Documento redactado el 25.6.1944 (apenas tres semanas tras producirse la Invasión) donde se exponen las experiencias ganadas en el sector de la lucha antitanque en el Frente de Invasión en Normandía y donde se analizan tanto los métodos de combate de las fuerzas acorazadas aliadas, como los métodos de defensa alemanes. El documento viene acompañado de tres interesantes anexos: datos del "Sherman M4A4", datos técnicos del "Cromwell" así como una lista donde se enumeran los tanques aliados destruidos durante las primeras semanas de combates así como las armas y las unidades responsables de su destrucción.

Experiencias en la lucha contra tanques en el Frente de Invasión de Normandía



I. General

  1. Las experiencias en la lucha contra tanques aquí expuestas están fundamentadas en los combates contra la armada de invasión angloamericana durante las fechas 6.6. - 24.6.44. La gran mayor parte de los combates han tenido lugar sobre el típico terreno de la Normandía, en lo que podría definirse como una "guerra de arbustos" y que ha impuesto un sello especial tanto a las operaciones acorazadas del enemigo como a nuestras medidas de defensa. Por este motivo las experiencias ganadas aquí no pueden ser transferidas en su totalidad a otros escenarios de guerra.

II. El arma acorazada enemiga

  1. Servício de reconocimiento de tanques. Una posterior investigación de los comunicados hasta el momento recibidos referentes al arma acorazada del enemigo, ha concluido que una buena parte de los primeros comunicados han sido total ó parcialmente erróneos; esta experiencia se ha repetido en los diferentes frentes una y otra vez a lo largo de esta guerra.

    Los motivos han sido los siguientes:

    1. La mayoría de la tropa rechaza el servício de reconocimiento de tanques. Mientras los conocimientos sobre aviones enemigos y su estilo de combate son aceptados de forma unánime, los conocimientos específicos en el terreno de los tanques enemigos son entre los jefes y la tropa terriblemente escasos. En muchos estados mayores y en la tropa no se dispone de tablas de reconocimento de tanques (Panzer-Erkennungstafeln), no se conocen ó se encuentran totalmente anticuadas. Solamente con la ayuda de conocimientos teóricos no se pueden combatir los tanques enemigos, ahora bien, estos son necesarios para la adecuada preparación de medidas de defensa antitanque, un requisito muy importante en la medida en que las armas y los medios para su combate son muy limitadas.

      Una exagerada ó falsa concepción sobre el arma acorazada enemiga contribuye a crear un terror psicológico hacia estos tanques, terror que puede combatirse mediante el conocimiento adecuado. No es ninguna casualidad que la tropa así como los combatientes individuales que han logrado grandes éxitos en el combate anticarro dispongan en su totalidad de muy altos conocimientos sobre los tanques enemigos.

    2. La gran mayoría de informes sobre tanques enemigos no están basados en observaciones de la tropa sino en testimonios de prisioneros. A pesar de la importancia de este tipo de fuentes, estos informes no debieran de ser comunicados a la tropa hasta que hubiesen sido confirmados. La tropa solo debe de saber lo que para ella es absolutamente necesario, pero entonces de una forma exhaustiva.

    A. Tanques enemigos
    (véase tablas de reconocimiento Inglaterra-America; fecha 1.4.44)

  2. De los nuevos modelos de tanques enemigos solamente han podido ser confirmados:

    1. Tanque de crucero inglés de 27 toneladas MK VII "Cromwell"
    2. Versión mejorada del modelo americano de 29 toneladas "General Sherman" (M4A4).

    El tanque medio americano A4 "General Sherman", el "T-34 del Oeste", es el tanque más abundante e importante de los angloamericanos. Muchas de las unidades acorazadas inglesas están equipadas con él. Su nueva versión M4A4 (hasta ahora conocido como M4A1, 2 y 3) se diferencian de la primera série en lo siguiente:

    1. Armamento mejorado: un cañón de 7,62 cm KwK L/58 (?) en lugar del 7,5 cm KwK L/40 (un tubo del cañón más largo supone una mayor velocidad de salida del proyectíl, lo que se traduce en un mayor poder de penetración).
    2. Blindaje mejorado: Plancha frontal de 80 mm en acero laminado y 35° en lugar de 51 mm en acero moldeado y curvado. Paredes laterales 48 mm laminado y 90° en lugar de 39 mm moldeado y 90°.

