Documento redactado por el Major Bauer el 10.05.1944 tras su visita a la 6. y 8. Armee (Heeresgruppe Süd-Ukraine, antiguo Heeresgruppe A) y donde se refleja el estado de la Wehrmacht y especialmente el de la Artillería en el sur del Frente del Este.
Major Bauer
General der Artillerie

10 de Mayo 1944



Informe de viaje


  1. Entre el 22.4. y el 5.5.44 se visitó en el sector del Heeresgruppe Südukraine a la 6. y 8. Armee.


  2. Situación personal

    1. Artillería del Ejercito (Heeres-Artillerie):
      Por media un 90 % de lo establecido

    2. Artillería de División:
      Aproximadamente un 80 % de lo establecido

      Las baterías que no disponen de cañones son empleadas como infantería.

      Dentro de algunas Brigadas de Cañones de Asalto (Stu.Gesch.Brig.) y Secciones de Observación (Beobachtungs-Abteilungen) se han sufrido temporalmente dificultades en la situación personal al ser su reemplazo y una parte de sus soldados que regresaban del permiso empleados en funciones de la infantería.

      La mayor escasez se sufre dentro del personal instruido de Posiciones-B, especialmente suboficiales de combate, y radiotelegrafistas.


  3. Nivel de instrucción y ambiente

    1. Instrucción de oficiales:
      1. El z.b.V.-Offz. de la Comandantura de la Artillería (oficial de la reserva) no está totalmente a la altura de sus funciones y no representa para la Comandantura de la Artillería un gran apoyo en el cumplimiento de sus obligaciones. Este z.b.V.-Offz. no dispone de la instrucción táctica primordial y desconoce conceptos fundamentales.

      2. Los jefes y los jovenes oficiales son capaces de comandar y emplear a sus unidades tacticamente pero no disponen de los conocimientos necesarios en el funcionamiento administrativo interno de la tropa, algo que le comporta desventajas (asistencia, manejo de las sanciones disciplinárias, administración, cuidado y mantenimiento del equipo, vestimenta, economía, creación de planes de instrucción).

        Se aconseja que dentro de los cursos de jefes en las Secciones y Baterías se emplee más tiempo a la formación en el campo del funcionamiento administrativo interno de la tropa.

      3. El reemplazo de jovenes oficiales no está bien instruido en el combate. Sus conocimientos sobre el funcionamiento administrativo interno de la tropa es insuficiente. Cuando el jefe de unidad cae, en muchas ocasiones el joven Leutnant tiene que asumir el mando de su unidad. Se aconseja la correspondiente instrucción en las Escuelas de Armas.

    2. Instrucción de suboficiales:
      Generalmente dentro de la Artillería del Ejercito todavía se dispone de una suficiente base de suboficiales instruidos, mientras que en la Artillería de División esta base es menor. Ademas de la escasez de Personal-B, faltan suboficiales de trayectorias especiales (especialistas en administración de equipos-intendecia, maestres de radio-comunicación, artificieros, suboficiales de equipo). Muchos de los suboficiales de trayectorias especiales de los que se dispone no están capacitados para asumir sus funciones.

    3. Tropa:
      Las elevadas pérdidas de telefonistas y radiotelegrafistas ha obligado a las Secciones ha recualificar a todo aquél que pudiera ser válido, razón por la que no se ha dispuesto de reemplazo para las tropas de medición artillera, calculadores, cañoneros y jefes de batería. Generalmente escasean nuevos especialistas para todos estos puestos.

    4. Reemplazo:
      El reemplazo ha gozado en la patria de hasta 6 meses de instrucción. A pesar de suplir numericamente el reclamo de la Artillería, su calidad es insuficiente, razón por la que el reemplazo no ha podido destinarse siempre ahí donde era precisado. Las necesidades de telefonistas y radiotelegrafistas no han logrado cubrirse en ningún momento.

      El reemplazo de conductores para las Brigadas de Cañones de Asalto no dispone de la instrucción suficiente (generalmente solo 100 Km conducidos sobre carretera).

    5. Debido a que la situación en el frente se ha estabilizado se ha reiniciado la formación de especialistas.

    6. El ambiente y la actitud de la tropa es buena y optimista.


  4. Situación material:

    1. Cañones.
      La Artillería del Ejercito ha operado por media con un 60%, la Artillería de División con aproximadamente un 30 - 50% de los cañones establecidos.

      Un aumento de la operabilidad de la Artillería de División, que con el número de caballos disponible todavía puede movilizar un determinado número de cañones, depende de la asignación de cañones.

