Extracto del Boletín de las Tropas Acorazadas Nr. 17 publicado en Noviembre de 1944 y donde se dán a conocer detalles sobre el nuevo modelo de instrucción rápida de 8 semanas para reclutas de las Tropas Acorazadas implantado a partir de mediados de Septiembre de 1944.

El periódo de instrucción reducido de las Tropas Acorazadas en el Ejercito de Reserva


Con efecto a partir del 15.09.1944 se fijó el periódo de instrucción para todos los reclutas de las Tropas Acorazadas de forma uniforme para todas las Armas en 12 semanas. Los reclutas serán instruidos en 8 semanas de forma que la posibilidad de su traspaso al frente esté asegurada a partir de la 9. semana. Entre la 9. y la 12. semana se prevee una instrucción adicional con el objetivo de profundizar los conocimientos adquiridos.

Excepciones
  1. Unidades de Tropas de Comunicaciones serán instruidas en 12 semanas.

  2. La instrucción de los Ingenieros de los Panzergrenadiere y Panzer-Aufklärer finaliza con la 8. semana. En este periódo de tiempo serán instruidos como personal auxiliar en servícios de voladura, limpieza de campos de minas y construcción de puentes provisionales. Entre la 9. y la 12. semana se profundizarán los conocimientos practicos en estos campos.

En el transcurso de 8 semanas el recluta será instruido en su respectiva Arma con el fín de convertirlo en un soldado apto para entrar en combate. El recluta recibirá una instrucción rápida en las materias más importantes de la instrucción..

Durante la 9. y la 12. semana se prevee una ampliación de la instrucción y especialmente profundizar en la instrucción combinada (Verbandsausbildung).

Dentro de esta estructura temporal deben de tenerse especialmente en cuenta los siguientes puntos:


I. Organización

El alcanzar el objetivo de instrucción planeado solamente podrá lograrse mediante una estricta organización y el aprovechamiento de cada hora disponible siguiendo un muy bien alaborado plan. Se contempla la creación de:
  1. Un plan de instrucción para las 8 semanas de instrucción sintetizada.

  2. Un plan de instrucción para las 4 semanas de instrucción adicional. En el primer lugar de la estructura de materias a tratar deberá de encontrarse aquello que en base a la experiencia es más importante para su uso en el frente.

  3. Un plan semanal en base al plan de instrucción con un enfoque principal en la instrucción de combate (es decir, instrucción de tiro y de lucha)

  4. Un plan diário como extracto del plan semanal. Aquí debe ser válido el principio: ningún tipo de servício administrativo sinó preparación para el combate.

  5. Un plan de instrucción para oficiales y suboficiales, en base al cual y de forma paralela a la instrucción de reclutas del Cuerpo de Instrucción, se prepare a estos para las funciones que deberán de asumir más tarde.

  6. Un plan de distribución en base al cual todo el equipo disponible para la instrucción pueda ser empleado de forma ininterrumpida.

  7. Un plan de munición que regule el uso de la munición de fogueo.


II. Instrucción bajo condiciones de guerra

  1. Una vez se haya abandonado el cuartel debe de entrenarse en todo momento una conducta conforme a situación de combate.

  2. Cualquier marcha debe de ser aprovechada para la realización de pequeños simulacros de combate.

  3. Durante cualquier tipo de entrenamiento no debe de faltar el enemigo.

  4. La instrucción técnica, como la instrucción en armas, comunicaciones ó vehículos, debe de vincularse a una instrucción táctica y debe de ser llevada cabo en un contexto de situación de combate.

  5. Durante la instrucción combinada el enemigo tiene que estar representado por la tropa. Dirección de los mandos y conducta de la tropa bajo condiciones de guerra.

  6. La actitud de los instructores y jueces desde principio al fín de cualquier entrenamiento debe ser conforme a una situación de combate.

  7. Durante cualquier entrenamiento deberá de asumirse la supremacia aérea del enemigo.

  8. Deberán de llevarse a cabo simulacros de alarma entre todos los componentes de los batallones

  9. Los entrenamientos de resistencia deberán de aumentarse progresivamente en base al plan de instrucción hasta alcanzar un nivél de varios días seguidos de combate y finalizarán con un entrenamiento donde se dispare con munición real.


III. Apuntes sobre el plan de instrucción de 8 semanas

Los planes de instrucción de 8 semanas rompen con cualquier esquema de instrucción anterior y en ellos se descarta el cuartel como lugar donde llevar a cabo la instrucción.

  1. Se contemplan 54 horas semanales para la instrucción. Esto supone 9 horas diárias (entre las 7:00 y las 12:00 del mediodía y entre las 14:00 y las 18:00 de la tarde). Dentro de este cálculo no se contabiliza el Domingo con 4 horas por la mañana (8:00 a 12:00). Para los Domingos deberá de planearse instrucción ligera, clases, deporte, etc.

  2. Se eliminan las siguientes materias:
    'Instrucción formal en las armas' y 'Deportes' (excepto los Domingos).

  3. Las clases se limitan a las materias de la Dirección Nacionalsocialista (NSF), algunos temas referentes al Ejercito y las reuniones semanales del jefe de compañía. Todo el resto de materias deberán de combinarse con la instrucción en el exterior del cuartel. Las reuniones semanales con el jefe de compañía serán empleadas para realizar valoraciones positivas y negativas de lo acaecido durante la semana y que deberán de ser acompañadas de los principios militares básicos.

  4. Cualquier tipo de 'labor menor' como p.e. la limpieza de las armas, limpieza ó trabajos de mantenimiento de prendas, etc. será llevada a cabo fuera del horário previsto para la instrucción, es decir, antes de las 7:00 y despues de las 18:00 ó bien los Domingos por la tarde.

