Escrito del recien nombrado Jefe del Estado Mayor del Ejercito Heinz Guderian datado el 25 de Julio de 1944 y dirigido a todos los oficiales del Estado Mayor con motivo del atentado sobre Adolf Hitler.

Nota: Si bien este escrito no está relacionado directamente con el Arma Acorazada (Guderian lo publica en su función de Chef des Generalstabs des Heeres) me parece acertado el incorporar este interesante documento pues muestra sin tapujos la radical posición política adoptada por el 'soldado Guderian' y Generalinspekteur der Panzertruppen ante los hechos acaecidos en Julio de 1944.

A todos los oficiales del Estado Mayor del Ejercito:


El 20 de Julio es el día más oscuro en toda la historia del Estado Mayor alemán.

La traición de oficiales del Estado Mayor ha estado a punto de conducir al ejercito alemán, a las completas fuerzas armadas y a todo el gran imperio alemán al borde de la perdición.

Es imprescindible que todo oficial del Estado Mayor sea consciente que la confianza del Estado Mayor en sí mismo ha sufrido un gravísimo varapalo.

Nos encontramos ante la horrible realidad que el hasta ahora impecable honor del Estado Mayor alemán ha sido manchado por unos pocos de sus miembros mientras la mayoría restante fielmente ha cumplido con su deber y al mismo tiempo en los combates de Junio/Julio nuestros camaradas han sellado su lealtad con la muerte en el campo de batalla.

Debe el Estado Mayor alemán, hasta ahora temido por el enemigo y venerado por los nuestros, alcanzar un final infame? Existe un camino hacia el futuro?

Existe, pero solamente si nosotros no nos damos por perdidos. Quien cree en sí mismo y en su causa no estará jamás perdido.

Tenemos que reconstruir en base a los principios de nuestro primer y hasta ahora mayor maestro, Helmuth von Moltke.

Estos principios, transferidos al día de hoy, los expongo en base a los siguientes axiomas:
  1. No permitas que nadie te supere en tu lealtad al Führer

  2. Nadie debe de creer con más fanatismo en la victoria y reflejar esa fé más que tú

  3. Nadie debe de superarte en el cumplimiento del deber hasta el fín

  4. Sé interior y exteriormente modesto: "Más ser que parecer"

  5. Sé para todos un ejemplo en tu obediencia incondicional

  6. No existe un futuro para el imperio sin el nacionalsocialismo. Por este motivo posicionate incondicionalmente ante el imperio nacionalsocialista

El Führer desea que en el futuro los errores de unos pocos no puedan injuriar y ensuciar a la totalidad del Ejercito. El Führer confia en nosotros. Agradezcamos la confianza que vuelve a depositar en nosotros mediante una lealtad inmutable, completa dedicación así como un esfuerzo sin limites ahí donde sea necesario.

Firmado: Guderian


Ir a comienzo de página