      Dentro de los cañones de asalto que han sido asignados se repiten los siguientes defectos:

      1. Lubricación insuficiente
      2. Rápido deterioro de los motores revisados de forma general
      3. Soportes para los faldones (Schürzen) demasiado debiles

      Debido a que los vehículos asignados son lanzados directamente al combate y al hecho de que estos no han sido rodados. en el difícil terreno (periódo de barro) se han perdido un altísimo número de vehículos.

    2. Secciones de Observación.
      El importante equipo necesario para operar del que no se ha dispuesto ha podido se cubierto en su mayor parte por el 2. Park-Gruppe 2 en Gallatz.

      Para los pelotones metereológicos y de balones falta hidrógeno y bombonas de hidrógeno.

    3. Equipo de comunicación.
      El equipo de comunicación del que en este momento se dispone puede considerarse como lo mínimo de lo que se necesita. Faltan cables pesados de campaña, telefonos de campaña, equipos de radio, baterías secas.


  5. Situación de vehículos a motor

    1. Remolcadores.
      Los remolcadores de los que todavía se dispone (entre un 50 - 60% de lo establecido) se encuentran apenas operativos pues han sido totalmente sobrecargados y no se dispone de recambios para la realización de una revisión general.

    2. Camiones.
      La equipación de camiones varía mucho. Se dispone de un tonelaje de aproximadamente entre 20 - 50%. Algunas unidades disponen de un tonelaje de entre 80 - 90%.

      Los camiones de los que se dispone (generalmente civiles) se encuentran en un muy mal estado. Faltan especialmente camiones todoterreno. Debido a la escasez de tonelaje de carga los camiones son generalmente sobrecargados.

    3. Coches.
      Solamente se dispone de una muy pequeña parte de los coches establecidos, generalmente civiles. No se dispone practicamente de coches todoterreno.

    4. Situación de pneumáticos.
      Practicamente ninguna unidad dispone de pneumáticos de reserva. Los pneumáticos de los que se dispone están en muy mal estado. En relación a la actual situación, el estado de los pneumáticos puede considerarse como justo suficiente.


  6. Servícios de mantenimiento

    Exceptuando algunas pocas unidades, los servícios de mantenimiento (I-Dienste) se encuentran operativos en por media un 80%. Se dispone de suficientes especialistas. Faltan cajas de herramientas, en algunas unidades equipos de soldadura y tornos. Falta total de gases técnicos.

    Aún y así y debido a la falta de recambios no puede llevarse a cabo practicamente ninguna reparación.

    Las Brigadas de Cañones de Asalto no disponen de remolcadores de 18 toneladas, gruas y remolques de plataforma baja. Como resultado de esta situación durante los ultimos movimientos de retirada han tenido que ser volados un gran número de cañones de asalto.


  7. Situación de recambios

    La tropa no dispone de ningún recambio. El almacén central de piezas de recambio (ZEL) se encuentra en fase de creación.

    Durante los movimientos de retirada la tropa ha constatado que los tan necesarios y en repetidas ocasiones reclamados recambios se encontraban disponibles en las centrales de piezas de recambio. Al iniciarse los movimientos de retirada, los por las centrales demasiado tarde asignados recambios, no pudieron ser transportados debido a la escasez de capacidad de carga.

    Las centrales de piezas de recambio se encuentran a una distancia del frente de 800 - 1000 Km. Cuando las centrales asignan recambios, la tropa tiene que organizar su transporte tras previa entrega de las piezas defectuosas. Generalmente los vehículos que deben de ser reparados son necesitados para el abastecimiento de la tropa, motivo por el que se propone que los recambios sean asignados a la tropa sin necesidad de que se entreguen previamente las viejas piezas, comprometiendose a entregarlas una vez hayan sido estas repuestas. Para la tropa supondría un gran alivio la creación de puestos de entrega de recambios en la cercanía del frente.

    Los recambios más frecuentemente necesitados por la tropa son:

    1. Cañones de asalto:
      Transmisiones laterales derechas e izquierdas (Vorgelege). Se precisa el suministro de las piezas y no de las carcásas (ruedas dentadas, cojinetes, anillos Simmering). Transmisiones interiores, ruedas de rodadura y sus cojinetes, ejes de accionamiento de los ventiladores, pistolas de engrase (las actuales son demasiado debiles); la mayoría de las Brigadas de Cañones de Asalto disponen solo de una pistola de engrase.

    2. Remolcadores:
      Ruedas guía, ruedas de rodadura, ejes oscilantes, cadenas y tacos de goma.

    3. RSO:
      Ruedas de rodadura, cadenas, frenos de dirección.

    4. Camiones:
      1°, 2° y marcha atrás, cadenas para nieve, discos de embrague, engranajes y diferenciales para Opel, sistema de rodamiento y cajas de cambio para Maultier.

