Escrito del Inspector General de las Tropas Acorazadas dirigido a la Organisations-Abteilung donde frente a la grave situación de escasez de remolcadores en el frente, se manifiesta el descontento de este departamento frente a la política de aumento de la producción de material pesado a costa de las capacidades de manufacturación de piezas y componentes de recambios destinados a los ya de por sí escasos remolcadores. Este muy clarificador documento es ejemplar para la política de 'administración de la escasez' llevada a cabo por los alemanes durante la II GM.

Nota: Este documento fué empleado como anexo por el Inspector General de las Tropas Acorazadas durante la Conferencia del Führer del día 27.3.1944, donde este tema sería discutido.

Conferencia del Führer del 27.3.1944 (Anexo 1 B)


Situación de remolcadores en el frente


  1. Debido al desequilibrio existente entre bajas y nuevas asignaciones las existencias de remolcadores frente al saldo nominal se han visto reducidas cada vez más. Las existencias a fecha de 1.1.1944 son las siguientes:

    1 ton. = 59 %
    3 ton. = 77 %
    5 y 8 ton. = 81 %
    12 ton. = 62 %
    18 ton. = 64 %


    Para el movimiento de cañones y el remolque de tanques solamente pueden contabilizarse los remolcadores realmente operativos. El porcentaje de remolcadores operativos es muy inferior al de remolcadores existentes. A fecha de 1.1.1944 esta era la situación:

      Existencias
    frente a saldo nominal
    Operativos
    frente a saldo nominal
    1 ton. 59 % 39 %
    3 ton. 77 % 52 %
    5 y 8 ton. 81 % 53 %
    12 ton. 62 % 44 %
    18 ton. 64 % 41 %


    De un total de existencias de remolcadores de 12.839 a fecha de 1.1.1944 se encontraban un total de 4.365 remolcadores en reparación.

    Esta situación en los meses de Enero y Febrero ha emperorado considerablemente (las cifras no pueden todavía darse a conocer pues no se dispone de las notificaciones de aproximadamente 40 divisiones).


  2. Consecuencias:
    Entre Julio y Diciembre de 1943 se han perdido totalmente 2.235 cañones (sin contar cañones autopropulsados y cañones de infantería) y 1.692 cañones anticarro pesados (sin contar los autopropulsados).

    Los informes procedentes del frente indican repetidamente que debido a la falta de medios de remolque los cañones tienen que ser volados por los aires. No disponemos de porcentajes. Según algunas indicaciones estas cifras podrían situarse entre el 25 % y el 40 %. Las pérdidas de cañones pesados serán mucho mayores. Las cifras de cañones y cañones antitanque perdidos en los meses de Enero y Febrero son superiores (AOK 6, Gruppe Stemmermann, AOK 8).

    Entre Octubre y Diciembre de 1943 se han perdido totalmente 979 Panzer III - IV y 444 cañones de asalto. A continuación un buen ejemplo de las consecuencias de la falta de medios de remolque:

    En el periódo entre el 15.10. - 31.12. los siguientes porcentajes de vehículos averiados por motivos técnicos han tenido que ser volados por los aires debido a la falta de medios de remolque:

      25 Pz.Div. L SS AH
    Pz. IV 26 % 44 %
    Pz. V - 22 %
    Pz.VI - 50 %
    Stu.Gesch. 89 % -
    Art.Beob.Wg. 67 % -

    En los meses de Enero y Febrero esta relación ha empeorado.


  3. Situación de remolcadores blindados:
    La situación es similar a la de los remolcadores no blindados. A fecha de 1.1.1944 de las existencias de 5.218 remolcadores blindados 1.337 remolcadores se encuentran en reparación.


  4. Valoración global:
    La producción de remolcadores no ha mantenido el ritmo de la producción de cañones y tanques. La producción de remolcadores no ha logrado de modo alguno compensar las pérdidas. Las medidas tomadas en el transcurso de la guerra en lo relacionado a la producción de recambios para mantener operativos los remolcadores han sido totalmente insuficientes. Desde hace más de un año el Gen St d H y el Gen.Insp.d.Pz.Tr. han advertido en repetidas ocasiones sobre esta situación.

    Los contingentes reservados para la producción de remolcadores y sus recambios han sido recortados a favor de la producción de tanques, sus capacidades han sido aprovechadas para los tanques.

    Está demostrado que debido a la falta de remolcadores se pierden de forma regular armas pesadas y tanques. Mientras no se tomen medidas fundamentales en la gestión de la producción, las pérdidas provocadas por la escasez de remolcadores no solo no será erradicada sinó que irá en aumento. La sobrexplotación de la producción de armas pesadas y tanques es la responsable de la situación en el campo de los remolcadores. No tiene ningún sentido el fabricar armas y tanques si a la vez no se toman las medidas necesarias para poder mantenerlos.

    Un aumento de la producción de remolcadores, incluso a costa de la producción de tanques y cañones de asalto, conduce a aumentar la capacidad combativa pues se evita la pérdida innecesaria de cañones y tanques.

    A fecha de 1.1.1944 se encontraban 4.365 remolcadores en reparación. Esta cifra es hoy superior. Con las actuales capacidades de mantenimiento y reparación y si se dispusiera de los recambios necesarios en el frente, la totalidad de estos remolcadores podrían ser reparados en aproximadamente 5 semanas.


Ir a comienzo de página