Informe del Cuartel General del Ejercito (sección Ejercitos Extranjeros Este) en referencia a un documento redactado el 25 de Octubre de 1943 por la 16. Pz.Gren.Div. donde se describe, en base a los testimonios de prisioneros rusos, el cañón de asalto soviético SU76i fabricado en base al Panzer III.

Nota del traductor:
Informes basados en testimonios de prisioneros contienen a menudo errores (p.e. que los cañones de asalto dispusieran de una casamata abierta hacia arriba). En este caso no parece tratarse de una información errónea intencionada, sinó simplemente provocada por el desconocimiento del vehículo en detalle.

Extracto del resumen de los testimonios de tres prisioneros del 177. Pz.Reg. de la 64. Brigada Mecánica del VIII Cuerpo de la 5. Armada


El regimiento disponía originalmente de 45 Sturmgeschütz con un cañón del calibre 7,62 cm, fabricados en base a chásis de Panzer III y motores Maybach alemanes capturados. Los trabajos de transformación se realizaron en Moscú de la siguiente forma:
  1. La torreta del tanque alemán era desmontada y sustituida por una casamata rígida. El blindaje de esta construcción era en el frontal 3 - 4 cm, laterales 1 - 1,5 cm. La casamata se encuentra hacia arriba abierta. Altura del cañón de asalto 1,8 m. Armado con un cañón de 7,62 cm que dispone de un muy reducido nivel de giro: 15° para cada lado y 7° para arriba y abajo.

  2. El equipo de radiocomunicación es ruso.
    96 proyectiles de munición, de ellos 10 para combatir tanques. Al parecer munición de carga hueca alemana.

  3. La tripulación está compuesta por cuatro personas: conductor, radiotelegrafista, comandante (al mismo tiempo cargador), artillero. El comandante, a la derecha del cañón, dispone al igual que el artillero de un visor de puntería.

  4. Función del Sturmgeschütz es en primer lugar el combatir las armas pesadas de la infantería y en segundo lugar el combatir tanques enemigos. No se tiene constancia de que el chásis del Panzer III haya sido reforzado. La capacidad de combustible, al igual que en el Panzer IV, es de 430 litros.

Pérdidas

Soldados del Ejercito Rojo posteriormente capturados han contado a los prisioneros que la gran mayoría de los vehículos del regimiento han sido destruidos. De todos los tanques alemanes se teme especialmente al Tiger, pues los rusos no disponen de un vehículo similar. El modificado Panzer III, incluso tras su transformación en cañón de asalto, se considera como totalmente anticuado. Especialmente los motores sufren a menudo problemas técnicos.


Ir a comienzo de página