Informe redactado el 20.1.1944 por la Pz.Jg.Abt.235 y dirigido a la 198.ID. donde se recogen los resultados balísticos realizados contra el tanque Sherman con cañones anticarros del calibre 3,7 cm / 4,5 cm así como Faustpatrone (antecesor del Panzerfaust).
Pruebas de tiro con uno de los tanques enemigos destruidos el 19.1.1944 del tipo 'General Sherman' han demostrado que los cañones anticarro ligeros todavía pueden ser utilizados con éxito para la lucha antitanque. A una distancia de 200 m y tanto con Pz.Gr.40 como con Pz.Gr.39, el cañón anticarro de 3,7 cm logra perforar sin ningún problema los laterales, mientras que contra la torreta y la zona frontal estos proyectiles rebotan.

Las pruebas con cañón anticarro de 4,5 cm (ruso) dieron los mismos buenos resultados.

La invulnerabilidad de la zona frontal y de la torreta contra estos cañones así como la prometedora posibilidad de éxito contra todos los laterales del vehículo, obligan a operar con un mínimo de 2 cañones de este calibre y de forma que ambos se protejan los flancos.

El uso de 'Faustpatrone' contra el frontal (distancia de 30 m) se saldó con una perfecta perforación y el inmediato incendio del tanque. El 'Faustpatrone' continua siendo por lo tanto el mejor arma para combate antitanque de proximidad (Panzernahbekämpfungsmittel) y su uso ha de ser practicado siempre que sea posible.

Mientras no se pueda equipar a todas la unidades con el suficiente número de este arma antitanque de proximidad, el uso del resto de armas anticarro deben de ser continuamente entrenadas.



Ir a comienzo de página