Extracto de un informe dirigido al Secretario de Estado del Protectorado de Bohemia y Moravia, Karl Hermann Frank, redactado el 28.06.1944 por el Dr. Hans Martin Schleyer, jefe de la Oficina Presidencial de la Unión Central de la Industria en Bohemia y Moravia. En el documento traducido el Dr. Schleyer se refiere de una forma muy critica al proceso de desarrollo, producción y entrega de los primeros prototipos de Jagdpanzer 38 por la empresa BMM.

Este interesantísimo documento refleja de una forma muy evidente las fricciones existentes entre militares, hombres de partido e industria, incluso en proyectos de máxima importancia como lo era el de la producción de cazacarros en la segunda mitad de 1944.
V. El "Programa de Cazacarros" (Panzerjäger-Programm):

A finales del año 1943 tuvieron lugar en Praga las primeras reuniones con el objetivo de tratar la participación de BMM en un programa de producción de tanques. Hasta ese momento en BMM se fabricaba un tanque desarrollado por esta empresa con un nivel de producción no determinante. El posterior desarrollo de este modelo por un ingeniero de BMM dió como resultado el denominado como cazacarros de 38 toneladas. Una vez el General Guderian examinó el modelo y tras haber ordenado la incorporación de diferentes mejoras, el Hauptdienstleiter Saur comunicó a las instituciones pertinentes, tambien a BMM, que la producción de tanques debería de paralizarse y a partir de Marzo de 1944 se iniciaría el "Programa de Cazacarros". Las cifras de producción fueron fijadas de la siguiente manera:

Marzo 1944   3 vehículos
Abril "   20 vehículos
Mayo "   50 vehículos
Junio "   100 vehículos
Julio "   200 vehículos
Agosto "   300 vehículos
Septiembre "   400 vehículos
Octubre "   600 vehículos
Noviembre "   800 vehículos
Diciembre "   1000 vehículos

En un primer momento solamente se asignó a BMM para la realización de este programa. Con el fín de lograr estos objetivos se planearon generosos ajustes del programa, ajustes que finalmente no fueron realizados. Dado que era evidente que BMM bajo estas circunstancias jamás lograría cumplir los objetivos finales del programa de 1000 vehículos mensuales, se asignó la fabricación de 500 vehículos mensuales a la empresa Skoda, manteniendose la autoridad de la gestión en BMM.

Se creó ademas un departamento para tanques (Panzerstab) bajo la dirección del ingeniero Werner y del Direktor Pöhlmann en nombre del ministro de la guerra y armamento y dentro del cual se encuentra tambien personal de BMM. Este equipo es el responsable de crear planos, imponer tiempos de trabajo, etc. desde la bañera soldada hasta la finalización del tanque. BMM es responsable de la planificación así como de la producción del tanque. La organización y planificación de la producción del cazacarros en BMM se delegó sobre el Direktor Eigen. En opinión de personal cualificado esta persona no dispone de la perseverancia necesaria, ni con sus superiores ni con sus subordinados.

Siempre que sea posible se pretende el encargar la producción de piezas a empresas suministradoras externas. Con este fín el coordinador de armamento (Rüstungsobmann) creó el 26.1.1944 una denominada como bolsa de pedidos (Auftragsbörse) y por la que tanto la industria como las empresas artesanas mostraron un gran interés, es decir, existen capacidades suficientes para crear una red de suministradores. Así por ejemplo el jefe de una pequeña empresa aceptó el asumir la fabricación de 8 diferentes piezas para los motores si a cambio se le apartaba de la producción de otros encargos de menor importancia, no se le privaba de personal cualificado y ademas se le aportaba personal adicional para su turno de noche. En este caso la capacidad de maquinária para este encargo estaba asegurada. No se exigieron ningún tipo de demandas energéticas. Este caso puede tomarse como buen ejemplo sobre el desarrollo de la bolsa de pedidos. Hasta el 2.3.1944 el jefe de esta empresa no volvió a escuchar nada sobre este tema. El 3.3.1944 la empresa BMM se puso en contacto con él para comunicarle que las piezas para los motores no serían fabricadas sinó en su lugar deberían de producirse componentes del chásis. Tras haber aclarado qué componentes, se acordó el encargo con la empresa. Hasta finales de Marzo esta empresa no recibió ninguna confirmación de pedido. Las consecuencias que la lentitud de este proceso de deslocalización de la producción de piezas, proceso clasificado como de gran importancia, ha tenido entre los diferentes jefes de fábrica puede extraerse de la siguiente manifestación de uno de ellos:

"Estas han sido las consecuencias de la rapidísima operación para mi empresa y muchas otras. Si con el objetivo de poder entregar urgentemente las piezas - al fín y al cabo necesitamos los tanques - hubiera dejado de lado otras producciones, una parte de la empresa estaría funcionando al ralentí. En otras empresas, que de por sí disponen de capacidades no utilizadas, desde que se inició esta operación ó bien el personal se aburre ó bien se producen productos de menor ó incluso ninguna importancia para esta guerra."

