Informe redactado por el Hauptmann van Gember, comandante del Panzerjägerabteilung 53 (5.Pz.Div.) sobre las experiencias realizadas por el batallón entre finales de Febrero y finales de Marzo de 1943 con sus dos compañías de cañones anticarro, una de ellas equipada con 7,62cm Pak 36 Sfl sobre chásis 38(t).

Nota del traductor: La denominación "Marder" (existente en las versiones I,II,III) no sería introducida hasta finales de Febrero de 1944 (!)
Panzerjägerabteilung 53
2.4.1943


Informe sobre las experiencias vividas por el Panzerjäger-Abteilung 53
durante las operaciones llevadas a cabo entre el 27.02 y el 27.03.1943



Durante las operaciones del batallón en el sector norte de Shishdra las experiencias vividas en las anteriores operaciones se han vuelto a repetir y quedan así confirmadas.

El batallón ha actuado con dos compañías de cañones anticarro:

1 compañía de cañones remolcados (Spreizlafetten-Kompanie) equipada con:

4 Pak 7,5cm 97/38
3 Pak 5 cm 38
1 Pak 7,62 cm 36

1 compañía de cañones cañones autopropulsados (Sfl.-Kompanie) equipada con:

4 Pak 7,62cm 36 (Sfl. 38 t)

1 compañía antiaérea (Fla.-Kompanie)


I. Compañía de cañones remolcados
Esta compañía volvió a ser repartida de forma conjunta y de una forma profunda en el campo de batalla de forma que sus armas bloqueaban el paso de cualquier tanque enemigo en toda la zona Werch - Akimowka y el sur de Osslinka. Se dispusieron un mínimo de dos cañones de forma que ambos podían cubrirse y darse apoyo de fuego mútuo. Esta forma de operar así como la profunda posición en el campo de batalla ha sido un total éxito. Todos los tanques enemigos que han logrado superar la primera línea de combate han sido sin excepción destruidos. El fuego conjunto de varios cañones anticarro, acompañado por el de ametralladora, ha hecho imposible para los tanques atacantes el diferenciar y localizar la posición de los cañones para ellos más peligrosos.

Al no haber operado con cañones de forma individual no se han sufrido pérdidas (a diferencia de lo vivido en Noviembre de 1942 en Cholm Rogatschewski, Boblewo y al noroeste de Star Mursino en la zona sureste de Rshew).

Los operadores de los cañones han sido dirigidos por sus jefes de pelotón y el jefe de compañía, lo que se ha traducido en una forma de combatir con determinación, a diferencia de lo que sucede cuando los cañones operan de forma individual y sin sus jefes y donde rapidamente se instala en las dotaciones un ambiente de pánico.

La actuación de cañones anticarro pesados en la primera línea debe de ser una excepción pues cualquier ruptura del frente por parte del enemigo, tras la retirada de la infantería, conduce a la pérdida de los cañones y de sus dotaciones, perdiendose de esta forma estas armas especiales sin que hayan podido cumplir con su función principal.

Especialmente efectivos han sido los cañones empleados como nidos de resistencia con la infantería, pudiendo responder así con energia rapidamente tras cualquier intento de ruptura del enemigo.

Durante estas operaciones con el 7,5cm Pak 97/38 se han destruido a distancias de entre 150 y 800 metros 3 'KW I' y 3 'T-34' y se ha dañado seriamente otro 'T-34'. Todos los vehículos destruidos tuvieron que ser atacados por los laterales de la bañera. Ataques en sus frontales no han tenido consecuencias, si bien los tanques en todos los casos han dado media vuelta y han tratado de retirarse, momento que ha sido entonces rapidamente aprovechado para atacar sus laterales. El 7,5cm Pak 97/38 debe de atacar al enemigo unicamente por sus laterales pues de lo contrario se corre un alto riesgo de perder el cañón.

La efectividad del 7,5cm Pak 97/38 con proyectiles de alto explosivo (Sprenggranaten), tanto al apuntar de forma directa así como mediante el sistema de apoyo de puntería 38 (Aushilfsrichtmittel 38) ha sido un total éxito. Con una dispersión muy reducida se han logrado un nivel de alcances óptimo así como una muy buena observación pues la nube de la explosión del proyectíl es, tambien a grandes distancias, bien visible.

El cañón 7,62cm Pak 36 ha operado con total éxito. A distancias de entre 1600 y 1800 metros se han destruido 1 'T-34' y 2 'T-60'. Gracias al alcance y la potencia del cañón se han logrado destruir los vehículos a estas grandes distancias.


