Para luchar contra la asfixiante escasez de combustible que sufre la Panzerwaffe el OKH introduce en Diciembre de 1943 la Directiva Fundamental n° 24 (medidas para el ahorro de combustible): ademas de intentar concienciar a la tropa sobre la gravedad de la situación, la directiva prohíbe todo movimiento de vehículos a motor que no sea absolutamente necesaria y en su lugar se ordena, siempre que sea posible, la utilización del transporte ferroviário.

Aquí puede leerse un ejemplo del incumplimiento de esta directiva

Directiva fundamental n° 24

(Medidas para el ahorro de combustible)


Combustible es una herramienta de dirección.

Llegados a este momento decisivo, sin la existencia de combustible, no podremos operar nuestros tanques ni mover nuestras formaciones rápidas (Schnelle Verbände).

La escasez actual de combustible es muy seria. A lo largo de 1944 esta situación puede empeorar. En Enero debe de producirse ya un recorte del consumo. No podemos gastar más de lo que tenemos.

En el sector del combustible debe de evitarse en una fase temprana una crisis semejante a la que hemos vivido en el campo de la munición para obúses ligeros (l.F.H.).

La exigencia actual en el sector del combustible debe de ser: Ahorrar ya mismo donde sea posible

El movimiento de formaciones rápidas consume diáriamente la misma cantidad de combustible necesaria para mover armadas enteras.

Por este motivo deberán de evitarse movimientos que no sean absolutamente necesarios. Todo traslado que pueda ser evitado deberá de impedirse sin ningún tipo de miramientos. Todo aquello que no sea necesitado directamente para la lucha y atendiendo a las medidas de ahorro de combustible, será o bien abandonado ó cargado en transportes ferroviários, aunque esto suponga un retraso en su llegada de 1 - 2 días. El combustible ahorrado a cambio de esta pérdida de tiempo puede significar en otros lugares la decisión del combate.

La suma total de movimientos de vehículos individuales igualan el movimiento de compañías enteras en el Frente del Este.

Todos los cargos, superiores e inferiores, deben de atender con gran atención el serio tema sobre la escasez de combustible y ordenar todas las medidas posibles para el ahorro de combustible así como controlar constantemente que estas ordenes son llevadas a cabo.

Cualquier soldado debe de tener claro que el cumplimiento de estas ordenes puede poseer una importancia determinante así como que su incumplimiento significa sabotaje a la victoria.



Ir a comienzo de página