    A pesar del refuerzo de su blindaje, el nuevo "Sherman" puede ser destruido con armas antitanque de 7,5 cm a distancias medias y altas, con cañón anticarro de 5 cm a distancias cortas. Balísticamente este tanque equivale aproximadamente al T-34. Para más detalles técnicos véase el anexo 2).

    El tanque medio inglés "Kreuzer-Pz.Kpfwg. VII "Cromwell" es una mezcla entre la torreta del Churchill y el chásis del Kreuzer MK VI Crusader. Su armamento está compuesto por un cañón de 7,5 cm KwK L35 (?), algunos vehículos disponen de un obús de 9,5 cm L18.
    Su blindaje es mucho más fuerte que el del Crusader pero mucho más débil que el del Churchill. El blindaje es de: frontal: 30 a 70 mm (90° laminado) Lateral: 30 y 25 mm (90°).

    Estas planchas blindadas pueden ser perforadas por todas las armas anticarro a partir de 5 cm. Balísticamente es más fácil de combatir que el Churchill. Para más datos técnicos e ilustraciones véase el anexo 3.


  3. Ademas de los dos descritos nuevos vehículos, a menudo se puede encontrar el vehículo ligero de 15 toneladas M5 "Commando" (descripción técnica véase tablas de reconocimiento de tanques).
    Este vehículo, utilizado como su nombre indica, como vehículo de mando pero tambien como vehículo de reconocimiento, está equipado con un débil blindaje de entre 9 y 90 mm por lo que puede ser destruido tambien por armas anticarro ligeras.


  4. EL tanque pesado MK IV Churchill no ha vuelto a asumir el papel de tanque. Solamente ha sido usado como vehículo especial para ingenieros (destructores de hormigón), es decir, en lugar del cañón, equipado con una lanzadera del calibre 22 cm, que supuestamente a una distancia de 100 m puede destruir un muro de hormigón del grosor de 1, 2 m.

    Es muy probable que los ingleses, descontentos con sus caraterísticas técnicas, hayan finalizado la producción de este vehículo y que los chásis sobrantes, como en el caso descrito, sean utilizados para la construcción de vehículos especiales ó bien vendidos a los rusos.


  5. No se ha confirmado la aparición del tanque ligero "Tetrarch" (tanque aerotransportado). En base a testimonios de prisioneros una cantidad indeterminada ha aterrizado con aviones de transporte sin motor. La tropa no los ha visto.

    El aclarar este tema es muy importante en vista a la preparación de medidas de defensa anticarro. Si se trata solamente del "Tetrarch" (blindaje hasta 16 mm) basta un cañón antiaéreo de 2 cm para destruirlo; si en cambio se emplearan por ejemplo los tanques "Commando" de 15 toneladas (blindaje de hasta 55 mm), habría que equipar aerópuertos y otros puntos amenazados ante el peligro de operaciones de tropas aerotransportadas, con armas anticarro ligeras (3,7 - 4,7 cm).


  6. No ha aparecido - en contra de todos los rumores - el tanque pesado de 57 toneladas M6 "Dreadnought" u otro tanque similar de esta clase. Este tanque, de los que en Inglaterra se encuentran unas pocas unidades, no se encuentra al parecer todavía listo para entrar en servício. Todavía no se puede responder a la pregunta de si en un futuro, quizás debido a problemas técnicos, será empleado o no. Tampoco han aparecido, a pesar de que en muchas ocasiones erroneamente se haya afirmado, modelos anticuados ingleses como el MK II (Matilda), MK III (Valentine) así como los modelos americanos M3 "General Lee" y "General Grant". Hay que partir de la premisa de que los angloamericanos, exceptuando el que todavía sean entregados a sus aliados rusos, ya no emplean estos anticuados modelos en combate.


  7. Conclusión: La formación en el servício de reconocimiento de tanques y la formación en el combate de proximidad de tanques (Panzer-Nahbekämpfung) dentro de las tropas estacionadas ó previstas para operar en el Oeste, ha de centrarse en:

    "Sherman M4A4"
    "Cromwell MK VII"

    Se debe de informar todavía sobre cómo combatir al "Commando", al "Tetrarch" y al "Churchill". De los cursos de formación, modelos e ilustraciones deben de ser retirados los tanques restantes MK II, MK III, "General Lee" y "General Grant". La memoria de los hombres no debe de agobiarse con cosas no importantes.