II. Compañía de cañones autopropulsados
La compañía de cañones autopropulsados, que sólo ha operado con cuatro cañones (la compañía disponía de un total de cinco pero uno se encontraba en reparación) fué dividida en dos pelotones con cada una dos cañones. Estos pelotones se han mantenido como reserva móvil y han operado en todo el sector de la división. De esta forma, al no ser posible con las pocas armas anticarro disponibles el cubrir sin fisuras todo el sector de la división, se ha logrado al menos el actuar de una forma medianamente conjunta en las zonas más amenazadas del frente.

La equipación adicional del jefe de compañía con un equipo de radio de 30 vatios ha sido un pleno éxito. De esta forma se ha asegurado en todo momento la comunicación con los cañones autopropulsados involucrados en las operaciones, permitiendo así las rápidas y flexibles operaciones a lo largo de todo el sector de la división.

Esta vez, exceptuando un solo caso, el Sfl. 7,62cm Pak 36 ha operado siempre en conjunto con tanques. Esta forma de operar ha sido muy ventajosa. Mientras más armas atacan un tanque enemigo, aunque los tanques dispongan de cañones cortos y largos de 5 cm con los que generalmente no se puede destruir un tanque pesado, más difícil es para el tanque enemigo el distinguir y localizar al arma más peligrosa para él, el Sfl. 7,62cm Pak 36, y concentrar su fuego sobre él. Durante el ataque los cañones autopropulsados siguen por detrás a los tanques y los protejen contra ataques por sus laterales así como contra ataques frontales. En la defensa se ha intentado el mantener los cañones autopropulsados protejidos de la visión del enemigo y de fuego directo. Al ser avistados tanques enemigos los cañones autopropulsados han abandonado sus protegidas posiciones y se han dirigido hacia posiciones más adelantadas exploradas con anterioridad.

Durante estas operaciones ha vuelto a quedar de manifiesto que el 7,62cm Pak Sfl 36 sobre chásis 38 (t), con su alta y totalmente desprotegida casamata, cuando no opera en el ataque en conjunto con la infantería ó tanques ó cuando es empleado como un tanque ó como un cañón de asalto, se pierde totalmente junto a su completa tripulación. En un caso se ordenó a un pelotón subordinado a otra unidad, a pesar de las indicaciones del jefe de la compañía, el atacar sin el apoyo de infantería ó de tanques a un grupo de infantería enemiga en campo abierto. Los dos cañones autopropulsados, incluidas sus tripulaciones, se perdieron en los primeros 200 metros por impactos de fusiles anticarro enemigos.

Todas las pérdidas personales sufridas por la compañía durante las ultimas operaciones se hubieran podido evitar mediante una más efectiva casamata, como la que por ejemplo emplea el 7,5cm Pak 40 Sfl. sobre chásis de Panzer II. El blindaje protege a la tripulación de una forma muy limitada contra metralla y disparos de armas de la infantería.

El número de contenedores de munición, que solamente permiten el transporte de 29 proyectiles, es totalmente insuficiente. Como la práctica nos ha enseñado, durante el combate normalmente no es posible el suministrar nueva munición a los cañones autopropulsados, razón por la que estos en muchas ocasiones se encuentran indefensos tras un corto periódo de combate. Como solución temporal se vería con buenos ojos el 7,5cm Pak 40 ó el 7,62cm Pak 36 sobre el chásis del Panzer II, que está capacitado para albergar 36 proyectiles, ofrece mejor protección para la tripulación y ademas cumple con los requisitos en referencia a alcance y potencia.

Los 71 tanques destruidos (1 'KW 2', 11 'KW 1', 42 'T-34', 2 'T-70', 2 'T-60', 3 'Mark II', 1 'General Lee', 9 tanques desconocidos) por los seis 7,62cm Pak 36 Sfl. de la compañía desde la primera operación contra tanques, el 6.8.1942, son una muestra del potencial de este arma.

Los diferentes tanques fueron destruidos:
  1. Cabeza de puente de Chlepenj y en Gredjakino, entre el 6.8. y el 2.9.1942, por 5 cañones autopropulsados un total de 32 tanques destruidos

  2. En Cholm-Beresuiki y en Chlepenj, entre el 25.11. y el 29.11.1942, por 4 cañones autopropulsados un total de 16 tanques destruidos (un cañón autopropulsado perdido por alcance de proyectíl de artillería)

  3. En Aschkowo y Osslinka al norte de Schisdra, entre el 2.3. y el 8.3.1943, por 4 cañones autopropulsados un total de 23 tanques destruidos

III. Dificultades especiales
La falta de la mayoría de los vehículos de amunicionamiento que según los 'Documentos de Equipo de Guerra' (K.A.N.) Nr.1144 y Nr.1148a nos corresponden, ha creado grandes dificultades en el suministro de munición de los cañones remolcados así como de los cañones autopropulsados. El elevado consumo de munición así como al reducido número de proyectiles previstos en la equipación principal de los cañones remolcados y autopropulsados ha sido para los mandos un gran problema. En ocasiones no se han podido combatir posibles objetivos con el fín de conservar los ultimos proyectiles disponibles para casos de emergencia. El uso de los remolcadores como vehículos de amunicionamiento solamente puede tratarse de una solución provisional, pues durante estas operaciones los cañones remolcados no pueden ser movidos. El mover estos cañones por las dotaciones, debido al peso del arma, solo es posible durante pequeños tramos de hasta 30 metros.

