Este documento fué presentado junto al 'Anexo 1' en un informe del Inspector General de la Fuerza Acorazada datado el 17.07.1943. En este informe se listan los defectos técnicos del Panther Ausf. D aparecidos tras su bautismo de fuego durante la 'Operación Zitadelle'.

Experiencias individuales sobre las operaciones con los Panther

Armamento:

Cañón  Su puntería y su potencia son buenas. Hasta el 10.07. se han destruido 140 tanques enemigos. La distancia media ha sido de entre 1500 - 2000 m. Se ha logrado destruir un T-34 a 3000 m.

Debido a impactos de fusíl antitanque en el tubo, algunos cañones han quedado fuera de combate (abombamiento del interior del tubo).

la visión del comandante a partir del tercer disparo se vé dificultada por los gases de la polvora, pues estos le hacen llorar los ojos (los tubos de observación todavía no estaban disponibles!). El necesario abastecimiento con tubos de cañón incluido mantelete de recambio no puede cubrirse con los vehículos puestos fuera de combate. Se precisa abastecimiento.

Ametralladoras: Han funcionado generalmente muy bien. En ocasiones y debido al estiramiento de los cables 'Bowden' han bloqueado. Al parecer el material de los cables 'Bowden' no es bueno. En ocasiones la plancha guía de las cintas de munición para las ametralladoras se ha doblado.

Botes de niebla: Ha quedado demostrado que son totalmente inservibles, pues son destruidos facilmente por fuego enemigo. El desarrollo de un sistema de niebla útil tiene que acelerarse.

Blindaje:

La zona frontal del Panther todavía no ha sido perforada por armas anticarro enemigas. Proyectiles de 7,62 KwK que han alcanzado verticalmente el mantelete tampoco han conseguido perforarlo.

Los laterales del Panther han sido perforados a distancias superiores a los 1000 m. Tanto la torreta como los laterales inclinados y las zonas verticales laterales del blindaje han sido perforadas por 7,62 PaK y KwK. En la mayoría de estos casos el Panther se ha incendiado, probablemente debido a la gran cantidad de polvora que contienen los proyectiles transportados.

Propuesta: Reforzar rapidamente el blindaje lateral en la série; siempre que sea posible mediante un reforzamiento posterior incluso en los vehículos ya entregados.

El Panther es en gran medida resistente a fuego de artillería. Unicamente impactos directos sobre el techo del chásis y de la torreta con un calibre superior a 15 cm han tenido secuelas al penetrar parcialmente y deformar el blindaje. Impactos de menor calibre contra la cúpula del comandante así como el blindaje del techo no han tenido consecuencias.

Puntos débiles:

Los tapones para M.G. han sido alcanzados (probablemente proyectiles de 4,5 cm) y proyectados hacia el interior de la torreta, matando al comandante y al cargador. Su cono de cierre ha de ser reforzado.

La portezuela redonda en el lateral izquierdo de la torreta se ha fragmentado tras ser alcanzada directamente (probablemente 7,62 Pz.Gr.) dejando a la tripulación fuera de combate.

Se teme que un proyectíl de cañón anticarro que impacte en la parte inferior del mantelete, pudiera desviarse hacia abajo, perforar el techo y penetrar en el compartimento de combate. Se debería estudiar el reforzar el blindaje del techo del compartimento.

Efecto de las minas:

Durante los primeros días se perdieron aproximadamente 40 Panther por el efecto de minas enemigas. Generalmente se han dañado 4 - 6 eslabones de cadena así como 2 - 4 ruedas. En algunos vehículos se han doblado brazos oscilantes. En algunas ocasiones se han dañado las ruedas tractoras ó las tensoras. En ocasiones aisladas la munición transportada bajo el suelo de la torreta se ha incendiado, produciendo una llamarada que ha provocado el incendio del vehículo entero. Hay que encontrar una solución a este problema. Por todos estos motivos: Hay que seguir trabajando en el desarrollo de medios utiles para la limpieza de minas ó bien de su neutralización.

Equipo de la torreta:

Han existido dificultades para cerrar la cúpula del comandante cuando el vehículo se encuentra inclinado así como para abrirla cuando el vehículo se ha incendiado. Con el objetivo de evitar bajas hay que encontrar una mejor solución. Las escotillas del conductor y del radiotelegrafista tambien se han atascado de tal modo que no ha sido posible para estos miembros de la tripulación el abandonar el vehículo.

Las guías lineales de las ópticas generalmente han aguantado. Solamente en un caso se ha comunicado que la guía se ha deformado. Es absolutamente necesario un limpiador para la óptica pues el desmontarla en combate dura demasiado tiempo. Transmisión de aceite para el sistema de giro así como los visores telescópicos de la torreta han de ser 'nachgeschoben'.

Defectos técnicos del chásis:

La gran mayoría de los defectos técnicos han sido causados por bombas de gasolina defectuosas (dentro del Pz.Abt. 52 y solo hasta el 8.7 un total de 20 bajas). Probablemente se trate de un fallo en el material. Debido a fugas en la bomba de gasolina se forma un charco (de combustible) en el suelo del compartimento del motor, que en tres casos ha provocado un incendio y la pérdida total de los vehículos. El Panther se incendia facilmente cuando se encuentra extremadamente inclinado. En la mayoría de casos se ha logrado apagar el incendio ó bien el sistema de extinción automático ha sido activado.

Fallos en los motores:

El número de averías en los motores es en la actualidad extremadamente elevado. Dentro del Pz.Abt. 52 y solo hasta el 8.7 se han contabilizado 12 motores averiados. Tras varios días de operaciones el número de averías ha disminuido, razón por la que se cree que los motores no han sido suficientemente rodados.

Caja de cambios:

No se han producido graves averías en las cajas de cambio. Las modificaciones realizadas en Grafenwöhr han tenido al parecer éxito. Hasta el 8.7 dentro del Pz.Abt. 52 se han contabilizado 5 cajas averiadas.

Observaciones finales:

Los defectos aquí enumerados han sido dados a conocer al Ministro de Armamento y Munición (Reichsminister für Bewaffnung und Munition) así como a la Agencia de Armamento (Waffenamt).

Se han prometido soluciones.


Ir a comienzo de página