    Debe de prestarse gran atención a una posible aparición de tanques aerotransportados (véase capítulo 6) así como del "Dreadnought" (véase capítulo 7).


  8. B. Armas anticarro enemigas


  9. En el Frente de Invasión han aparecido por primera vez:

    1. Cañón anticarro inglés de 5,7 cm L/70 con boca de freno
    2. Cañón americano (?) de 7,62 cm L/52

    El cañón anticarro inglés de 5,7 cm L/70 (compárese con libro de bolsillo sobre el ejercito inglés, página 441) es muy probablemente el mismo cañón (modelo inglés?) que conocemos desde hace tiempo del Frente del Este. Con sus proyectiles de núcleo duro y subcalibrados, a cortas distancias y con un ángulo de choque ventajoso, puede este cañón destruir al Tiger. Esto es especialmente peligroso en el terreno de arbustos de la Normandía, donde las distancias de combate son extremadamente cortas. En terreno abierto y a mayores distancias, el proyectíl subcalibrado pierde con el aumento de la distancia rapidamente su energia, por lo generalmente no tiene efectos contra el frontal del Tiger ó del Panther.

    El cañón anticarro de 7,62 cm L/52 (compárese con libro de bolsillo sobre el ejercito inglés, páginas 43 y 45, y erjercito americano, páginas 54 y 58) será comparable a nuestro cañón anticarro de 7,5 cm. Por este motivo este arma ha de ser considerado como peligroso frente al Tiger a distancias cortas y medias. El gran peso de un arma de esta clase (3,6 toneladas frente a las 1,5 toneladas del 7,5 cm PaK 40) la convierte tacticamente en poco flexible. Su peso es comparable al de nuestro cañón anticarro de 8,8 cm sin alcanzar su potencia de penetración. Más detalles técnicos véase el anexo 4).


  10. En muchas ocasiones parece ser han aparecido: fusiles antitanque de 13,9 mm, Rifle Boy MK I (compárese con libro de bolsillo sobre el ejercito inglés, páginas 25 y 31). Este arma puede a distancias cortas ser efectiva contra los laterales del Panzer IV y V. Una gran desventaja en este sentido es que la mejor protección contra todos los fusiles antitanque, los faldones (Schürzen), en los estrechos caminos han sido a menudo arrancados.


  11. Probablemente se han utilizado las armas para combate de proximidad con proyectiles de carga hueca Piat MK I. Marcas en el blindaje de un tanque Tiger así como los testimonios de testigos apoyan esta teoría. No se ha confirmado en cambio el uso por el enemigo de las populares armas de combate de proximidad americanas lanzacohetes AT 1 (Stove Pipe ó Bazooka). Compárese con libro de bolsillo sobre el ejercito americano, páginas 33 y 42).

    No se ha confirmado la aparición de un nuevo cañón anticarro de 9,2 cm. Probablemente se trate de una confusión provocada por el uso de un cañón antiaéreo de 9,4 cm para atacar objetivos terrestres.


  12. Conclusión: Las tripulaciones de tanques, vehículos cazacarros y vehículos blindados de reconocimento y especialmente dentro de las tropas de refresco, deberán de ser informadas sobre las nuevas armas anticarro del enemigo y sus efectos.



  13. II. Método de combate


    Operaciones con tanques durante el desembarco

  14. Desembarco. En contra de las experiencias realizadas en Sicilia e Italia, el enemigo ha lanzado los tanques y a la infantería al ataque de forma paralela. Según una orden americana capturada, se habían previsto en las primeras tres oleadas de ataque durante los primeros 15 minutos, un total de 6 compañías de tiradores así como 56 tanques medios.

    Conclusión: La decisión de incorporar en masa y directamente en la costa armas anticarro protejidas por hormigón, ha sido la correcta. De forma adicional estas armas pueden combatir las lanchas de asalto.


  15. Comportamiento tras el desembarco. Despues de haber desembarcado, los tanques ingleses, al parecer siguiendo una planificación preparada con anterioridad, pasaron directamente al ataque y avanzaron, en parte sin el apoyo de la infantería, contra los nidos de resistencia y sus flancos, penetrando en ellos.

