Ante la práctica exclusión de la Artillería de Asalto en favor del Arma Acorazada del reparto de los escasísimos vehículos blindados antiaéreos existentes, a partir de Diciembre de 1944 en la escuela de cañones de asalto de Burg se realizaron pruebas con chásis de Panzer III y torretas de 'Wirbelwind' y 'Ostwind' (véase este documento). Tras la realización de varios prototipos, en Marzo de 1945 la Artillería de Asalto decide asumir por cuenta própia la producción de un tanque antiaéreo con torreta de 'Ostwind' en base al chásis III. En este documento datado el 05.03.1945 el Heereswaffenamt, a petición del General de la Artillería, comunica a la Panzerkomission el que se compruebe la posibilidad de desviar un determinado contingente de material reservado para el Programa de Emergencia con el fín de producir las torretas de 'Ostwind' necesarias.

Nota: En este documento puede leerse cuál fué la decisión de la Panzerkomission
Oberkommando des Heeres Wa A

Dirigido al Hauptausschuss Fahrzeuge, Hauptgruppe Panzer, Sr. Dir. Krömer.

En relación a: Torretas para tanque antiaéreo sobre chásis III


El General de la Artillería reclama para la protección de las unidades de cañones de asalto contra ataques aéreos la equipación de estas unidades con tanques antiaéreos. Todos los tanques antiaéreos desarrollados hasta este momento han sido diseñados en base al chásis IV. Las pruebas realizadas en la Escuela de Cañones de Asalto de Burg confirman que es posible incorporar en el chásis III la torreta del 'Ostwind' con Vierling de 2 cm ó bien cañón de 3,7 cm sin la necesidad de realizar grandes modificaciones en ellas.

El General de la Artillería reclama la rápida entrega de 90 de estas torretas. 18 torretas pueden ser desviadas de los actuales pedidos de 'Ostwind', de forma que solamente 72 torretas adicionales deberían de ser fabricadas y por lo tanto deberían de ser contingentadas. Debido al reducido peso de contingente (aproximadamente 2 toneladas por torreta) así como al hecho de que todavía disponemos de planchas de metal de 16 mm M8 ó L80, se solicita que se compruebe si las torretas faltantes podrían ser encargadas.

Los chásis serán desviados del contingente destinado a cañones de asalto de la Artillería y tambien podrían ser empleados chásis de vehículos no operativos pendientes de reparación. Se dispone todavía de los necesarios blindajes frontales así como de cojinetes de bola para la torreta procedentes de talleres de mantenimiento y reparación. El AHA se ha comprometido a entregar los cañones.


Ir a comienzo de página