Documento redactado en Octubre de 1942 por el 'Armeeoberkommando 9' donde se resumen algunas de las experiencias realizadas dentro de esta Armada en el Frente del Este con cañones anticarro Pak 40 autopropulsados sobre chásis de Panzer II, Panzer 38t y Lorraine.

Nota del traductor: La denominación "Marder" (existente en las versiones I,II,III) no sería introducida hasta finales de Febrero de 1944 (!)
Armeeoberkommando 9
Ia/Pz.Off. Nr.4841/42 geh.
20.10.1942

Asunto: Experiencias con el Pak 40 autopropulsado (Sfl.)


Desde comienzos de Septiembre de 1942 se encuentran en la Armada compañías de cañones anticarro autopropulsados (Sfl.-Pak-Kompanien) para que éstas sean asignadas entre sus divisiones.

Armamento: 7,5 cm Pak 40
Chásis: Pz.Kpfwg.II, Pz.Kpfwg.38t, tanque francés Lorraine.

Ademas de las experiencias obtenidas por la tropa, y que han sido ya comunicadas, se informa de lo siguiente:


A) Equipación de vehículos a motor dentro de las unidades

La equipación con vehículos a motor es totalmente insuficiente, algo que perjudica en gran forma la operatividad de las compañías. No existe la posibilidad de completar esta equipación en base a las existencias de la Armada.

  1. Faltan vehículos todoterreno para jefes de unidad y exploradores. Los jefes no pueden tomar lugar en los cañones autopropulsados y desde ahí dirigir pues en estos vehículos solamente hay sitio para la dotación. Es ademas importante que los jefes durante las operaciones sean flexibles e independientes de la tropa.
    El servício de exploración es especialmente importante pues la capacidad todoterreno de los cañones autopropulsados es muy pobre.

  2. Para cada cañón autopropulsado se ha previsto un remolque de munición.
    El abastecimiento de una compañía en combate es tan difícil que en estos casos es necesario el transportar un determinada cantidad de munición de reserva. El remolque dificulta campo a través la de por sí ya pobre movilidad del cañón autopropulsado. Sería deseable la asignación de chásis de tanque modificados para el transporte de munición.

  3. Las compañías de cañones autopropulsados no estaban equipadas con camiones. Debido a la actual escasez de camiones el abastecimiento de la tropa es cada vez más complicado.

B) Personal

La gran capacidad de combate de la compañía de cañones anticarro autopropulsados exige que los jefes, jefes inferiores así como la tropa hayan sido cuidadosamente instruidos y conozcan las peculiaridades de este nuevo arma. Si bien aquí ha sido posible el mejorar elementalmente la insuficiente instrucción, la falta de personal instruido en las armas y en las plataformas continúa dificultando las operaciones. Ha quedado absolutamente demostrado que es necesario realizar prácticas de tiro con las unidades. Aquí se han descubierto fallos que en combate hubieran conducido a gravísimas averías.


C)

La deficiente movilidad de los cañones anticarro autopropulsados dificulta su movimiento campo a través e incluso sobre caminos. El cañón autopropulsado 'Lorraine' no es apto para el escenario de guerra ruso. Las consecuencias: la elección de una posición de fuego tiene que ser precedida de una meticulosa exploración; no es en la práctica posible operar desde el movimiento de una forma espontánea.

la alta silueta dificulta su camuflaje. El límitado ángulo de giro del cañón hacia abajo dificulta posicionar el vehículo frente a terraplenes. Su débil blindaje conduce a muchas pérdidas cuando los cañones se posicionan en campo abierto.

En su actual forma el cañón anticarro autopropulsado es un arma que, desde una posición preparada y fija, puede lograr bastante; sobre buen terreno puede moverse pero en ningún caso es capaz de cazar tanques enemigos que han sobrepasado nuestras líneas.


D) Defectos que tendrían que ser corregidos mediante modificación del diseño

I. Chásis 'Lorraine'

  1. El motor de 75 caballos es insuficiente. Su escasa potencia dificulta su movilidad campo a través. El motor está sobrecargado.

  2. La distancia al suelo del chásis 'Lorraine' es demasiado reducido.

  3. Las cadenas son demasiado estrechas.

II. General

  1. Es necesario modificar la posición del anclaje del tubo del cañón. El anclaje, situado sobre la escotilla de salida superior del conductor, dificulta dependiendo de la posición del cañón la salida del conductor.

  2. Las tapas sobre el asiento del conductor no cierran adecuadamente, los pestillos son demasiado debiles y no soportan la gran presión del aire provocada al efectuar el disparo. Cuando llueve mucho el asiento del conductor se inunda.

  3. La actual batería, fuente de energía para la conducción y para el sistema de radiotelegrafía, no es lo suficentemente potente.

  4. Se reclama generalmente el uso de palancas de dirección curvadas: frente a las rectas éstas disponen de un mejor efecto de palanca.

  5. La guarnición de los frenos debe de fabricarse en un material más duro: la actual guarnición de los frenos, que se encuentra en un baño de aceite, se hinchan, desfibran y disuelven.

E) Defectos causados por un deficiente montaje ó bien por sabotaje

I.

  1. Se han hallado tornillos y tuercas sueltas en un diferencial (plataforma Nr. 784)

  2. Se ha hallado un tornillo suelto en un cambio de marchas (plataforma Nr. 789)

  3. En un cambio de marchas se han encontrado tres anillos de junta sueltos y un gran trozo de metal (plataforma Nr. 770)

  4. Líneas de soldadura de mala calidad (plataformas Nr. 769, 772, 773, 774)

  5. Las planchas del embrague principal no se encontraban completamente engranadas (plataformas Nr. 771, 772, 773, 777)

II.

  1. La plancha de presión del pivote de giro del cañón se encontraba en un estado lamentable y lista para ser sustituida (cañón Nr. 1650)

  2. El amortiguador derecho del cañón tenía una fuga, grietas longitudinales en el pistón del amortiguador (cañón Nr. 1651)

  3. Amortiguador derecho del cañón sin relleno, el perno de apoyo tuvo que ser reparado, taco de fuego en la caja de disparo demasiado corto, grietas longitudinales en el pistón del amortiguador (cañón Nr. 1653)

  4. Demasiado juego en la cuña de cierre del cañón. Fugas en los manguitos derecho e izquierdo de los amortiguadores (cañón Nr. 1654)

  5. Se han doblado las planchas de presión del pivote de giro del cañón (cañones 1655, 1968)

  6. En los amortiguadores derecho e izquierdo falta de líquido de freno y aire a presión, grietas longitudinales en el pistón del amortiguador (cañón 1970)


F)

A pesar de que fué posible el reparar una parte de estos defectos tras las pruebas de adquisición, en algunas unidades estas pruebas no pudieron realizarse directamente pues debido a la situación del momento estas tuvieron que entrar en acción de forma directa. Se reclama que el arma sea entregada de forma que esta pueda entrar directamente en acción.

G) Comentario final

Es sabido que los cañones anticarro autopropulsados, especialmente aquellos con chásis Lorraine, son una solución de emergencia.

Aún y así las operaciones con el valioso Pak 40 exigen el equipar este arma de concentración, en lo relativo a material y personal, de forma que pérdidas provocadas por fallos evitables no pongan en peligro la legítima confianza que en ella posee la tropa.


Ir a comienzo de página