Escueto y crítico informe redactado por el Major Rudolf y el Obertleutnant Dr. Maus (unidad desconocida) y dirigido al Pz.Offz.b.Chef Gen.St.d.H. y al Generalinspekteur der Panzertruppen sobre el uso en proximidad de la primera línea del RSO como remolcador.
Durante visitas al frente a menudo se escuchan quejas sobre el limitado uso táctico del RSO, especialmente que en combinación con cañones anticarro y antiaéreos de 2 cm el RSO es demasiado lento, demasiado ruidoso y demasiado alto, razones por la que atrae el fuego enemigo.

Ejemplo: La 3.(Fla)Kp. del Pz.Jg.Abt.5 perteneciente a la 5. Jäg.Div. está equipada con cañones antiaéreos de 2 cm. No se puede contar con que esta compañía solamente se estacione en la retaguardia como defensa antiaérea. Actualmente opera en la primera línea de combate. Debido a que el ruido de los motores de los RSO delatarían su posición, en su lugar se utilizan remolcadores de 1 tonelada (1 t-Zgkw) procedentes del PaK-mot.Z -Kp. Los RSO hasta el momento solamente han sido empleados para remolcar los cañones de 2 cm por carretera hasta las cercanías de la zona de operaciones.

El RSO, con sus 3 toneladas de potencia de tracción, tiene que realizar un gran esfuerzo para remolcar el cañón antiaéreo de montaña de 450 Kg (9 Zentner) lo que se traduce en un muy alto consumo de combustible (130 litros / 100 Km).

La opinión general sobre el RSO es la de que, por los motivos arriba descritos, no debe de utilizarse en la proximidad de la primera línea como remolcador de cañones anticarro y antiaéreos. Se reclaman, siempre que su potencia de tracción sea suficiente, remolcadores de 1 tonelada. Estos vehículos son incluso considerados como suficientes para remolcar el 7,5 cm PaK 40, con la limitación de que debido a la falta de espacio de carga no es posible transportar la munición y los servidores del cañón en un mismo vehículo. Por este motivo se considera necesario como mínimo un segundo remolcador por medio pelotón (Halbzug), lo que supone la ventaja de disponer de dos remolcadores de reserva por pelotón. Por consideraciones tácticas la posición de los remolcadores de cañones anticarro y antiaéreos deben de tener una posición especial.



Ir a comienzo de página