Informe de la 13. Panzer-Division redactado el 20.10.1943 y dirigido al AOK 6, donde se incluye un informe técnico sobre las primeras experiencias realizadas con el Panther por parte del I./Pz.Rgt.2 durante los combates defensivos en el área de Melitopol (Ucrania) durante Octubre de 1943. Esta unidad había recibido sus primeros tanques Panther a lo largo del mes de Septiembre.
A continuación se presenta un informe del batallón Panther I./Pz.Rgt.2. La división se posiciona de la siguiente forma:

  1. Se está de acuerdo con el contenido del informe.

  2. Debido a la dificil y urgente situación en el frente, a medida que los transportes estaban listos el batallón fué lanzado al combate gradualmente por compañías. Debido a la muy dificil y en parte crítica situación, el batallón no ha podido operar de forma conjunta en coordinación con los Panzer-Grenadiere. Una parte del batallón, incluso vehículos sueltos, tras haber realizado contraataques, han tenido que regresar a la línea principal de combate para apoyar a la débil infantería. La división así como los servícios superiores, son conscientes de que este tipo de operaciones contradicen los principios del uso de tanques, si bien debido a la situación esto no ha podido evitarse.

  3. A pesar del precipitado y en parte inadecuado tipo de operaciones, así como a la dureza de los combates, donde el batallón tuvo que enfrentarse ademas de contra todo tipo de tanques, contra cañones de asalto pesados y unidades antitanque y de artillería, el batallón ha operado con éxito.

    El batallón ha cumplido con las expectativas puestas en su dirección y su personal. Con su excelente cañón y su buen blindaje frontal, siempre que sea utilizado de forma correcta, el Panther es superior a todos los tipos de tanques enemigos.

    Los problemas técnicos que ha sufrido, los sufren tambien los Panzer III y Panzer IV.

    Unicamente el hecho de que el Panther se incendia muy facilmente, es algo que necesariamente debe de mejorarse.

    A continuación puede leerse el informe del I./Pz.Rgt.2





Informe sobre las experiencias obtenidas en las operaciones entre el 9 y el 19.10.1943


  1. Instrucción táctica
    La debido a las circunstancias necesariamente muy corta instrucción con el tanque no ha tenido consecuencias negativas. Esto ha sido así porque las unidades todavía disponen de un 50 % de comandantes y tripulaciones con experiencia en el Frente del Este. Dentro de este grupo de viejos, los nuevos jovenes se han acoplado de forma extraordinariamente eficaz y han podido así paliar su inexperiencia rapidamente. Los muchos jovenes conductores, en parte muy escasamente instruidos, han cumplido con las expectativas y con gran entusiasmo y de forma independiente han intentado mantener sus vehículos operativos. La existencia de jefes de pelotón y comandantes con experiencia ha sido en cualquier caso determinante.

  2. Formación técnica previa en el Reich
    Durante los cursos de formación, en parte de varias semanas de duración, no se les ha dado a los conductores y mecánicos de tanques lo que en sus futuras funciones van a necesitar. Así por ejemplo ha sucedido que soldados con gran actitud y disposición han sido empleados durante varias semanas en un solo tipo de trabajo, por ejemplo en el montaje de ruedas, siendoles así imposible el obtener una visión general sobre la función y el diseño del Pz.Kpfw. V. En muchos casos un curso de menos duración bajo una dirección experta hubiera dotado a estas personas de mejores y fundamentales conocimientos. Las posibilidades para ello han existido en todas las fábricas.

  3. Defectos tecnicos en la automoción
    1. Motor: Las juntas de culata se queman. Rotura de bielas. Rotura de ejes de la bomba de aceite.

    2. Engranajes de reducción: Los tornillos especiales de las grandes ruedas dentadas del engranaje de reducción se rompen. Las tapas de las carcasas se sueltan, no poseen puntos de soldadura, por lo que se produce una pérdida de aceite. Pérdida de aceite tambien al aflojarse los tornillos de fijación del engranaje de reducción con la pared lateral del tanque.

    3. Accionamiento de los ventiladores: Avería del cojinete de rodamiento superior del ventilador. Escasez de lubricación, a pesar de que se indica el nivel de aceite correcto. Por este motivo se avería el accionamiento, y a menudo de forma paralela, el embrague de los ventiladores.

    4. Transmisión transversal
      Fugas en los simmering, probablemente debido a un desplazamiento del eje principal.

    5. Engranaje intermedio
      El cojinete es empujado hacia el lado del motor. El soporte del cojinete es arrancado en dirección a la bomba Teves (Tevespumpe)

  4. Defectos técnicos en la torreta
    1. Compresor para el sistema de soplado del tubo: A menudo problemas con la lubricación del disco del embrague que se agarrota, lo que impide el correcto funcionamiento del sistema de soplado del tubo.

    2. Accionamiento hidroestático (Böhringer Sturmölgetriebe): Rotura del árbol de transmisión usado para accionar el engranaje hidroestático ante la mínima sobrecarga de la torreta.