    Conclusión: Los puntos de apoyo así como los nidos de resistencia deben de ser asegurados completamente con obstáculos antitanques (minas, zanjas). Especialmente importante es asegurar las aperturas, es decir obstaculizar las vías de acceso a los puntos de apoyo y nidos de resistencia, incluso bajo potente fuego enemigo (comparar las medidas en OB.Wes-Ia/Insp. d.Landesbef.West Nr.3718/44 del 28.5.44). Siempre que sea posible se deberá de preveer el que las armas anticarro ligeras, medias y pesadas protejidas detrás de hormigón, puedan ser extraidas rapidamente de sus cobijos y posicionadas contra las posiciones terrestres con ayuda de equipo auxiliar (p. e. elevadores).



  16. C. Operaciones con tanques en tierra firme


    a) Actitud general

  17. Sensibilidad ante ataques. Las tripulaciones de tanques ingleses y americanos son muy sensibles cuando son atacados con cañones anticarro ó de artillería. Tras sufrir las primeras bajas se retiran y durante los días posteriores solamente buscan el combate de artillería.

    Conclusión: En el caso de disponer de una defensa anticarro numericamente débil así como de una fuerza de infantería agotada, el abrir el fuego de una forma premeditada, aceptando incluso un mayor consumo de munición, puede servir para fingir un mayor frente anticarro y detener al enemigo hasta que pueda fortalecerse el sector mediante cañones anticarro de reserva procedentes de posiciones vecinas. En todos los casos restantes, es importante no solo el asustar moralmente al enemigo sinó el destruirlo. Para ello hay que dejar que se acerque hasta una distancia donde pueda ser atacado por sorpresa y de una forma efectiva.


  18. Precisión de tiro de los tanques enemigos. La buena precisión de tiro de los tanques enemigos, incluso a grandes distancias, es confirmada por diferentes fuentes. La apertura del fuego ha sido en algunos casos más rápida y más precisa que con nuestras armas.

    Conclusión: Con el objetivo de igualar nuestra inferioridad numérica con mejores prestaciones de tiro, debe darse mucha más importancia de la que se le ha dado hasta ahora a la formación de tiro así como al ajuste de las armas.


  19. b) Operaciones de exploración acorazada

  20. Tanto los ingleses como los americanos y siempre que la ocasión lo permita, hacen uso de sus servícios de exploración acorazada. Estas tropas de exploración mixtas, formadas casi siempre por un tanque "Commando" junto a un Scout ó vehículo semioruga ademas de diferentes vehículos de transporte de tropa, se caracterizan por un comportamiento audaz y en ocasiones totalmente despreocupado.

    Conclusión: La tropa debe de aprender que cualquier ruido de cadena no debe necesariamente proceder de los dificiles de combatir tanques, sino que puede tratarse de vehículos ligeramente blindados y que pueden ser combatidos con armas anticarro ligeras, en combinación con obstáculos de calle, incluso pueden ser seriamente dañados con armas de mano (fusíl, ametralladora). Ademas el personal empleado en labores de reconocimiento debe de ser consciente del peligro y cuidadoso para no caer en manos del enemigo. La tropa debe de saber que en un terreno presumiblemente libre de enemigos, en cualquier momento puede aparecer una tropa de exploración acorazada enemiga.


  21. c) Operaciones con tanques en terreno abierto

  22. Terreno abierto y ventajoso para la lucha acorazada solo se puede encontrar de una forma muy limitada en el Frente de Invasión en la zona de Caen. Aquí la forma de combatir del enemigo no se diferencia de la que hemos hasta ahora conocido: El enemigo opera en terreno abierto tambien con pequeñas unidades de combate (hasta 50 vehículos). El uso de los tanques no se ha limitado al simple apoyo de la infantería, sino que siempre que ha sido posible, los tanques han avanzado sin ella incluso varios kilómetros.

    Conclusión: La defensa anticarro no debe de limitarse a la defensa de la primera línea y a la protección de la tropa en ella estacionada, sino que debe de disponer de una determinada profundidad. Debido al limitado número de armas anticarro y mientras no se encuentren disponibles cañones anticarro remolcados de 8,8 cm (8,8 cm Pak mot-Z), la defensa anticarro en profundidad será asumida por la artillería y por la artillería antiaérea pesada, cuyas posiciones deberán de ser cuidadosamente elegidas con el objetivo de poder cumplir con la función de combate anticarro.


