Informe redactado en Octubre de 1943 por el comandante de la 16. Pz.Gren.Div. en base a las negativas experiencias vividas con la Tiger-Abteilung 506 en la cabeza de puente de Saporoshje (véase este informe). El informe contiene una série de principios a mantener por la infantería cuando ésta opera en conjunto con los tanques Tiger.

16. Panzer-Grenadier-Division, puesto de mando, el 4.10.1943

En referencia a: Cooperación con tanques Tiger


En base a las experiencias realizadas junto al Tiger-Abteilung 506 en la cabeza de puente de Saporoshje doy a conocer lo siguiente:
  1. La propaganda ha situado al Tiger como un ariete invulnerable. Desgraciadamente esto no es cierto. El ruso dispone desde hace algún tiempo de una munición especial para combatir el Tiger, mediante la cuál le es posible con el T-34 ó con cañón anticarro de 7,62 cm destruirlo frontalmente a partir de los 500 metros, lateralmente y por su parte trasera hasta los 1500 metros. - De este modo el Tiger tiene que atenerse a los mismos principios de lucha tácticos que el resto de tanques y cañones de asalto - . Los tiempos, como los de la pasada primavera, en los que el Tiger podía exponerse al fuego de los tanques enemigos mientras disparaba tranquilamente contra ellos sin que le sucediera nada en absoluto, desgraciadamente han pasado. Durante sus cortas operaciones en la cabeza de puente de Saporoshje el Tiger-Abteilung 506 ha sufrido graves pérdidas.

    6 Tiger perdidos por impacto directo y posterior incendio.
    Perforación completa del blindaje a aproximadamente 1000 metros.
    1 Tiger destruido por T-34 a aproximadamente unos 200 metros; el vehículo pudo ser recuperado.
    Al finalizar el ataque del 26.9., durante el cuál el batallón operó con 9 Tiger, ninguno de estos se encontraba operativo.

  2. El motor del Tiger todavía no funciona correctamente. Debido al extremadamente alto peso del tanque los motores sufren un gran número de averías. - Si un Tiger sufre una avería técnica y este queda immovilizado en el campo de batalla, su recuperación plantea unas dificultades extraordinarias -.

  3. Los movimientos del Tiger, debido a su lentitud y su gran peso así como a las dificultades en puntos de transición, deben ir precedidas de una cuidadosa exploración anterior. La marcha así como la puesta a punto del Tiger es mucho más difícil y dura tres veces más que en otros tanques y cañones de asalto.

  4. Los Tiger tienen una altura de aproximadamente 3 metros. Son unas cajas enormes que nunca pasarán desapercibidas de los observadores enemigos y que atraen automaticamente todo tipo de fuego enemigo. Las ordenanzas rusas indican que es difícil destruir un Tiger; ahora bien, estos pueden ser anulados y paralizados disparando contra ellos con todo tipo de armas como artillería, lanzagranadas, cañones anticarro, fusiles antitanque, etc. Al explotar los proyectiles alrededor de los tanques y debido a la gran formación de polvo y humo, los Tiger no pueden ni observar ni disparar. Los rusos realmente se atienen a esta directiva, con éxito. En cuanto un Tiger aparece en el campo de batalla es atacado por fuego enemigo por todas direcciones. Por este motivo es totalmente inapropiado durante el ataque el combinar la infantería con los Tiger. La infantería es paralizada por el fuego enemigo dirigido al Tiger y sufre necesariamente graves pérdidas. Durante el ataque los movimientos del Tiger y los de la infantería tienen que ser independientes y separados!

  5. La fortaleza del Tiger reside en el gran alcance de su cañón y no en su blindaje. Por este motivo el Tiger debe de atacar desde una buena posición, siendo para él totalmente irrelevante si el enemigo se encuentra 300 metros más cerca ó más lejos. Lo realmente decisivo y más importante es una posición de fuego camuflada y fuera del nivel de visión del enemigo.

  6. El lento y poco maniobrable Tiger no es apto para luchar en el campo de batalla contra la infantería. Para este tipo de combate le falta rapidez, maniobrabilidad así como la posibilidad de avanzar y retroceder rapidamente. Tacticamente tampoco es apto para enfrentarse a la infantería. - Por estos motivos el Tiger en ningún caso puede ser considerado como un tanque de apoyo a la infantería.

    En caso de utilizarse unicamente Tiger para atacar y penetrar una posición de infantería, cañones antitanque ó artillería enemigos, el ataque solamente podrá tener éxito si operan gran cantidad de Tiger en diferentes oleadas ó grupos, protejiendo los unos a los otros sus laterales y espalda. - Es decir, en este sentido los Tiger están sujetos a los mismos principios tácticos que otros tanques.

  7. En el caso de que el Tiger apoye un ataque de la infantería el lema debe de ser: El Tiger apoya el ataque mediante fuego directo y a grandes distancias. El Tiger debe de disponer de total libertad de movimiento así como libertad de variar su posición de fuego en base al enemigo ó la situación en cada momento. La infantería atacante debe de separarse de la posición de fuego del tanque de forma que esta no se vea afectada por el fuego concentrado contra el Tiger. Se debe de tener en cuenta que el Tiger no puede verse sometido de forma ilimitada al fuego enemigo. La masa de proyectiles disparados contra él provoca a la larga muchos daños en su sistema de tracción, cañón, visores, etc. pudiendo conducir a su pérdida ó immovilización.

    Debe de igual forma de tenerse en consideración el sufrimiento de las tripulaciones del Tiger detrás del blindaje al verse sometidos a una concentración masiva de fuego enemigo sobre ellos. Cualquier operación supone para ellos una dura prueba. Por este motivo las tripulaciones Tiger no pueden ser lanzadas diariamente al combate. - Indepedientemente de este hecho, los tanques precisan de un especial mantenimiento y reparación para asegurar su operatividad. - Cualquier ataque con apoyo de los Tiger debe de ir precedido de un cuidadoso estudio del terreno así como de planificación con los jefes de infantería de las operaciones de ataque; en este sentido se debe de dar gran importancia a la opinión de los comandantes responsables de los Tiger. Un plan de ataque que no haya sido planeado con precisión conduce generalmente a su fracaso y a elevadas pérdidas, no solo entre los Tiger sinó tambien entre la infantería.

Por este motivo ruego a todos los oficiales, pero especialmente a todos los comandantes de batallón y de regimiento, que cuando se coopere con los Tiger se tengan en cuenta al pie de la letra los principios y normas aquí expuestos. Es en su própio interés y de esta forma evitarán fracasos y bajas.


Ir a comienzo de página