Extracto de un documento redactado por la 8.Abt. GenStdH en Marzo de 1937 y donde se analizan diferentes aspectos remarcados por la prensa internacional en referencia al Arma Acorazada y la defensa antitanque y las experiencias realizadas hasta ese momento en la Guerra Civíl Española. Véase tambien otro muy interesante documento, este redactado ya finalizada la GCE, donde se recopilan las experiencias realizadas durante este conflicto.

Nota: El 8.Abt. GenStdH (departamento técnico del Generalstab des Heeres) sería disuelto en 1939.
8.Abt. Gen St d H
Nr. 183/37 g

Berlín el 20.3.1937



Recopilación de experiencias técnicas en España
(en base a publicaciones de prensa)



  1. Tanques y defensa antitanque


    1. Superioridad de la defensa antitanque:

      "En la lucha tanque contra defensa antitanque, es decir, tanque contra granada, en la actualidad la victoria es para la granada"

      "Frente a una bien organizada defensa antitanque en la actualidad el tanque es inferior a esta"

      Sobre estas sentencias debe de decirse lo siguiente:
      Siempre en base a lo que conocemos, los ataques acorazados no se han llevado a cabo bajo los principios del ataque masivo. A estos ataques les falta profundidad. Muy probablemente estos ataques no hayan sido apoyados por armas antitanque pesadas así como por artillería.

      Podría admitirse efectivamente que la granada es superior al tanque, pero no que la defensa antitanque sea superior al ataque masivo de unidades acorazadas equipadas con material de última generación.

      Si se puede extraer algo de las experiencias realizadas en España podría resumirse de la siguiente forma: ataques acorazados contra una defensa antitanque preparada solo puede tener éxito cuando:

      1. La unidad acorazada disponga de armas pesadas (cañones de calibre 3,7 cm y 7,5 cm) con las que pueda poner fuera de combate o al menos paralizar (niebla) a grandes distancias las armas antitanque del emenigo.

      2. El ataque acorazado sea apoyado por otras Armas, especialmente la Artillería.

      3. El ataque acorazado sea llevado a cabo por fuerzas suficientes, es decir, disponga de profundidad.

      Posteriormente y en un segundo plano puede tratar de igualarse la superioridad de la granada reforzando el tanque. A pesar de lo conveniente que pudiera parecer alcanzar un equilibrio de esta manera este camino es poco prometedor. Los motivos son los siguientes:

      La fortaleza del tanque se vé limitada por el peso y muy especialmente por los costes de un vehículo fuertemente blindado. Por estos motivos el tanque suficientemente blindado solo podrá ser empleado en casos aislados pero nunca en masa. Por el contrario el desarrollo de un cañón, es decir, "la granada", capaz de destruir al más fuertemente blindado tanque es más sencillo, rápido y barato.

      La salvación del tanque debe por todos estos motivos de buscarse en primer plano en la correcta elección de la táctica de ataque en el marco de Armas combinadas y con el armamento adecuado.


    2. "Trampas antitanque"
      En base a las publicaciones no puede certificarse totalmente si las "trampas" son profundas fosas cavadas. Sería posible. En este caso el tiempo invertido en cavar este tipo de fosas debe ser muy intensivo. Este tipo de fosas deberían de ser facilmente descubiertas por un adecuado reconocimiento aéreo. Contra nuestros Kpfw. I podrían haber sido empleadas fosas poco profundas con buen éxito. Esto debería de ser comprobado.


    3. "Fracaso de los tanques ligeros al atravesar sistemas de trincheras"
      La capacidad de un tanque de atravesar zanjas depende de su largo. Generalmente este es la mitad del largo de apoyo de las cadenas, no el largo total del vehículo. Por lo tanto emplear tanques ligeros, es decir, vehículos cortos, contra bien concebidas sistemas de trincheras (anchura entre 2 y 4 metros) no es posible sin dotarles de los medios necesarios. Estos medios podrían ser: tanques posapuentes, fajinas (pueden ser transportadas en cualquier tanque). Condición previa para el uso con éxito de estos medios es la posibilidad de trabajar sin ser estorbado en estas zanjas.

