Escrito del General de Artillería Fritz Lindemann datado en 23.01.1944 y dirigido al Inspector General de las Tropas Acorazadas Heinz Guderian. Lindemann defiende que el Sturmgeschütz neuer Art (nuevo modelo de cañón de asalto) es realmente un vehículo desarrollado por y para la Artillería y por lo tanto debería de mantener su denominación de 'cañón de asalto'. A pesar de que Lindemann no lograría imponerse y el vehículo fuera rebautizado finalmente como Jagdpanzer IV, la Sturmartillerie no acató la nueva denominación, refiriendose a este vehículo hasta el final de la contienda como 'cañón de asalto' (algo similar a lo que sucedería con el Sturmgeschütz 38t). Véase este documento.
Al Inspector General de las Tropas Acorazadas,
Sr. Generaloberst Heinz Guderian


Estimado Sr. Generaloberst !

le adjunto una copia de mi solicitud (Ia/Ib Nr. 8400/43 g del 17.11.1943) dirigida al Jefe del Estado Mayor (Chef des Generalstabes). Este escrito, como demuestra su contenido, tiene como objetivo el resaltar la naturaleza del nuevo modelo de cañón de asalto (Sturmgeschütz neuer Art), tambien de su denominación, como la de cañón de asalto (Sturmgeschütz). Tras nuestra última reunión personal el 13.11. desgraciadamente no me fué posible el lograr que se mantuviera la vieja denominación de 'Sturmgeschütz' para esta nueva edición del cañón de asalto. Debido a que mi antecesor tampoco tuvo éxito en lo referente a este tema, esta solicitud es lo último que he podido hacer: las directrices de mi cargo no me permiten el mirar para otro lado cuando se pretende arrebatar a la Artillería una de sus armas realizando un cambio de su denominación.

EL Jefe del Estado Mayor se muestra de acuerdo con mis proposiciones. Su opinión sobre lo referente a la denominación del nuevo modelo de cañón de asalto (Sturmgeschütz neuer Art) ha sido comunicada a la oficina correspondiente mediante el escrito Gen.St.d.H./Org.-Abt./I/III Nr. 18844/43 del 13.11.1943.

Igualmente le envío una copia del escrito (Gen.St.d.H./Org.-Abt. Nr. 7944/44 del 7.1.1944) con mi opinión sobre el informe del Panzer-Regiment 36, algo que hice a petición del Jefe del Estado Mayor. Mi posición general sobre la idoneidad de los cañones de asalto para operar fuera de lo que és su campo de uso natural, está expuesta en este escrito de una forma muy clara. Esta posición tambien ha sido aprobada por el Jefe del Estado Mayor.

No ignoro la actual necesidad de entregar la mayor parte de la producción de cañones de asalto a la Fuerza Acorazada (Panzerwaffe) como solución de emergencia y temporal, pues de no ser así la Fuerza Acorazada quedaría parcialmente inoperativa.

Para ningún arma es una situación agradable el ser utilizada por un tiempo indeterminado en algo para lo que original y tecnicamente no ha sido concebida. Por este motivo no es posible sacar el máximo provecho de cañones de asalto dentro de batallones acorazados (Panzer-Abteilungen), del mismo modo que sucedería con tanques dentro de batallones de cañones de asalto (Sturmgeschütz-Abteilungen).

La principal línea de desarrollo, algo que nadie va a poder eludir, es en mi opinión la de que fuera del Arma Acorazada otras armas, especialmente la Artillería, van a necesitar cada vez más vehículos blindados. Esto es algo a lo que nos fuerza la técnica actual. Por este motivo va a ser decisivo el encontrar una clara línea de demarcación entre las diferentes armas en lo referente al desarrollo técnico y uso táctico de los vehículos blindados, para de esta forma sacar el máximo resultado de las diferentes armas y evitar una superposición mútua.

Yo no veo ninguna dificultad en encontrar una clara demarcación entre el Arma Acorazada y la Artillería, pues tanto el tanque como el cañón de asalto son 'racialmente' claramente distintos, igual que sus respectivos campos de uso táctico.

Me gustaría resaltar que fundamentalmente considero que una estrecha cooperación entre el Arma Acorazada y la Artillería en todo lo referente al desarrollo técnico así como uso táctico debe de resultar en el máximo beneficio para el frente.

Estoy a su disposición en todo momento para una exposición oral, algo que ya intenté en varias ocasiones a lo largo de Octubre / Noviembre.


Con Heil Hitler,
mi estimado Sr. Generaloberst, siempre fiel.


Ir a comienzo de página