Jefes de fábrica han expresado que no debe de extrañar el que en BMM no funcione nada. Es interesante el que durante el transcurso de la bolsa de pedidos un ingeniero de BMM asignado a un jefe de empresa alemán y que tenía que dar indicaciones sobre la planeada producción, no pudiera responder a las más fáciles preguntas de los técnicos y se explicára diciendo que él trabajaba en otro departamento.

Tambien empresas artesanas han participado en la bolsa y debe de confirmarse que una parte de las piezas pueden producirse en este tipo de empresas. A pesar de los muchos ofrecimientos por parte de estas empresas así como a la creación por su parte de una central de transmisión de pedidos, no se ha incluido a las empresas artesanales del Protectorado dentro del Programa de Tanques (Panzer-Programm), a pesar de que la "Comisión Primária de Tanques" (Hauptauschuß-Panzer) en Berlín había previsto incluirlas en la producción de piezas. La gestión de adjudicación de pedidos para la producción de piezas permite concluir que la organización en BMM en este caso tampoco ha funcionado correctamente ó bien que simplemente no existe la voluntad.

Según los asistentes las diferentes reuniones del Panzerstab con participación del Hauptdienstleiter Saur han sido muy unilaterales. Saur ha dado ordenes sin aceptar objeciones. Sirva como ejemplo una conversación con el ponente personal del Hauptdienstleiter Saur:

"Le pregunté en qué medida el programa había sido coordinado entre el señor Saur y el Consejero del Estado (Staatsrat) Schieber, jefe del Departamento de Envios de Armamento (Rüstung-Lieferungsamt). En este sentido Friese respondió que Schieber lo tenía muy difícil, pues Saur desarrollaba un plan, se lo presentaba al Führer y despues iba con ese plan a Schieber, el cual no podía poner objeciones a un plan firmado por el Führer. Schieber se ha encontrado ademas en una dificil situación cuando durante una reunión en Praga ha tenido que coordinar la demanda del Programa de Tanques con la de otros programas. Su tono durante la discusión, especialmente dirigiendose a las empresas, se diferencia positivamente del de Saur, ademas la opinión general es la de que Schieber planea de una forma sistemática, mientras que Saur impone demandas sin considerar cómo llevar a cabo la producción, intentando intimidar a las empresas y órganos implicados con eslóganes, amenazas e insultos."

Cuando a comienzos de Marzo de este año se podía predecir casi con total seguridad que los planeados 20 tanques para el cumpleaños del Führer no podrían ser producidos pues las bañeras no habían sido entregadas a tiempo, tuvo lugar una reunión de los Representantes de Distritos (Bezirksbeauftragte) bajo la dirección del Rüstungsinspekteur Generalmajor Ing. Hernekamp, que tuvo un desarrollo indigno. El General Hernekamp rechazó cualquier responsabilidad por no haberse cumplido lo dictaminado por el Hauptdienstleiter Saur y culpó a una empresa tras la otra reclamando de ellas justificaciones. Por su lado las empresas ven la causa en una hipotética mala planificación inicial. Según han expresado asistentes a dicha reunión, es vergonzoso el ver que por motivo del cumpleaños del Führer, y en definitiva por una cuestión de prestigio del señor Saur, la planificación total de las empresas involucradas, especialmente de Witzkowitz así como la Poldi-Hütte, tuvieran que ser echadas por la borda. El Generalmajor Hernekamp expresó que el cumpleaños del Führer debería de retrasarse varios días, mientras que el Direktor Pohlmann se refería a un funeral de estado de primera magnitud. Debe ademas de resaltarse de una forma especial que todas las reuniones y discusiones sobre el programa de producción de cazacarros tuvieron lugar en presencia de checos, por lo que no puede excluirse que los rumores que corren de que en un periódico inglés se hayan tratado ya todos los detalles del Programa de Cazacarros así como el que una emisora de radio inglesa esté preparando tambien el debatir sobre este tema, sean ciertos.

