Informe de la 2./Panzerjäger-Abteilung 128 en referencia a los efectos de los proyectiles disparados por el cañón anticarro de 5 cm Pak 38 sobre tanques soviéticos durante las operaciones de la denominada como 'segunda batalla de Járkov'.

Nota:
En la sección de 'Beutepanzer' puede leerse otro informe de la 2./Panzerjäger-Abteilung 128 datado en Junio de 1944 en referencia a las experiencias vividas con T-34 y SU-85 capturados y en servício dentro de esta unidad.


2./Panz.Jäger.Abt.128

En referencia a: Informe sobre experiencias

Dirigido al Panzerjäger-Abteilung 128



Informe sobre los efectos de penetración del Pak 38
durante las operaciones en Bereka y Dudkowka entre el 12. y el 20.5.1942



Durante los combates en Berewka, en parte contra tanques superpesados, la 2./Panz.Jäger.Abt.128 perdió practicamente su completo material, 8 cañones y 7 armones. La Compañía es de la opinión que el motivo han sido los insuficientes efectos del 5 cm Pak 38.

Durante los días 13. y 15.05.1942 y en el transcurso de repetidos ataques de tanques pesados y superpesados se dispararon más de 1500 proyectiles: 1280 proyectiles Pz.Gr.38 y aproximadamente 220 proyectiles Pz.Gr.40. De estos proyectiles un mínimo de 1000 alcanzaron sus objetivos. El resultado final de estos dos días han sido 14 tanques destruidos: 1 KW II, 5 T-34, 8 modelos medios no identificados; 2 KW II fueron dañados.

El KW II destruido fué abatido bajo circunstancias extraordinariamente favorables pues fué alcanzado en su debilmente blindada plancha inferior del chásis cuando el vehículo se encontraba atravesando un pequeño bache. Sobre el resto de tanques superpesados no se ha observado ningún tipo de efecto de los disparos. En relación con la munición empleada puede llegarse a la conclusión final que por tanque destruido se han precisado 107 disparos del Pak 38. A pesar de que esta cifra ofrece una imagen distorsionada, pues ademas de los 14 tanques destruidos se disparó tambien sobre muchos otros tanques que no fueron dañados, es un hecho que un tanque medio o pesado solo puede ser destruido mediante un altísimo consumo de munición.


Los combates en Dudkowka ofrecen una imagen más positiva pues aquí la Compañía se enfrentó a tanques más ligeros (T-26, Mark II y T-34). El resultado final en relación con la munición consumida es aquí de entre 15 y 20 proyectiles por tanque destruido.


Esto significa que contra los tanques medios y pesados que el enemigo emplea en la actualidad el poder de penetración del 5 cm Pak 38 es totalmente insuficiente, pues en la mayoría de casos no es posible el realizar una tan elevada cifra de disparos antes de que el tanque haya alcanzado la posición de tiro.


Efectos de la Panzer-Granate 40:
Los efectos de la Pz.Gr.40 a cortas distancias sobre tanques medios y pesados han sido satisfactorios; sobre tanques superpesados no se ha podido observar ningún tipo de efecto. La Pz.Gr.40 ha causado en muchas ocasiones averías en el sistema de carga que no han podido ser reparadas por parte de los servidores del cañón. Estos problemas han conducido en 3 ocasiones a la pérdida total del cañón.

Efectos de la Panzergranate 38:
Su uso no ha provocado problemas en el cañón, pero sus efectos perforadores sobre tanques pesados y medios no satisfacen. No se ha logrado en caso ningún caso perforar el blindaje frontal.

Efectos de la Sprenggranate:
Efectos satisfactorios sobre objetivos no blindados.


Conclusión:
Para el combate efectivo de ataques acorazados se precisa o bien de una munición de 5 cm con un mucho mayor poder de penetración, o la equipación de las compañías cazacarro con un pelotón pesado armado con cañones de un mayor calibre.


Ir a comienzo de página