Extracto de un informe presentado por la Organisationsabteilung (III) el 10.12.1943 donde se valora la situación en Alemania a finales de 1943 en el sector del combustible así como de los metales.

Situación del sector del combustible a comienzos de Noviembre de 1943


A) General:
La situación del combustible, partiendo de la premisa de que las condiciones del transporte entre Rumania y Alemania mejorarán, puede considerarse como segura. Las existencias procedentes de producción própia e importación han cubierto en los meses pasados el consumo. No ha sido posible el crear una reserva.

Debido a que 1/3 de la producción total procede del extranjero y la mitad de la producción alemana procede del Ruhr, ha sido necesario el introducir graves recortes. El planeado aumento en 1/3 de millón de toneladas anuales para cumplir con las crecientes exigencias de la Luftwaffe no se ha podido cumplir.

Siempre que no se sufran graves daños por ataques aéreos y mientras no varíe la situación en los Balcanes en contra de Alemania, el suministro de combustible para 1944 puede darse como seguro.

B) Detalles:
La producción total del Reich en 1943 se cifra en 7,6 millones de toneladas.

I. Producción en Alemania
  1. Natural
  2. Petroleo. Total 180.000 toneladas por mes

  3. Producción sintética e hidrogenación

  4. Combustibles para carburadores
    Las instalaciones son utilizadas casi en su totalidad para la creación de combustible para volar. Su rendimiento es de 170.000 toneladas por mes. Durante 1944 se prevee elevar la producción de 90.000 toneladas por mes a comienzos de año hasta 250.000 toneladas mensuales a finales de año.

    Fuelóleo (sintético)
    La producción es de 85.000 toneladas por mes. Debido a que el consumo de fuelóleo, tras haber desaparecido la flota italiana, se ha reducido fuertemente y al hecho de que Rumania puede suministrar cualquier cantidad, se ha planeado una reorientación hacia otros combustibles.

    Otros combustibles
    Los restantes tipos de combustibles utilizados como aditivos ó para fines especiales son muy importantes pero no influyen debido a su poca cantidad.

    Peligros
    Hasta el momento se ha cumplido con la producción planeada. No han existido problemas de tipo técnico. Pequeñas pérdidas producidas por ataques aéreos han podido compensarse.

II. Importación
  1. La producción rumana se reduce lentamente pero de forma constante (de más de 7 millones de toneladas por año en 1937 a 5 millones de toneladas justos en el año 1942). A largo plazo hay que contar con que las fuentes se consuman totalmente. La producción actual se situa alrededor de las 400.000 toneladas por mes. El país precisa para consumo própio 100.000 toneladas por mes. Las restantes 300.000 toneladas por mes, tras la desaparición de Italia, son para Alemania. Desde hace tiempo Alemania no paga sus compras mediante divisas, sino unicamente con entregas de material militar.

  2. La producción húngara se situa en 600.000 toneladas por año, de las cuales un 70% son entregadas a Alemania. El resto es para el consumo própio. Hungria dispone en la zona vecina al plano de Viena de grandes yacimientos de petroleo, cuya explotación basandose en experiencias previas duraría como mínimo dos años.

  3. La producción en Galícia es de 300.000 toneladas al año. La mayor parte de esta producción es destinada a Alemania.

III. Consumidores
  • La Wehrmacht consume un total de 410.000 toneladas mensuales

  • Otros consumidores 120.000 toneladas mensuales

  • La Luftwaffe debido al programa de defensa de la patria (Heimatverteidigungsprogramm) ha elevado su previsión de consumo para 1944 hasta las 120.000 toneladas mensuales

  • La Marine debido al reinício de la guerra submarina ha elevado su previsión de consumo para 1944. No se dispone todavía de cifras exactas.

  • El sector civíl ha sido reducido hasta el absoluto mínimo y no puede reducirse más. En caso de producirse situaciones especiales (servícios de emergencia) deberán de asignarse contingentes adicionales de combustible. La asignación de combustible para la agricultura posee especial importancia.

  • Exportaciones solamente se han realizado a Suiza, que a cambio ha puesto a nuestra disposición su flota de carga entera estacionada en el Danubio.

  • Posibilidades de ahorro no son existentes. Cualquier baja producida en la producción tendrá consecuencias más ó menos importantes en el rendimiento de sus destinatários.


Situación económico-militar a mediados de Noviembre de 1943


A) General:
La situación no ha variado sustancialmente. Aún y así se han sufrido cada vez más dificultades por:
  1. Pérdida de mano de obra por la acción H-H (200.000) y la movilización.

  2. Ataques aéreos

  3. Los acontecimientos en el sur del Frente del Este (paralización de la entrada de hierro y manganeso del arco del Dnjepr, retrasos en los transportes de regreso de vagones cisterna, vainas, etc, tensa situación en el sector del transporte).

  4. Sequía en los últimos meses (pérdida de energia procedente de las centrales hidroeléctricas y problemas con el transporte por el Danubio).

  5. Desarrollo del balance del comercio exterior (escasez de divisas).
El departamento de planificación (Planungsamt) de Kehrl interviene cada vez más en la planificación militar del espacio europeo dominado por Alemania.