  23. d) Operaciones de tanques en carreteras y caminos

  24. La presión principal de los tanques enemigos se ha producido, como era de esperar, en terreno poco ventajoso para la lucha acorazada, en carreteras y caminos. En ellos han tenido lugar los principales combates.

    Conclusión: Las armas anticarro han de posicionarse fundamentalmente en las carreteras principales. Las reservas de vehículos cazacarros, cañones de asalto ó las unidades de tanques própios han de estacionarse de tal manera que puedan contraatacar rapidamente a través de las vías principales. A lo largo de las carreteras principales deben de colocarse barreras con una profundidad suficiente.


  25. e) Operaciones de tanques en terreno de arbustos

  26. Preparaciones para la guerra en terreno de arbustos. El terreno de arbustos y mucha vegetación de Normandía no es el apropiado para el uso de unidades acorazadas. Tampoco para el uso de tanques aislados. Las muchas y altas zanjas privan la visión y reducen los efectos de los cañones. Las barreras vegetales y los estrechos caminos impiden un rápido avance.

    El modo con el que el enemigo ha operado con los tanques dentro del difícil terreno es ejemplar. Cuidadosamente y especialmente para los tanques elaborados mapas con pocas y claras líneas que se concentran en lo necesario (mapas como los que se necesitan en un tanque con condiciones de luz muy reducidas) y donde han sido marcados de una forma plástica y en colores los obstáculos naturales y artificiales, la equipación de vehículos con cuchillas ajustables mediante las cuales durante el amanecer se pueden abrir franjas de disparo en las barreras vegetales para el día siguiente, la especial forma de colaboración con la infantería, todo indica que el enemigo durante el largo proceso de preparación ha sido formado de una forma especial para este tipo de guerra.


  27. Método de combate. La esencia del combate en el terreno de arbustos no es el ataque ó la defensa sinó las operaciones de tropas de choque (Stoßtruppunternehmen). Tacticamente el ataque en el terreno de arbustos supone un avance paralelo de diferentes tropas de choque, apoyadas para las labores más dificiles por un arma pesada y capaz de moverse en terreno difícil. La infantería y los tanques forman juntos la tropa de combate acorazada (Panzerkampftrupp).

    Durante el avance común de arbusto a arbusto, el tanque barre con ametralladora las zanjas, mientras que la infantería, al principio subida en el tanque, le acompaña a su alrededor, le marca los caminos y le informa de los objetivos, le defiende con sus armas automáticas frente a atacantes con armas anticarro de proximidad ó vigila su avance con observadores en lo alto de los arboles y con francotiradores.


  28. Conclusión: El operar en este tipo de terreno, es para nuestras divisiones acorazadas, creadas, estructuradas y entrenadas para asumir un tipo de labor totalmente diferente, una medida forzada por la situación. Por el otro lado, si nos vemos obligados por motivos operacionales ó tácticos a utilizar nuestra arma acorazada en una guerra de arbustos, sería erróneo el limitarse a compromisos y se deberá de emplear en esta labor todo el corazón. En este caso no podemos hacer nada mejor que aprender del método de lucha, de la astucia y habilidad de nuestro enemigo.


  29. f) Otras peculiaridades del método de lucha de los angloamericanos

  30. Uso de la artillería La maniobrabilidad de la artillería enemiga en el confuso terreno es ejemplar. Ejemplar es tambien la cooperación con la artillería aérea así como con los observadores avanzados en los tanques. A través de indicadores luminosos de colores el fuego de las baterías es dirigido y concentrado sobre los objetivos descubiertos. Con disparos de indicación los observadores dirigen a los cazabombarderos hacia los objetivos a combatir.

    Conclusión: Buen camuflaje y uso inteligente del terreno deben de proteger a las armas anticarro situadas en la zona delantera del campo de batalla de ser destruidas por la artillería y las bombas.