    3. Sistema de giro de la torreta: El anillo moldeado, montado en el sistema de giro, no soporta la presión de la torreta causada por una colisión ó disparo. El anillo se rompe y el acoplamiento de fricción falla y no puede ser ajustado.

    4. Contacto eléctrico de seguridad: El eje del contacto eléctrico de seguridad se rompe a menudo en el asiento para el anillo de retención.

    5. Sistema de rechazo para casquillos de MG: Ante el menor descuido de la tripulación del tanque, el tubo metálico se enrolla y queda inservible. Lo mismo sucede con el tubo metálico para la aspiración, desde el contenedor de vainas hacia el ventilador.

  5. Blindaje
    El blindaje frontal del Pz.Kpfw. V es muy bueno. Los proyectiles del calibre 7,62 cm penetran frontalmente con menos profundidad que proyectiles perforantes de 4,7 cm. Solamente se ha perdido un vehículo al ser alcanzado en su zona frontal, en este caso por un proyectíl de artillería de 15,2 cm, que produjo una grieta en la bañera. El conductor y el radiotelegrafista no sufrieron heridas. Practicamente todos los vehículos del batallón han sido alcanzados por proyectiles de 7,62 cm en su blindaje frontal, sin que en ningún caso se viera limitada la operabilidad del tanque. En un caso el mantelete del cañón fué totalmente penetrado por un proyectíl de 4,7 cm disparado por un cañón anticarro a una distancia de aproximadamente 30 metros, si bien sin consecuencias para la tripulación. En claro contraste, el tanque es muy delicado por sus laterales. En una ocasión el blindaje lateral de la torreta ha sido perforado completamente por un proyectíl de un calibre aparentemente menor: un núcleo duro de aproximadamente 1,5 cm perforó por completo el blindaje. La bañera de otro tanque fué tambien perforada totalmente por un proyectíl de calibre menor. Estas bajas se produjeron en combates urbanos ó bien combates sobre terreno con mucha vegetación, donde no existía una protección de los débiles flancos. Un impacto de artillería en la zona frontal de la plancha delantera inferior, reventó todas las soldaduras hasta la mitad del vehículo así como un trozo de la plancha delantera superior y de la plancha lateral en forma de estrella, levantándolas varios centímetros. Esto produjo una grieta hasta la parte trasera de los engranajes reductores laterales. Se supone que las soldaduras de las gruesas planchas blindadas no son lo suficiente profundas.

    Los faldones (Schürzen) han cumplido con las expectativas. Sus soportes son demasiado débiles y su posición poco práctica. Debido a que se encuentran a una distancia del tanque de aproximadamente 8 cm, los faldones son arrancados facilmente por ramas y pequeños arboles.

  6. Sistema de rodamiento y cadena
    No se han producido averías en los nuevos sistemas de rodamiento. Practicamente todos los vehículos han sufrido daños en su sistema de rodamiento producidos por impactos de artillería (fragmentación). Granadas de artillería y de fragmentación han agujereado una rueda por completo, dañado tres ruedas más y partido varios eslabones de cadena por la mitad. Granadas de 4,7 y 7,62 cm perforan sin problemas la cadena pero no inmovilizan el vehículo. En todos los casos estos vehículos han podido abandonar el campo de batalla. Marchas rápidas sobre largas distancias sobrecargan en exceso los anillos de goma, que se sueltan de la rueda.

  7. Armamento
    Las prestaciones del cañón son excepcionales y, partiendo de la debida supervisión, las averías sufridas han sido mínimas. Un KW-I ha sido destruido frontalmente a una distancia de 600 metros; a una distancia de 800 metros se ha destruido un cañón de asalto de 15,2 cm. Para combatir objetivos cercanos, especialmente cuando las armas de la torreta no están disponibles, es absolutamente necesario el volver a montar la ametralladora del radiotelegrafista en un soporte de bola.
    Impactos en el mantelete provocan la rotura de los prismas de las miras telescópicas 12. El consumo de objetivos de conversión para la mira telescópica 12 es muy elevado. Se necesita una mayor reserva. Se precisa un medio para evitar empañamiento. Las toallitas 'Klarinel' (Klarineltücher) faltan a menudo y son dificiles de conseguir.

  8. Nueva cúpula del comandante
    La nueva torrecilla para el comandante ha funcionado correctamente. Desgraciadamente no dispone del aguijón de puntería que hasta ahora ha facilitado la labor del comandante. Los tres periscópios delanteros debieran de estar algo más juntos los unos de los otros. La observación a través de los periscópios ha sido buena, pero imposible con los prismáticos. Los periscópios del conductor y del radiotelegrafista han de hermetizarse mejor, pues el agua de la lluvia penetra y dificulta seriamente la visión. Impactos en la torreta inutilizan los periscópios de la cúpula. Se precisa una mayor reserva de periscópios.

  9. Mecanismo de tiro de emergencia
    Sería conveniente el mover el mecanismo de tiro de emergencia del suelo giratório de la torreta al lateral para que éste pudiera ser actuado con la mano. En el suelo de la torreta este mecanismo está demasiado expuesto.