    Se deberá de conceder a los reclutas cada mediodía una hora de reposo.

  5. El aprendizaje sobre armas y vehículos así como los temas del Ejercito esenciales (p.e. insignias de rango) será llevado a cabo durante las pausas entre los entrenamientos, durante prácticas de tiro, durante las labores de limpieza y mantenimiento de las armas así como los Domingos.

  6. Las prácticas de tiro bajo condiciones de combate deberán de integrarse en los entrenamientos de combate. El uso de campos de tiro oficiales donde el enemigo (objetivo) se encuentra siempre en el mismo sitio está prohibido. El aprendizaje y uso del arma queda relegado unicamente a los exteriores del cuartel. Desde el primer disparo el recluta deberá de adoptar una conducta de guerra, es decir, deberá de cobijarse, camuflarse y comportarse como un soldado en combate. Tras la primera semana de instrucción los mejores tiradores de ametralladora deberán de ser instruidos como Tirador de Ametralladora 1 (MG-Schütze 1): para estos reclutas no se prevee una instrucción posterior con el fusíl.

    Tras las primeras semanas (aproximadamente 2 - 3 semanas) deberán de filtrarse los mejores tiradores con fusíl y estos serán seleccionados como candidatos a francotiradores.

  7. La instrucción de combate puede ser entrenada de forma anterior ó posterior en los bancos de arena.

  8. La instrucción nocturna (instrucción con niebla!) no se enumera particularmente. Deberá de llevarse a cabo al oscurecer por la noche o bien al amanecer. Basicamente una tercera parte de los entrenamientos de combate y prácticas de tiro deberán de llevarse a cabo durante la noche.

    La instrucción nocturna deberá de iniciarse durante los primeros días de la instrucción. La instrucción nocturna incluye: tiro nocturno, combate de proximidad nocturno, defensa y para los suboficiales tambien la emisión de ordenes durante la noche.

    Un 25 % de la munición total asignada para la instrucción será empleada durante el anochecer ó amanecer.

  9. La instrucción de la defensa contra gas no se considera como una materia própia y deberá de combinarse con la instrucción de combate. Los conocidos como "días de gas" son eliminados de la instrucción.

  10. En los planes de instrucción no se consideran repeticiones de materias aprendidas con anterioridad. La decisión de repetir materias ya aprendidas se relega a los comandantes y jefes de compañía. En estos casos debe de considerarse que las materias nuevas tienen prioridad. La instrucción no puede adaptarse a los peores reclutas sinó a la media.

  11. Si los previstos entrenamientos de combate con vehículos no pueden llevarse a cabo debido a la escasez de combustible deberá de aprovecharse más que lo hecho hasta ahora la posibilidad de hacer uso de los bancos de arena para el aprendizaje.


IV. En general

El plan de instrucción de 8 semanas supone una gran transformación de la completa instrucción.

Libre de cualquier tipo de inhibiciones u obligaciones tradicionales esquemáticas este plan requiere de un muy elevado nivél de exigencia a los instructores. El éxito de este nuevo plan de instrucción solamente estará garantizado si el Comandante del Batallón se identifica plenamente con sus principios básicos y desde un principio logra mediante una voluntad de hierro y pasión juveníl convencer a su cuerpo de oficiales y suboficiales de la necesidad de adaptarse a este nuevo método de instrucción.

Los principios básicos de este nuevo y moderno método de instrucción pueden resumirse de la siguiente manera:
  1. Entrenamientos de combate y prácticas de tiro bajo condiciones reales de combate en lugar de una instrucción esquemática y formal (soldado salvaje en lugar de infante entrenado).

  2. Materia de la instrucción pre-escalonada en lugar de una instrucción esquemática (es decir, p.e. en la 3. semana instrucción temporal a nivél de pelotón).

  3. Contenidos de la instrucción mixtos en lugar de focos centrales semanales. Evitar la inmovilidad de largas horas de concentración en una única materia.

  4. El foco principal de las 8 semanas de instrucción son:

    1. Instrucción de combate
    2. Instrucción de tiro
    3. Instrucción nocturna
    4. Combate nocturno y combate antitanque de proximidad
    5. Defensa de ataques aéreos rasos
La completa instrucción debe de plantearse como una competición.

Debe de tratrase por todos los medios el mantener la voluntad de participar de los reclutas sin abandonar los altos requisitos de rendimiento. La juventud y la predisposición física y psíquica de los jovenes de 17 y 18 años así como la actitud de los mayores que ahora son reclutados requieren de una razonable consideración durante el periódo de instrucción.

La instrucción de duración reducida no exime a los Comandantes de Batallón de conceder a todo recluta antes de su traslado al frente un permiso de 14 días.

Para facilitar las labores de instrucción de los Jefes de Compañía cuando los reclutas sean asignados de forma escalonada, el Comandante de Batallón puede retrasar hasta 4 semanas el início de la instrucción. En estos casos debe de asegurarse que este periódo de tiempo hasta el início oficial de la instrucción no sea desaprovechado. Las 8 semanas de instrucción se iniciarán cuando una cantidad suficiente de reclutas hayan alcanzado la unidad.


En esta fase de la guerra es primordial el entregar al Ejercito de Campaña lo más rapidamente y en la mayor cantidad posible reemplazo apto para poder entrar en combate. Eso solamente puede garantizarse mediante una instrucción rápida.

Los instructores de todos los rangos así como los reclutas tienen que estar convencidos que esta medida de instrucción reducida solamente podrá fortalecer el frente si es llevada a cabo inmediatamente con extremada concentración, bajo condiciones lo más cercanas a las de combate y con una dureza sin vacilamientos.


Ir a comienzo de página