Una conversación entre un fiador (Gewährsmann) y el Major Kersting, delegado del ministerio de armamento en la empresa BMM, refleja de qué manera tan superficial se está tratando todo este tema. Según esta conversación no se dispone de capacidades suficientes para la refinación de las planchas de blindaje, por lo que éstas no se encuentran disponibles en el momento previsto y en el número necesario. En este sentido el Major Kersting se ha quejado por el superficial y en parte irresponsable enfoque que Saur le ha dado a este tema, así como de la insuficiente cooperación con el Staatsrat Schieber. Saur ha ordenado que en lugar de las previstas planchas de blindaje se utilizáran otras para las que nisiquiera existen resultados de pruebas balísticas. El Major Kersting ha expresado que solamente un hombre que no ha sido nunca soldado podría permitir el que se entreguen al frente diferentes vehículos de un mismo modelo, que si bien ambos resistirán los disparos, tambien es cierto que uno de ellos sufrirá daños en su blindaje. El soldado, continuó el Major Kersting, no entenderá el por qué el vehículo vecino es resistente a los disparos y el suyo no. De esta forma solamente se introduce en el frente un factor de inseguridad que no debe de ser menospreciado.

Gracias a que se han utilizado otras planchas de acero y que los trabajadores han realizado un gran número de horas extras, se han podido manufacturar los 20 tanques hasta el 20.4.1944. Los trabajadores, ademas de recibir una asignación mayor por la semana de 72 horas laborables, han recibido grandes cantidades de alcohol y cigarrillos. Ademas se han realizado donaciones económicas adicionales. Una muestra de la insuficiente supervisión de todo este proceso, a pesar de la tensa situación, se refleja en el hecho de que los trabajadores durante la noche han dispuesto de tiempo para jugar a los dados.

Sin la realización de pruebas de conducción los 20 tanques fueron enviados a la estación ferroviária de la empresa en presencia del delegado de la industria (Industriebeauftragte) el Kapitän Schwarz, el Major Kersting y de personal encargado de rodar una película. A pesar de que todos los checos sabían que los 20 tanques eran un regalo para el Führer, nadie en la dirección de la empresa ha creido conveniente el despedir los vehículos mediante una sencilla celebración. Se cree que ha habido suerte de que los vehículos hayan sido transportados a Salzburg y no al este, pues en caso de que estos hubieran tenido que recorrer una larga marcha no la hubieran soportado. Los ingenieros de BMM definen al tanque como un prototipo que todavía sufre defectos de diseño que deben de ser corregidos.

El 20.4.1944 el Hauptdienstleiter Saur entregó al Führer los 20 tanques y le comunicó que la producción de 1000 cazacarros en el Protectorado estaba asegurada. En contra de esta afirmación, se ha de decir primero que las condiciones para el desarrollo del programa, ó lo que es lo mismo, para cumplir las cifras de producción previstas en ningún caso se han cumplido, y segundo que el tanque sufre de un fallo de diseño que impide que se le pueda denominar como listo para ser producido en série. Cuando el tanque supera los 30 Km/h, debido a un fallo, el vehículo gira hacia la derecha siendo imposible corregir mediante los órganos de conducción. Según personal cualificado de BMM si el vehículo hubiera tenido que cubrir una marcha para ser entregado al Führer estos problemas hubieran quedado en evidencia.

Resumiendo y en referencia al Panzer-Programm puede decirse lo siguiente:
  1. A pesar de que las condiciones para iniciar eficazmente la producción en série del vehículo podrían darse, el diseño del cazacarros no dispone todavía de la madurez suficiente como para poder hablarse ya de una producción en série ó como para comunicarselo al Führer.

  2. La coordinación entre los diferentes integrantes del programa dentro de la planificación general deja mucho que desear, razón por la que un ajuste del programa en referencia a las producciones fundamentales no se ha llegado a consumar.

  3. El departamento de tanques (Panzerstab) local cerró a tiempo la planificación de los trabajos a partir de la bañera soldada, pero no se ha preocupado de los trabajos preparativos como herramientas, fabricación de plantillas, adjudicación de producción de piezas, etc. y ahora probablemente atribuya a la incompetencia de las empresas el que no sea posible alcanzar las cifras de producción previstas.

  4. Aunque hay que partir de la premisa de que la empresa Skoda cumplirá con la parte del programa que se le ha asignado, en el caso de la empresa BMM y debido a la situación descrita en relación a la dirección, competencia técnica así como la planificación, no es el caso.

Personal cualificado dentro y fuera de BMM se muestran sorprendidos de que, tras haber recibido el comunicado del Hauptdienstleiter Saur, el Führer de forma telegráfica y a través del Oberstleutnant Schade le haya mostrado su agradecimiento.


Ir a comienzo de página