  31. Uso de cazabombarderos contra las vías de suministro. La gran precisión y el uso masivo de los cazabombarderos paraliza durante el día las vías de suministro así como el movimiento de tropas de refresco. Aún y así no existe la menor duda de que la gran mayoría de las bajas se deben a la falta de experiencia de la tropa así como de sus jefes, que solamente tras haber sufrido sangrientas pérdidas ha tomado las necesarias medidas frente a la superioridad aérea del enemigo. El terreno de arbustos es muy poco idóneo para el combate, pero ideal para protegerse del terrible efecto de los cazabombarderos enemigos.

    Conclusión: Es especialmente importante el proteger a las tropas de refuerzo frente a este peligro.



  32. III. Métodos de lucha antitanque própios


    Las experiencias ganadas de la lucha antitanque própia y que no han aparecido hasta ahora en las "Conclusiones", son las siguientes:

  33. Operaciones con vehículos cazacarros, cañones anticarro autopropulsados y cañones de asalto. El cazacarros y el cañón de asalto disponen frente a la guerra de arbustos de la ventaja táctica de que sus tripulaciones han sido más y mejor instruidos en el combate dentro de pequeñas unidades (medio pelotón) que en operaciones dentro de grandes formaciones de combate, como es el caso de los tanques. Por el otro lado los cazacarros, los cañones anticarro autopropulsados así como los cañones de asalto disponen de la gran desventaja frente al tanque de poseer un ángulo de disparo muy limitado así como de una altura de fuego muy reducida. En los estrechos caminos limitados por arbustos y vegetación se encuentran totalmente indefensos frente ataques contra sus flancos.

    Conclusión: El avance de cazacarros, cañones autopropulsados y cañones de asalto por terreno de arbustos debe de ser mejor protegido frente ataques por los flancos que en el caso de los tanques.


  34. Operaciones de cañones anticarro remolcados en terreno de arbustos. La eficacia de los cañones anticarro pesados remolcados en este tipo de terreno es muy pobre. Dentro de este confuso terreno para proteger a los granaderos que luchan en primera línea, los cañones anticarro remolcados deben de encontrarse tambien en primera línea, exponiendose a dos peligros: 1) ser destruidos tempranamente por el fuego de artillería ó las bombas del enemigo 2) al tratarse de un arma tacticamente estática, posibilidad de caer en manos del enemigo.

    Conclusión: Los cañones anticarro remolcados deben de operar en las carreteras; la lucha antitanque en el terreno de arbustos la llevan a cabo los dinámicos cazacarros, cañones anticarro autopropulsados, cañones de asalto así como las armas de combate anticarro de proximidad.


  35. Operaciones de cañones anticarro remolcados en terreno abierto. La configuración del batallón anticarro de la 21. Pz.Div. en la totalmente abierta meseta de Caen ha sido ejemplar. En este caso, dejando de lado el principio de la tropa de combate anticarro, se ha encontrado una solución que ha resultado totalmente exitosa: Los diferentes cañones de 8,8 cm se han estacionado sobre el terreno manteniendo entre ellos una gran distancia, de forma que explotando su gran alcance de fuego a esa distancia todavía se pueden proteger mutuamente. De esta forma ademas de ocupar un gran terreno con una gran profundidad, se proteje eficazmente a los cañones anticarro. Las bajísimas pérdidas sufridas, a pesar del gran fuego enemigo, se deben tambien en gran medida al excepcional camuflaje de los cañones; el camuflaje ha sido tan eficaz que durante las fases de movimiento y cuando el remolcador y el cañón se han desplazado lentamente, este "arbusto rodante" a partir de una determinada distancia ha sido imposible de distinguir.


  36. Armas antitanque de proximidad. Como se muestra en el anexo 5, donde se ha contabilizado la relación entre objetivos destruidos y las armas que han conducido a su destrucción, las armas antitanque de proximidad son responsables de un gran número de tanques destruidos (108 de 537).

    A pesar de que estas estadísticas han de ser tomadas con cautela, pues al comparar simplemente las cifras no se tienen en cuenta ni las características especiales del terreno ó el número de armas empleadas, estas cifras si que demuestran que las armas antitanque de proximidad en el Frente de Invasión han operado con un gran éxito.

    Conclusión: Se ha de exigir el continuo desarrollo de las armas antitanque de proximidad. El problema de la lucha antitanque puede mejorarse en gran medida mediante la producción en masa de armas antitanque de proximidad con una mejorada precisión.


