de cambios de repuesto.

El jefe del pelotón de recuperación (Bergezug) recibe sus ordenes directamente del comandante del batallón. Generalmente para cubrir las exigencias de una compañía Tiger bastan 5 remolcadores de 18 toneladas, es decir 15 remolcadores en un batallón formado por tres compañías. Para remolcar un Tiger bastan generalmente 3 remolcadores, en terreno helado se precisan solamente 2. En terreno difícil (nieve, barro, etc.) se han necesitado en muchas ocasiones para el remolque entre 6 y 8 vehículos y 2 para frenar el Tiger. Durante la retirada del sector sur se remolcaron durante distancias que superaron los 150 Km, Tiger con Tiger. Debido a la pérdida por sobrecarga de la mayoría de remolcadores esta fué la única posibilidad de remolcar los Tiger inmovilizados. En el campo de batalla y dentro del campo de tiro del enemigo no se deben de arriesgar los Tiger innecesariamente. El pelotón de recuperación debe de encontrarse siempre cerca de la escuadra de combate (Kampftstaffel).


VIII. Pelotón de exploración, ingenieros, antiaéreos y comunicaciones

Pelotón de exploración (Erkunderzug)
En Rusia el uso de motos en el pelotón de exploración no ha tenido éxito. Para operaciones de exploración de larga duración, urgentes y bajo cualquier clima es el equipamiento de este pelotón con Volkswagen absolutamente necesario. Sobre el uso de motos con cadenas (Kettenkrad) no se disponen todavía de datos. Sería conveniente el equipar a todos los pelotones de exploración con un vehículo anfíbio (Schwimmwagen). Debido a las multiples taréas y a las contínuas operaciones es necesario el transporte de grandes cantidades de alimentos, combustible y todo tipo de equipo. Esto solamente es posible en combinación con el Volkswagen.

Pelotón de ingenieros (Pionierzug)
El pelotón de ingenieros debe de reforzarse y para poder cumplir con su función y poder seguir al batallón, ser equipado con vehículos de transporte de tropas (Mannschaftstransportwagen). Búsqueda y limpieza de minas, eliminar barreras, creación de pasos transitables y reforzar puentes son funciones para los que este pelotón no está en la actualidad suficientemente equipado. Se precisan urgentemente cargas explosivas de mayor potencia, p.e. para volar por los aires vehículos perdidos totalmente en combate. El equipamiento de un vehículo anfíbio (Schwimmwagen) en el pelotón ha tenido gran éxito.

El pelotón antiaéreo (Flakzug)
El pelotón antiaéreo precisa cañones antiaéreos autopropulsados de 2 cm para estar en todo momento listo para actuar. La protección aérea debe de concentrarse en los dos pelotones del taller así como el generalmente dividido puesto de suministro, es decir, en total cuatro puntos. En la actualidad el pelotón antiaéreo no puede cumplir esta función.

El pelotón de comunicaciones (Nachrichtenzug)
Con el fín de permitir la comunicación entre las diferentes unidades integradas en las operaciones, el batallón debe de poseer 1 ó 2 puestos de radio (Funkstelle). El equipo de onda media utilizado en el Tiger permite durante las operaciones solamente el tráfico de voz (el grabar, escribir y el encriptar los mensajes es para un solo hombre en el tanque demasiado complicado). Si el batallón dispone de un vehículo de radiocomunicación (Funkwagen) el comandante puede comunicarse con las compañías y con el vehículo de radio por banda VHF (UK-Band). El vehículo de radiocomunicación utiliza la banda de onda media con el resto de unidades, división ó cuerpo de ejercito. Las ordenes alcanzan el vehículo de radiocomunicación y desde él son dirigidas al comandante por banda VHF. El ingeniero de comunicaciones en el vehículo de radio, tras recibir un mensaje, ó bien lo dirige por tráfico de voz y banda VHF al comandante ó bien se lo entrega personalmente y en forma escrita al vehículo de mando (Befehlswagen). En este caso es necesario que el puesto de radio se encuentre en un vehículo de transporte de tropas para que éste pueda seguir el ataque de los tanques y superar terreno difícil. En batallones independientes es necesaria la existencia de dos puestos de radio. En estos casos puede prescindirse del equipo de onda media en los vehículos de mando.

La actual equipación con sistemas de comunicación telefónica es insuficiente.

Para asegurar la difícil comunicación con la infantería es absolutamente necesario el incorporar por compañía dos radiotelegrafistas de campaña (Feldfunksprecher). Durante las operaciones en Rostow mediante este equipo complementário se hicieron dentro del 3./503 muy buenas experiencias.

Ir a comienzo de página