    Radio
    La comunicación por radio dentro del tanque así como entre los diferentes vehículos ha sido buena. En varios vehículos se han producido cortocircuitos en los anillos colectores, averías que no siempre han podido repararse elevando el accionamiento hidroestático. La posición donde se encuentra la caja de comunicación 20 (Bordsprechkasten 20) no es la correcta y puede ser dañada muy facilmente. Sería conveniente el montarla junto al soporte de la tapa, bajo el receptor I. La caja de comunicación tipo 20 produce un ligero silbido. La tensión nominal de los condensadores es demasiado baja. Interferencias acústicas producidas por la caja de cambios a partir de la 5. marcha son recibidos por el micrófono y estorban la comunicación. Propuesta: Deben de emplearse micrófonos menos sensibles. El consumo de tubos para la caja de comunicación 20 es muy alto, pues cada vez que el vehículo es alcanzado estos se rompen. El conseguir los tubos de reserva en la zona de operaciones es difícil. Hasta el momento se han tenido que sustituir 60 tubos defectuosos. El ventilador sobre el cargador provoca interferencias en la radio.

    Escasez de piezas de recambio:
    Especialmente cajas tipo 20, conectores entre el anillo colector y la caja tipo 50, micrófonos Kmf-b.

    En relación al equipo de radio del tanque de mando (Panzerbefehlswagen), el batallón es de la opinión que es absolutamente necesario el incorporar adicionalmente un Fu2 de onda ultracorta. La falta de vehículos blindados con radio (Panzer II ó vehículos semiorugas) en unidades asociadas al batallón y dependientes de él, ha sido una gran desventaja.

  10. Recuperación
    Los remolcadores de recuperación (Bergeschlepper) han funcionado a la perfección. En terreno seco basta con uno para recuperar un tanque. En el peor de los terrenos embarrados bastan dos remolcadores para recuperar un tanque. Hasta este momento cada remolcador ha recuperado un total de veinte tanques y recorrido un trayecto total de 600 Km. Los tanques de recuperación (Bergepanzer) son utilizados por el batallón solo fuera del radio de acción del fuego enemigo, aproximadamente hasta las posiciones de artillería. Basándose en las experiencias del batallón sería conveniente el operar con un total de 4 tanques de recuperación, incluso a costa de renunciar de 2 tractores de 18 toneladas (18t Zugmaschinen). El equipamiento de los tanques de recuperación con radio ha funcionado muy bien pues así pueden dirigrise durante el combate. En terreno seco bastan 2 tanques de recuperación para remolcar un tanque, pero en terreno mojado y embarrado 4 remolcadores son insuficientes. Los trayectos de remolque son de una media de 500 Km.

    Al recuperar el Panther se ha comprobado que el para el remolque necesario gancho en U con perno atornillado, es demasiado delicado. Sería conveniente no dotar el perno con una rosca, pues tras el primer remolque el perno se deforma y la rosca es inservible.

  11. Pelotón de zapadores (Pionierzug)
    En el difícil sector de la división y con el fín de combatir infantería enemiga así como de eliminar nidos de resistencia, el uso de zapadores transportados en vehículos semiorugas ha funcionado perfectamente. Un grupo de zapadores logró en tan solo media hora la captúra de 300 prisioneros. En el casco urbano de Melitopol y a falta de otros zapadores, un grupo de zapadores del batallón fué usado con gran éxito para demoler torres de agua así como altos edificios.



  12. Por último puede comentarse que con el Pz.Kpfw. V la tropa dispone de un excelente vehículo, no solo desde un punto de vista armamentístico, sinó tambien en lo referente a su maniobrabilidad. Su disponibilidad se vé desgraciadamente limitada debido a los problemas arriba descritos. Así por ejemplo, el batallón se lanzó el 16.10 al ataque con 31 vehículos. A pesar de no haber recorrido grandes distancias, en unicamente 7 horas un total de 12 vehículos sufrió problemas técnicos y fueron baja para el resto de los combates. La disponibilidad media del batallón entre el 9.10 y el momento en que se redacta este informe es de unos 22 vehiculos diários. Las bajas entre los comandantes, en comparación con el resto de los tripulantes, son extremadamente altas. Motivos: Fácil penetración del blindaje lateral de la torreta y fragilidad de la cúpula de tambor del comandante contra proyectiles de artillería, etc.

    Bajas:
    Heridos: 3 oficiales y 8 suboficiales y tropa.
    Muertos: 2 oficiales y 11 suboficiales y tropa.

    Victorias:
    Se han destruido:
    46 tanques enemigos.
    4 cañones de asalto.
    28 cañones anticarro.
    15 cañones de infantería y lanzagranadas.
    26 fusíles anticarro.

    Pérdidas:
    8 tanques perdidos. Todos por acción del fuego enemigo. 6 totalmente incendiados y abandonados en el campo de batalla, 2 canibalizados en los talleres de campaña.


Ir a comienzo de página