Documento redactado por la Abteilung Ic (Feindaufklärung und Abwehr) del Heeresgruppe Mitte datado el 18 de Junio de 1943 donde se describe la situación en el Frente del Este y la supuesta relación de fuerzas ante la planeada ofensiva alemana. El contenido de este documento coincide plenamente con el informe dirigido el mismo día personalmente por el Generalfeldmarschall Günther von Kluge (Comandante en Jefe del Heeresgruppe Mitte) al Führer: se apoya el pronto início de la ofensiva como la única alternativa si bien se es consciente de los graves peligros que 'Zitadelle' alberga.
El enemigo se encuentra a lo largo de todo el frente del Heeresgruppe preparado en primera línea y sin variar su posición defensiva. No pueden localizarse acumulaciones de infantería, si bien el enemigo en las zonas que considera como más amenazadas alrededor del arco de Orel ha fortalecido fuertemente su poder defensivo mediante unidades de lanzagranadas de artillería y cañones.

La organización de las reservas enemigas muestra desde hace semanas una clara acumulación en el frente sur del Heeresgruppe, mostrando en la actualidad la siguiente imagen:

  1. Un grupo en la zona sur de Kursk (1. Armada Acorazada con 1 cuerpo mecanizado y 1-2 cuerpos acorazados)

  2. Un grupo en la zona norte y noroeste de Kursk (2. Armada Acorazada con 4 cuerpos acorazados así como 7-10 divisiones de fusileros, 2-3 divisiones de artillería y varios regimientos acorazados y lanzaminas)

  3. Un grupo sin confirmar en la zona entre Nowosil y Techern (63. Armada constituida por una desconocida cantidad de formaciones)

  4. Fuertes reservas locales en el frente noroeste de la 2. Armada Acorazada (8 divisiones de fusileros de la Guardia, 1 división de fusileros, 2 brigadas de fusileros, 5 brigadas acorazadas así como unidades de artillería del ejercito)

  5. Frente a la 4. Armee y la 3. Panzer-Armee las reservas del ejercito se encuentran repartidas de una forma uniforme. Para llevar a cabo una ofensiva decisiva las supuestas fuerzas no parecen suficientes.

    El reparto de la fuerza aérea enemiga es similar a la del resto de reservas emenigas.

En base a los resultados de las labores de reconocimiento disponibles no existen por parte del enemigo intenciones de llevar a cabo un ataque inminente. La gran mayoría de los testimonios de prisioneros confirman intenciones netamente defensivas. No se dispone de una perspectiva general de testimonios actuales de agentes. Por el momento existe la clara impresión de que el enemigo espera una gran ofensiva alemana, en primer lugar desde Charkow y desde el arco de Orel en dirección al Don y en un segundo lugar desde el arco de Orel en dirección Moscú.

Mientras más se retrase esta por el enemigo esperada ofensiva más crece la posibilidad de que éste trate por su parte de asumir la iniciativa, teniendose que partir de la premisa de que existiría una coincidencia temporal con operaciones de los aliados para establecer el 2. frente en el oeste.

En base al por el Heeresgruppe Mitte conocido reparto total de fuerzas, para el enemigo lo más fácil sería el lanzar una ofensiva decisiva contra la zona de Charkow. Parece improbable que el enemigo se sienta con la fortaleza suficiente como para atacar ampliamente al mismo tiempo la fuertemente ocupada zona del arco de Orel, siendo además su actual estructura poco adecuada para ello. Continúa siendo posible, en caso de producirse una ofensiva contra el Heeresgruppe Süd, un gran ataque contra el Gruppe Weiß. En caso de iniciar nosotros la ofensiva tambien debe de contarse con potentes ataques locales contra la 2. Panzer-Armee y la 4. Armee.

En el caso de producirse la esperada pero no inminente ofensiva enemiga contra el Heeresgruppe Süd, el Heeresgruppe Mitte podría, con el fín de aliviar al Heeregruppe Süd , atacar desde el arco de Orel al sur, tambien Kursk. Este ataque unidireccional supondría una carga excepcional para el Heeresgruppe Mitte y se saldaría sin lugar a dudas con elevadísimas pérdidas. Es cuestionable la profundidad que este ataque lograría alcanzar.

La ofensiva 'Zitadelle' en dos direcciones tiene en frente a un enemigo preparado para la defensa en potentes y preparadas posiciones y que dispone ademas de reservas operativas; aún y así, siempre que todas las armas previstas hayan llegado y puedan actuar, existe la preliminar perspectiva de lograr avanzar rapidamente sobre Kursk y de esta forma alcanzar la unión de los dos grupos de ataque. Por este motivo la ofensiva 'Zitadelle' debe de ser favorecida, a no ser que debido al transcurso general de la guerra fuera necesario el adoptar una posición netamente defensiva en la totalidad del Frente del Este y que tambien supondría el renunciar a un posible ataque de alivio desde el arco de Orel hacia el sur ó incluso podría conducir a un recorte defensivo del frente.

Ante la masificación de fuerzas de los dos bandos, la ofensiva 'Zitadelle' vá a conducir necesariamente a una lucha a máxima escala pero que nos brinda la posibilidad de dar un golpe decisivo contra las fuerzas operativas del ejercito ruso. Esta gran batalla vá a ser en cualquier caso inevitable: si renunciamos a 'Zitadelle' dotamos unicamente al enemigo de la libertad de decidir dónde y cuándo se producirá.

Para lograr superar con éxito la inminente batalla lo realmente decisivo es que una vez hayan sido alcanzados los objetivos operativos, el abastecimiento material y personal esté asegurado. Esto depende de aspectos para los que a mí me faltan los fundamentos necesarios. En cualquier caso debe de evitarse el que durante el final del otoño ó invierno tengamos que librar, sobre el terreno ganado pero no consolidado al este de Kursk, una lucha defensiva sin hasta entonces haber logrado suplir las inevitables graves bajas personales y de armamento, sin disponer de suficientes reservas así como del material necesario para la construcción de posiciones defensivas.

En base a la situación, tal y como hoy se entiende dentro del Heeresgruppe Mitte, apoyo la ofensiva 'Zitadelle' para comienzos de julio.



Ir a comienzo de página