  37. Obstáculos antitanque. No se ha podido extraer ninguna experiencia en el campo de los obstáculos antitanque. Es muy importante el aclarar su eficacia para evitar el desperdicio de las enormes cantidades de material y horas de trabajo necesarias para la construcción de estos obstáculos.

    Se propone el interrogar a tripulaciones de tanques enemigos capturados para contribuir a aclarar este tema.



  38. IV. Conclusión


    Las conclusiones reunidas en este informe no son definitivas. Un juicio definitivo solamente podrá tomarse una vez hayan concluido los combates. Lo realmente importante es que las experiencias parciales sean analizadas y dadas a conocer rapidamente para así, dentro de lo posible, poder influenciar positivamente los combates restantes.





Anexo 2

Datos técnicos provisionales de nuevos modelos de tanques enemigos**.

"General Sherman M4A4"

Se conocen los siguientes cuatro diferentes modelos de Sherman:

M4A1 Modelo más antiguo
Torreta, casamata y chásis en acero moldeado
Armamento: 7,5 cm KwK L/40/1

M4A2 Torreta en acero moldeado
Casamata y chásis en acero laminado
Armamento: como el M4A1

M4A3 No se conocen detalles

M4A4 Tanque como M4A2
Armamento: 7,62 cm KwK L/58/5

** Sin garantías pues las medidas no se han tomado con los medios adecuados. Los datos exactos serán comunicados por el Oberstleutnant Müller del WaPrüf6





Anexo 3

Datos técnicos provisionales de nuevos modelos de tanques enemigos**.

"Cromwell"

Peso 27 toneladas

Blindaje Zona delantera 30 - 75 mm
  Torreta 20 - 80 mm
  Lateral 30 y 25 mm
  Zona trasera 35 mm

Armamento En la torreta 1 KwK 7,5 cm L/35 (?) y 1 MG 7,92 mm (puede usarse con munición alemana). En ocasiones 1 obús 9,5 cm L/18 (?)
  En la zona frontal 1 lanzagranadas 5 cm ó 1 lanzadera de niebla de fósforo. 1 MG 7,92 mm y 1 metralleta de 9 mm
  En la zona trasera 4 botes de humo

Tripulación   5 hombres

Dimensiones   6,46 m de largo, 2,90 m de ancho, 2,50 m de altura

Movilidad campo a través   Vadeo 1,80 m

Altura sobre suelo   0,40 m

Velocidad   aprox. 60 Km/h

Equipo   1 radio Mark 19 IIa
1 radio (onda media?)

Motor   Meteor I, 12 cilindros en V. Aprox. 550 caballos a 2500 rev/min.

Munición   Cañón: 110 proyectiles
MG: 2925 disparos
Granadas de niebla: 30
Granadas de mano: 14


** Sin garantías pues las medidas no se han tomado con los medios adecuados. Los datos exactos serán comunicados por el Oberstleutnant Müller del WaPrüf6





Anexo 5

Lista de tanques destruidos
(solo una parte de las divisiones responsables han sido recogidas)

Número total de tanques destruidos: 537

Estos se han repartido de la siguiente forma:



A) Armas responsables:

Tanques   227

Cazacarros, cañones autopropulsados y cañones de asalto   61

Cañones anticarro y remolcados   105

Artillería y cañones de defensa costera   36

Armas antitanque de proximidad   108


B) Divisiones responsables:

17. SS-Pz.Gren.Div. Cañones de asalto
Cañones anticarro remolcados
Armas antitanque de proximidad
7
5
5
  17

352. Inf.Div. Cazacarros
Cañones antiaéreos remolcados
Artillería y cañones de defensa costera
Armas antitanque de proximidad
21
21
25
30
  97

2. Pz.Div. Cañones anticarro remolcados
Artillería
Armas antitanque de proximidad
15
4
5
  24

Pz.Lehr.Div. Tanques
Cazacarros
Cañones anticarro remolcados
Artillería
Armas antitanque de proximidad
85
18
7
4
40
  154

12. SS-Pz.Div. Tanques
Cañones anticarro remolcados
Armas antitanque de proximidad
105
16
23
  144

21. Pz.Div. Tanques
Cañones anticarro de 8,8 cm remolcados
Cañones anticarro autopropulsados de 7,5 cm
Artillería
Armas antitanque de proximidad
37
41
15
3
5
  101



Ir a comienzo de página