      Un medio mucho más efectivo podría ser la concentración de fuego de artillería y cañones pesados de infantería sobre un punto de ruptura limitado con el fín de allanar el sistema de trincheras.

      Adicionalmente debe dársele mucha más importancia a la capacidad de trepada de los tanques. Con este fín el ángulo de inclinación de la cadena en la zona delantera del tanque no debe de ser muy pronunciado. Por desgracia precisamente este es el caso en nuestros tanques I y II.

      Para nuevos diseños debería de buscarse otras alternativas.


    4. "El blindaje del suelo del chásis de los tanques es demasiado débil"
      Debe de comprobarse mediante pruebas si, como se informa ha sucedido con tanques españoles, es posible dejar fuera de combate nuestros tanques lanzando en sus bajos un cartucho de dinamita o una granada de mano.


    5. "Equipación de tanques rusos con arma antiaérea (además de ametralladora y cañón)"
      La veracidad de esta notícia debe de ser comprobada.


    6. "Los tanques rusos flotan"
      Qué modelos de tanques rusos? En qué fase de desarrollo se encuentran nuestros agregados flotadores?


    7. "El uso de goma en los tanques rusos supone un gran peligro pues estos tanques arden con facilidad"
      Esta notícia parece ser exagerada pues la goma no arde con tanta facilidad. Ha de partirse de la premisa de que se ha empleado goma especialmente en el sistema de rodamiento. Esta zona baja del tanque solamente puede arder cuando la zona superior del tanque se encuentra ya en llamas.

      Aún y así parece importante el aclarar este tema.

      Independientemente de este tema debe de comprobarse en la práctica como reaccionan nuestros tanques al ser atacados con medios defensivos inflamables, por ejemplo botellas incendiárias así como qué mejoras deberían introducirse - tambien en nuestro vehículo de reconocimiento blindado.


    8. Velocidades superiores a entre 20 - 25 Km/h

      "reducen incluso sobre buen terreno la efectividad de las armas de fuego"

      Un hecho que no puede ser negado y que solo puede ser contrarestado por una buena táctica de fuego (reducir la velocidad cuando se dispare, disparar desde posiciones parcial o totalmente camufladas).

      Debería ademas de buscarse una mejora optimizando el sistema de rodamiento y de amortiguación o incluso mejorando la posición de equilibrio del arma y del artillero.


    9. Disponibilidad de los tanques para conducir sin limitaciones marcha adelante y marcha atrás:
      El reportero reclama una característica que es habitual en vehículos de reconocimiento blindados. El integrar esta característica en los tanques dificultaría extraordinariamente su diseño.

      Esta caraterística no se considera necesária pues los vehículos de cadenas pueden cambiar su dirección de marcha girando sobre su própio eje. Esta reclamación muy posiblemente proceda del hecho que en los combates callejeros en poblaciones los tanques empleados en muchas ocasiones solamente pueden retirarse marcha atrás.


    10. La tendenciosa reinvidicación que los cañones antitanque automáticos de pequeño calibre son superiores a los cañones antitanque pesados no es del todo cierta. El mismo reportero afirma que la distancia efectiva de los cañones de pequeño calibre queda limitada hasta los 500 metros. En la defensa se ataques masivos vá a ser casi siempre decisivo el poder abrir el fuego a grandes distancias (a partir de 900 metros). Este hecho es especialmente importante pues la distancia de combate efectiva de los tanques armados con ametralladoras empieza a partir de distancias de entre 500 y 600 metros.

      Contra tanques blindados y seguros contra fuego de ametralladora pesada automática, tambien en un futuro próximo, con fuego de pequeño calibre (p.e. 2 cm) solamente pueden esperarse buenos resultados a distancias de 500 metros o menos.

      Por todos estos motivos en el futuro ván a necesitarse ambas armas defensivas: de pequeño y de gran calibre.

      Especial atención debe prestarse al hecho que los cañones de 4,5 cm de los tanques rusos, que disponen de una excelente puntería y de sistemas opticos de puntería hasta distancias de 3000 metros, pueden atacar con buen éxito nuestros tanques a grandes distancias (entre 1800 y 2000 metros). Por contra los visores de puntería de nuestros tanques alcanzan unicamente una distancia de máximo 900 metros.

Ir a comienzo de página