Documento dirigido un día antes del início de la Operación Zitadelle al 'Grupo von Esebeck' donde se incluyen dos ordenes firmadas por Adolf Hitler en las que se anuncia, por separado, a los comandantes y soldados el início de la operación y se trata de concienciar sobre la importancia de la ofensiva.

Nota:
Debido a que existen copias de estas dos ordenes dirigidas a otras unidades involucradas en la operación Zitadelle debe de partirse de la premisa que éstas fueron entregadas a todas o a la mayoría de las tropas que participaron en ella.

4.7.1943

Grupo von Esebeck



Las siguientes dos ordenes deberán de ser dadas a conocer, por separado, a las divisiones del Grupo von Esebeck, si bien en ningún caso antes del día X.

La orden Nr.1 se dará a conocer hasta el nivél de Comandante de Batallón, la orden Nr.2 hasta el nivel de Compañía.

A niveles superiores al del Estado Mayor de División las ordenes, una vez hayan sido dadas a conocer, deberán de ser destruidas inmediatamente y su destrucción será confirmada al Grupo von Esebeck mediante la clave: "Orden de recolecta de heno cumplida!"

Hasta que las ordenes no sean dadas a conocer debe de mantenerse el máximo nivél de confidencialidad.


1)

Mis comandantes!

he ordenado el llevar a cabo la primera ofensiva de este año. Ustedes y los soldados bajo su mando han sido los escogidos para, suceda lo que suceda, forzar el exitoso desenlace de la batalla, pues la importancia del primer golpe de este año vá a ser excepcional. La planeada nueva operación alemana no solo vá a fortalecer a nuestro pueblo y asombrar al resto del mundo sino que dotará al soldado alemán de una nueva autoestima. La confianza de nuestros aliados en la victoria final se verá reforzada y asentará en los países neutrales una cultura de moderación y prudencia. La derrota rusa en esta ofensiva debe de impedir a los mandos soviéticos tomar en un futuro previsible la iniciativa. Puede influenciar en gran forma, sino fundamentalmente, en la moral y la actitud del soldado soviético. Las armadas elegidas para tomar parte en esta operación han sido equipadas con las mejores armas que el innovador espíritu y técnica alemanas son capaces de dar. Sus capacidades personales han sido, dentro de lo actualmente posible, incrementadas hasta el máximo nivel. Se ha asegurado el suficiente suministro de munición y de combustible para esta y próximas operaciones. Concentrando todas sus capacidades nuestra Fuerza Aérea acabará con el poder aéreo enemigo y contribuirá en gran media a destruir las posiciones de las baterías enemigas, apoyando y aliviando de forma ininterrumpida a los combatientes de la Infantería.

Por estos motivos, mis comandantes, antes de la batalla me dirijo a ustedes, pues: en este cuarto año de guerra el exitoso desenlace de la batalla vá a depender más que nunca de los comandantes: de su liderazgo, de su voluntad, de su impulso hacia adelante, de su implacable y totalmente inflexible voluntad de vencer y si fuese necesário de su total sacrifício personal!

Sé que ya antes de esta batalla han logrado alcanzar grandes méritos. Les estoy agradecido por ello. Aún y así deben de ser ustedes conscientes que del exitoso desenlace del primer golpe del año 1943 depende mucho más que de una victoria corriente. Mis señores comandantes, en estas circunstancias no dudo que puedo confiar en ustedes!

Firmado: Adolf Hitler


2)

Soldados!

a partir del día de hoy vais a participar en una importante batalla ofensiva cuyo transcurso puede tener consecuencias decisivas para el desenlace de la guerra. Ahora, más que nunca anteriormente, vuestra victoria debe de mostrar a todo el mundo que cualquier intento de resistencia frente al ejercito alemán es finalmente inútil. Adicionalmente una nueva y seria derrota rusa destrozará la dentro de muchas unidades del ejercito ruso ya tambaleante creencia en cualquier posibilidad de éxito del bolchevismo. Igual que sucedió en la última gran guerra y a pesar de todo, esta creencia acabará disolviendose en algún momento, pues: los éxitos que los rusos hayan podido lograr hasta este momento se han debido en primer lugar a sus tanques. Mis soldados! Ahora por fín teneis mejores tanques que ellos. Tras dos años de guerra sus aparentemente ilimitadas fuentes de recursos humanos se encuentran tan debilitadas que se han visto obligados a reclutar a las quintas más jovenes así como a ancianos. Nuestros infantes son superiores, igual que siempre lo han sido nuestros cartilleros, nuestros cazacarros, nuestros conductores de tanque, nuestros ingenieros y muy especialmente nuestra Fuerza Aérea. Por todos estos motivos el durísimo golpe que sufrirán a partir de esta mañana tendrá que conmocionar necesariamente a las armadas soviéticas. Debeis de ser conscientes que del desenlace de esta batalla puede depender todo.

Como soldado que soy, sé perfectamente lo que supone lo que estoy reclamando de vosotros. Aún y así y a pesar de lo difícil y amarga que pueda resultar la lucha en casos aislados, al final tenemos que forzar la victoria. Mis soldados, la patria alemana - en la que incluyo a las mujeres, niños y niñas - que hasta este momento se ha enfrentado con la máxima valentía a los ataques aéreos enemigos y que paralelamente no ha cesado en ningún momento de trabajar sin descanso por la victoria, confía totalmente en vosotros!

Firmado: Adolf Hitler

Ir a comienzo de página