En el futuro la mayor amenaza seguirán siendo los ataques aéreos así como una posible variación de la situación política en los Balcanes, el mayor suministrador de metales no ferrosos. Los acontecimientos en Italia, debido a la obtención de capacidades adicionales de acero así como de material de guerra, hasta el momento han tenido efectos positivos. Ante la difícil situación actual no es posible predecir qué consecuencias económicas tendrán estos efectos, especialmente desde que por decisión del Führer se ha ordenado el que el territorio italiano sea considerado como un estado soverano.

B) Detalles:
  1. Acero y hierro
    La producción de acero en los últimos meses no ha variado y se sitúa en 2,9 millones de toneladas mensuales frente al máximo alcanzado anteriormente de 3,2 millones de toneladas mensuales y los 4 millones de toneladas mensuales reclamados por el Führer. Adicionalmente se dispone de 160.000 toneladas mensuales de acero crudo de producción italiana. Debido a la incertidumbre sobre si será posible alcanzar un aumento de la producción hasta las planeadas 3,5 millones de toneladas mensuales, se ha reorganizado el sector del hierro. Por este motivo Speer tiene previsto a partir del 1.1.1944 el frenar extraordinariamente el sector de la construcción.

    La importación de minerales de los países ocupados así como de países extranjeros neutrales funcionó hasta Septiembre sin ningún problema: a partir de entonces la importación de minerales suecos comenzó a estancarse y la entrada de minerales del Djnepr se ha paralizado. El mineral de Kriwoi-Rog es especialmente valioso pues se trata de un mineral con bajo contenido de fósforo, un producto muy escaso en Alemania. Minerales ácidos son muy abundantes en Alemania.

  2. Metales no ferrosos
    En esta guerra, a diferencia de lo sucedido en la primera guerra mundial, el papel del acero es determinante. Alemania sufre una gran escasez de estos metales y es dependiente de las importaciones. La gran reserva de metales existente al comienzo de la guerra así como el "botín del oeste" han sido consumidas, por lo que Alemania depende totalmente de las importaciones.

    Una gran dificultad reside en el hecho de que los metales no ferrosos nos son entregados en el mejor de los casos como concentrado (primer proceso de fundición) y casi nunca puro en aleaciones. Es decir, estos metales han de ser fundidos nuevamente. Para este fín disponemos de 3 empresas siderúrgicas. La pérdida de solo una de estas empresas tendría gravísimas consecuencias. Inglaterra conoce el problema de fundición de metales alemán, pero se sobreestiman en gran manera el nivel de nuestras reservas. Se puede leer en muchos informes económicos ingleses sobre el milagro del metal alemán. No se sospecha de la debilidad de los pies sobre los que descansa este milagro.

    La reserva de minerales de estas empresas de fundición solo alcanzan para 4 - 5 meses. En el caso de manganeso para un año justo.

    Manganeso. El manganeso es el metal no ferroso que se precisa en mayores cantidades. Mensualmente se necesitan 65.000 toneladas de mineral. A comienzos de año las reservas alcanzarán para 10 meses. El consumo durante el pasado primer medio año ha sido de 9.500 toneladas mensuales, las importaciones han superado esta cifra por media en alrededor de 2.000 toneladas.

    Las mayores importaciones las ha recibido Alemania desde Nikopol. Debido a la situación militar estas importaciones se estancaron en Septiembre y a partir de Octubre se han paralizado totalmente. Las reservas almacenadas de mineral alcanzan para aproximadamente 11 meses. Mediante las medidas adecuadas y aceptando un emperoramiento de la calidad, podrían alargarse estas reservas hasta el año y medio. Se está tratando por todos los medios el encontrar otras fuentes.

    Cromo. Se precisan 10.000 toneladas mensuales de mineral ó bien 3.500 toneladas mensuales de cromo puro en aleaciones. Las reservas existentes en Alemania alcanzan para 1/2 año. En Italia se almacenan 80.000 toneladas de mineral y en Albania 30.000 toneladas. Del total de las existencias en la primera mitad del año 1943, Bulgaria ha entregado un 60% y Turquia un 20%. Turquia nos ha ofrecido para el año que viene 30.000 toneladas.

    La mayor dificultad para la asignación de cromo reside en el proceso metalúrgico, pues los hornos en Alemania solo alcanzan para 2.300 toneladas mensuales. Se está tratando el conseguir una compensación e incluso un aumento de la asignación actual a través de Italia.

    Wolframio. El suministro procede de minas alemanas en Portugal. Debido a las malas cosechas en Portugal es necesario el envío de alimentos para los mineros desde Alemania.

    Molibdeno. El suministro procede desde Bulgaria, Noruega y España.

    Níquel. Debido a la escasez cada vez más pronunciada de wolframio y molibdeno, se espera en un futuro no muy lejano poder sustituirlos por níquel. Se precisan 500 toneladas mensuales de níquel puro que es suministrado casi totalmente por Finlandia.

    El hecho de que las minas finlandesas se encuentren a solo 60 Km del frente es preocupante. Aún y así hasta el momento no se han producido pérdidas. Alemania solamente dispone de dos empresas metalúrgicas de níquel: una de ellas ha sido bombardeada, la otra dispone de una capacidad insuficiente. Las reservas de níquel alcanzan para 3 - 4 meses.

    El resto de metales no ferrósos no ha sufrido ninguna variación frente al último informe. Las reservas de cobre, cadmio y plomo alcanzan para 6 meses. Las necesidades de estos productos se cubren con las importaciones, exceptuando el plomo donde la situación empieza a ser grave.



Ir a comienzo de página