La capacidad de carga de los camiones de transporte de munición establecidos en el K.A.N para la companía de cañones anticarro remolcados está basada solamente en munición de 3,7 cm y 5 cm. En el caso de la pesada munición de 7,5 cm y 7,62 cm es por lo tanto necesario el reducir el número de proyectiles transportados para evitar la sobrecarga de los camiones. Debe de procurarse actualizar la capacidad de carga.


IV. Compañía antiaérea de 2 cm
La compañía antiaérea de 2 cm se ha empleado normalmente para combate de objetivos en tierra. En este caso tambien ha sido ventajoso el operar con los pelotones de forma conjunta. En la defensa de ataques de infantería enemiga, concentrando todo el fuego, se han logrado siempre resultados aplastantes.

La falta de un escudo blindado en los cañones de 2 cm es una gran desventaja que ha causado la pérdida de bastantes soldados. Los escudos no solo protejen frente armas de infantería y metralla, tambien fortalecen la moral de las dotaciones. Al apuntar el arma contra objetivos terrestres mediante la mira telescópica terrestre (Erdzielfernrohr) se han logrado resultados sorprendentes. Debe de procurarse el equipar todos los cañones con estas miras.

El rellenador de cartucheros de munición previsto para el cañón cuadrúple (Vierlinggeschütz) es muy práctico y debería de incluirse tambien en el cañón normal, pues debido a su elevado consumo de munición los cartuchos deben de rellenarse constantemente, algo que consume mucho tiempo.

La destrucción de 2 'T-70' y 1 'T-60' con dos proyectiles blindados especiales 41 (Panzer-Sondergranate 41) demuestra que con el cañón de 2 cm tambien pueden combatirse efectivamente tanques ligeros. Ha resultado totalmente necesario y exitoso el principio de educar a las dotaciones en la confianza a su arma y a los diferentes tipos de munición.

El nuevo proyectíl incendiário de alto explosivo (Brand-Sprenggranate) se ha utilizado con gran éxito contra objetivos de infantería.

Debido a la escasez de acciones de la fuerza aérea enemiga en la zona de operaciones no se puede redactar nada sobre nuevas experiencias en el combate de objetivos aéreos.


V. Escuadra de comunicaciones (Nachrichtenstaffel)
Las ramificadas operaciones del batallón en todo el sector de la división han hecho para los mandos necesario el empleo masivo de equipo de radiocomunicación pues los medios de telefonía ó no han existido ó debido al fuego artillero no funcionaban. Para suplir la comunicación telefónica el equipo de radio de 30 vatios ha sido el más fiable. El equipo de radio de mochila (Tornister-Funkgerät) a grandes distancias y durante la noche sufre muchas interferencias, razón por la que solo es utilizable de una forma limitada.

Para utilizarse a grandes distancias (más de 2 km) dentro de la compañía de cañones autopropulsados el Fu 5 es insuficiente. Debería de equiparse la compañía con receptores T (T-Empfänger). El equipo de radiocomunicación establecido en el K.A.N. Nr.1106 para la escuadra de comunicaciones de un batallón de cazacarros debería de multiplicarse.


VI. Recopilación
Todas las experiencias hasta ahora hechas en Rusia en el transcurso de operaciones tácticas demuestran que con una compañía de cañones anticarro remolcados y una compañía de cañones anticarro autopropulsados no es posible el asegurar contra tanques el sector entero de la división, con el agravante de que la compañía de cañones remolcados está insuficientemente equipada y que la compañía de autopropulasados solamente dispone de 5 vehículos. Bajo estas condiciones el separar los cañones y operar de una forma no conjunta es inevitable y conduce a menudo a graves e innecesarias pérdidas de los valiosos y tan escasos cañones anticarro. El batallón es de la opinión que para lograr asegurar todo el sector de la división mediante nidos de defensa anticarro es absolutamente necesario el restaurar la antigua equipación del batallón anticarro con 3 compañías anticarro, como sucede en casi todas las divisiones de infantería y acorazadas, tambien dentro de la 5. Panzer-Division. Será necesario esperar a futuras experiencias para saber si el objetivo deben de ser 2 compañías de cañones remolcados y 1 compañía de cañones autopropulsados ó bien 2 compañías de cañones autopropulsados y 1 compañía de cañones remolcados.


Firmado: van Gember
Hauptmann y comandante del batallón

Ir a comienzo de página