Apuntes sobre lo tratado en la reunión del 01.07.1944 entre Rommel (O.B. H.Gr.B) y von Schweppenburg (O.B. Pz.Gr.West) y donde se reflejan las diferencias entre ambos personajes en referencia a cómo proceder en el Frente de Invasión. Ambos, Rommel y von Schweppenburg, serían hasta finales del mismo mes de Julio sustituidos de sus puestos.

Notas sobre la reunión
entre el 'Oberbefehlshaber der Heeresgruppe B', Generalfeldmarschall Rommel,
y el 'Oberfehlshaber der Panzergruppe West' el 01.07.1944


El 'Oberfehlshaber der Panzergruppe West' sostiene lo siguiente:

La lucha de los dos cuerpos acorazados de las SS (SS-Pz-Korps), especialmente el de la 12.SS-Pz.Div. HJ y el de la Pz.Lehr-Div se ha saldado con muy elevadas pérdidas. Los contraataques llevados a cabo con las divisiones acorazadas han sido neutralizados mediante un fuego sin precedentes de artillería, tambien artillería naval y los efectos de cientos de aviones enemigos. El continuar atacando en el radio de acción de la artillería naval así como el mantener las actuales posiciones conduciría a todavía más pérdidas y debilitaría a las divisiones acorazadas de forma que éstas no podrían ser renovadas ni en el transcurso de muchas semanas.

Por estos motivos el 'Panzergruppe West' valora muy positivamente la propuesta del 'Oberbefehlshaber der Heeresgruppe B' de abandonar la cabeza de puente de Caén y ocupar nuevas posiciones a lo largo del Orne hasta Bully. De esta forma podrían retirarse para su refresco la 12.SS-Pz.Div. HJ y la Pz.Lehr-Div. El Feldmarschall Rommel no está totalmente de acuerdo con esta propuesta y es de la opinión de que todas las divisiones acorazadas deben de mantenerse en el frente y de que solamente deberían de ser retiradas de él, siempre que la situación lo permita, partes limitadas de cada división acorazada, manteniendolas muy cerca del frente como reserva ofensiva local. Tambien las divisiones de infantería que se encuentran en camino deberían de ser enviadas directamente al frente, en el mejor de los casos una con cada Panzer-Korps. Según su opinión es esencial el mantener a las divisiones acorazadas lo más cerca del frente y que de esta forma puedan apoyar de forma continuada con artillería y cañones anticarro los combates.

El Feldmarschall Rommel rechaza la propuesta de retirar el 'Gen.Kdo.I.SS-Pz.Korps' por sus efectos en los medios de comunicación así como para evitar que las divisiones SS sean sometidas a constantes modificaciones en lo respectivo a su subordinación.

El Feldmarschall Rommel decide que esta misma noche el 'Panzergruppe West' vuelva asubordinarse al 'Heeresgruppe West'. En referencia al método de lucha el Feldmarschall destaca que en estos momentos no debe de tratarse de producir bajas al enemigo en el ataque sinó mediante fuego. Con este fín la artillería debe de estar siempre disponible y capacitada para dar un golpe de forma concentrada. De esta forma la munición se consume de forma optimal.

Tras su reunión con el Führer el Feldmarschall sostiene: en el Oeste actualmente es imposible emplear un método de lucha ofensivo. Gracias al uso de nuestras armas de represalia (Vergeltungswaffen) el enemigo está obligado a actuar. Es esencial el debilitar al enemigo mediante fuego de artillería así como rápidos contraataques allá donde la situación lo permita. Caén será el punto de partida del enemigo contra París. Deben de moverse a esa zona todas las tropas posibles. El Artillerie-Gruppe Gaumont va a ser movilizado hacia el Este. Debe de examinarse la posibilidad de llevar a cabo operaciones lo más cerca al Orne. Debido a su movilidad debe de modificarse con frecuencia la posición de las brigadas de lanzaderas (Werfer-Brigaden).



Ir a comienzo de página