Contenido de la directiva fundamental número 23, publicada por el OKH el 07.12.1943 y donde frente al elevadísimo número de pérdidas de vehículos blindados (abandonados ó volados en territorio enemigo) a lo largo de del año 1943 se ordena la realización de investigaciones sobre el abandono de cualquier vehículo blindado así como la búsqueda y el castigo de los responsables.

Directiva fundamental n° 23


Este año el número de pérdidas totales de vehículos de combate blindados ha alcanzado unas dimensiones inaceptables. No en todos los casos estas pérdidas han sido causadas por el desenlace del combate, sino en muchos casos individuales por la falta de rapidez y decisión ó incluso indiferencia de los jefes responsables y de las tripulaciones. En muchas ocasiones en los que la pérdida del vehiculo ha sido inevitable, el desmontar y recuperar parte del valioso equipo hubiera sido posible.

La por parte de los jefes tácticos irresponsable asignación de operaciones a vehículos de combate blindados, sin previa preparación, practicamente imposibles de llevar a cabo y que sobrepasan los límites tácticos y de rendimiento de los vehículos, ha conducido a muchas pérdidas totales sin que en estos casos se pueda responsabilizar a las tripulaciones.

La continuación de esta inaceptable debilitación de nuestro poder material debe de evitarse en el futuro y los culpables tendrán que responsabilizarse. La comunicación estereotipo "volado en territorio enemigo" no es suficiente.

Con efecto inmediato se ordena lo siguiente:
  1. Por cualquier vehículo blindado (tanque, cañón de asalto, cañón antitanque autopropulsado, vehículo blindado de reconocimiento, vehículo blindado de transporte personal) perdido en territorio enemigo deberá de llevarse a cabo una investigación apoyandose en el patrón que se adjunta. El comandante de división, en tropas del Heer el comandante general, decidirá posteriormente sobre las responsabilidades. Deberá de entregarse un informe en todos los casos en los que se hayan podido demostrar responsabilidades así como en aquellos casos no aclarados.

  2. Se enviará una copia de la investigación al Inspector General de las Tropas Acorazadas y éste en el caso pertinente las dirigirá a los generales de Armas pertinentes.

  3. Aquellas tripulaciones que recuperen sus vehículos bajo condiciones excepcionalmente dificiles, deberán de ser propuestos para ser condecorados ó bien ser recompensados con vacaciones.



ANEXO

Juicio sobre la pérdida total de un vehículo blindado

1. Modelo y número de chásis:  
2. Día y zona de la pérdida:  
3. Número de vehículos blindados empleados, misión táctica, terreno, fuerzas enemigas, etc.
Nombre y tropa a la que pertenece el responsable de la misión:
 
4. Tipo de daños producidos por el enemigo ó bien otros motivos para la pérdida:  
5. Quien dió la orden de abandonar ó volar el vehículo?  
6. En qué estado se ha entregado el vehículo al enemigo? (detalles sobre el tipo de explosión y sus efectos)  
7. Dónde se encuentran las armas, equipo de radiotelegrafía y otro tipo de equipo?  
8. Nombre y tropa a la que pertenecen los testigos:  
Opinión del comandante del batallón:
Opinión del comandante del regimiento:
Decisión final del comandante de división (ó bien comandante general):
  1. Quién es el responsable de la pérdida del vehículo ó bien de la pérdida del equipo?

  2. En caso de existir responsables: qué medidas se han tomado contra ellos?


Ir a comienzo de página