Extractos de un informe del Hauptmann Markowsky, comandante del III./Panzer-Regiment 24 (24. Pz.Div.), dirigido al Pz.Offz.b.Chef.Gen.St.d.H. donde expresa sus primeras impresiones sobre los combates con su regimiento en el Frente del Este (Kriwoi-Rog). La segunda parte de este escrito refleja la amargura y el desaliento del soldado alemán ya a finales de 1943.
Mi batallón está formado por 2 escuadrones de Pz.IV y por 2 escuadrones de cañones de asalto, cada escuadrón está formado por un total de 22 vehículos. El Estado Mayor (Stab) dispone solamente de dos tanques de mando (cañón de 5 cm); no dispone desgraciadamente de un pelotón de reconocimiento (Aufklärungszug), pelotón que hubiera necesitado en bastantes ocasiones. La mezcla de Pz.IV y cañones de asalto ha tenido hasta este momento un gran éxito. Los cañones de asalto han sido empleados practicamente como tanques, en muchas ocasiones sin ninguna protección contra combatientes de proximidad; debido a que en este sentido la infantería rusa no se ha esforzado mucho la cosa ha salido bien. En ocasiones un escuadrón de cañones de asalto ha tenido que ser apartado; la división no dispone de ningún batallón de cazacarros (Panzerjäger-Abteilung). Aún y así a menudo el batallón ha podido operar de forma cerrada, situación ideal para nosotros.

El batallón ha cumplido sus primeros 9 días de combates durante los cuales ha sufrido 4 pérdidas totales y ha destruido 184 tanques enemigos, 87 cañones anticarro y 27 cañones. Los tanques enemigos han sido casi en su totalidad T-34 ademas de algún cañón de asalto pesado (15 cm). La superioridad sobre los tanques rusos no hay que buscarla tanto en el material, sinó especialmente en la instrucción de las tripulaciones así como en el mando de los escuadrones. Debido a diferentes motivos el apoyo por otras armas, p.e. la artillería y la aviación, no ha llegado a desarrollarse por completo. Aquí carecemos especialmente de buenas comunicaciones de radio; definitivamente habrá tiempo para mejorar y entrenar este aspecto, es necesario, para evitar que, como sucedió hace poco, nuestro ataque fracase en dos ocasiones ante un extenso frente de cañones anticarro y antiaéreos.

Contamos actualmente con una fuerza de combate media de 10-15 tanques por escuadrón. La mayoría de pérdidas han sido provocadas por averías técnicas. Por cierto, la ampliación a 22 tanques por unidad es algo que me parece muy acertado, ahorra personal y aumenta la capacidad de combate. Una cosa tengo en cualquier caso absolutamente clara: esta guerra solamente la podemos ganar con masas de tanques y con ninguna otra cosa.

Por este motivo la petición: dadnos tanques y más tanques! Pero dadselos a personal instruido y no a principiantes! Mientras nuestros tanques no sean tecnicamente fiables eso es una locura que desgraciadamente se produce de forma regular.

No sé si alcanceremos a ver en esta guerra que las bajas causadas son cubiertas regularmente por tanques y por tripulaciones instruidas de forma que pueda mantenerse la capacidad de combate y la operabilidad de un grupo de combate con experiencia en combate, en lugar de consumirse totalmente para ser reconstruida desde cero de forma posterior.

No solo la ventaja efectiva sinó tambien la psicológica sería gigante. Aún y así, despues de lo que he visto por aquí no me hago muchas ilusiones. No debe de olvidarse que el Arma Acorazada (Panzerwaffe) es decisiva en esta guerra, ni más ni menos! La verdad del contenido de esta frase la he podido corroborar ahora con mis própios ojos.


Ir a comienzo de página