    Debido a la falta de estos recambios se han perdido un gran número de vehículos. Sería muy aconsejable el controlar en las centrales de piezas de recambio el aprovisionamiento de estos por la tropa tan frecuentemente precisados recambios.


  8. Situación de la vestimenta

    La situación de la vestimenta es muy mala. La mayoría de la tropa solamente dispone de uniformes de invierno. Se precisa urgentemente calzado. Los zapateros y los sastres no disponen de ningún tipo de herramientas.


  9. Situación de la munición

    Debido a la mejora del abastecimiento a través de Rumania la situación en este campo ha mejorado ligeramente. Exceptuando la munición para los obuses pesados de campaña (s.F.H.) la equipación actual alcanza entre un 40 - 60% de lo establecido.

    Escasea especialmente la munición para los obuses ligeros de campaña (l.F.H.), morteros y cañones de 10 cm.

    Al disparar proyectiles perforadores con casquillo desechable (Treibspiegelgechoss) los cañones son sobrecargados maximamente. Tras los primeros disparos el indicador del retroceso del cañón indica "Pausa de fuego". Durante los movimientos de retirada a algunas unidades se les suministró gran cantidad de este tipo de munición.

    Para los cañones de asalto la tropa rechaza el uso de la munición de carga hueca tipo HLB. A distancias de 1000 metros los proyectiles HLB poseen malas características balísticas. La tropa prefiere mucho antes la munición de carga hueca tipo HLC. Se reclama un mayor suministro de munición fragmentaria de alto explosivo y proyectiles de humo.


  10. Táctica y organización

    1. Para poder comandar en combate se considera como necearia la equipación del Estado Mayor de la Artillería con un pelotón de comunicaciones, pues las Secciones de Comunicaciones de los Korps no están capacitadas para asegurar la comunicación de la Comandantura de la Artillería. El mando y la dirección de fuego de grandes unidades de artillería es, en los anchos frentes y con las actuales equipaciones de comunicación, imposible. La comunicación entre dos Comandanturas de Artillería vecinas en la actualidad tampoco puede garantizarse.

    2. En la actualidad no es posible llevar cabo operaciones de concentración por parte de la Artillería del Ejercito pues los anchos del frente son demasiado extensos y la Artillería de División no se encuentra completa. Por el mismo motivo tampoco es posible el operar concentradamente con las Brigadas de Cañones de Asalto.

    3. Sería aconsejable la reestructuración de la Artillería del Ejercito en Secciones con dos Regimientos para llevar a cabo operaciones de concentración y asegurar una mejor dirección e instrucción de la tropa. Los frecuentes cambios de subordinación de las Secciones de la Artillería del Ejercito ha tenido consecuencias muy negativas.

    4. La Comandantura de la Artillería debe de disponer del derecho de disposición ilimitado sobre los medios de remolque de la Artillería del Ejercito. Durante los movimientos de retirada se han perdido un gran número de cañones pues los remolcadores de las Escuadras de Cañones (Geschützstaffel) y de los servícios de mantenimiento y recuperación (I-Dienste) estaban reservados para otros fines. Los remolcadores restantes han sido sobrecargados especialmente por el barro y un gran número de ellos se han perdido.

    5. En muchas ocasiones y generalmente provocado por la falta de equipos de radio-comunicación, se trata de situar los puestos de mando de las secciones en la cercanía de las posiciones de fuego, ignorando así los principios establecidos en las directivas sobre la localización de puestos de mando de las secciones.

    6. Los observadores artilleros adelantados (Vorgeschobener Beobachter) son contemplados y frecuentemente utilizados como órganos de la Infantería.

    7. Los equipos de radio utilizados por los observadores artilleros adelantados son demasiado pesados y poco aptos para ser utilizados en primera línea. Se reclaman equipos de radio más pequeños con iguales prestaciones y que puedan ser utilizados en movimiento.

    8. Los comandantes de las Brigadas de Cañones de Asalto generalmente reclaman la equipación con obuses de asalto (Stu.Haub.).

    9. Durante los movimientos de retirada la Sección de Observación, con la actual equipación de vehículos, no ha cumplido con las expectativas. Solo tras haber incorporado vehículos Panje se pudo poner a salvo una parte del valiosísimo equipo. Se aconseja la reconversión de la equipación de la Sección de Observación a caballos.

    10. Debido a que Secciones de Artillería y Observación alemanas operan en sectores del frente ocupados por los rumanos, es absolutamente necesario que los servícios meteorológicos rumanos, que se encuentran estructurados de una forma diferente, se adapten a los servícios meteorológicos alemanes.


Ir a comienzo de página