En Octubre de 1944 el Inspector General de las Tropas Acorazadas publica a través del Nachrichten der Panzertruppen un resumen de las experiencias realizadas tras los primeros meses de operaciones (Agosto y Septiembre) con el cazacarros ligero 38.

Experiencias con el le. Panzerjäger 38

Las experiencias obtenidas tras las primeras operaciones con el cazacarros ligero 38 permiten extraer las siguientes conclusiones:
  1. El cazacarros ligero 38 ha superado su bautismo de fuego. Las tripulaciones están orgullosas de sus vehículos. Las tripulaciones y la infantería tienen confianza en ellos.

    Se ha elogiado muy especialmente la ametralladora de fuego en todas direcciones.

    Gran potencia de fuego, altura muy reducida así como una forma muy ventajosa convierten a estos vehículos en aptos para llevar a cabo sus dos funciones principales:
    • Combatir tanques enemigos
    • Apoyo directo de la infantería en el ataque como en la defensa

  2. Una compañía ha destruido en un muy corto periódo de tiempo 20 tanques sin sufrir ninguna baja. Un batallón ha destruido 57 tanques (entre ellos 2 Stalin a 800 m) y durante estos combates no ha perdido ningún vehículo por fuego enemigo. Este mismo batallón, tras recorrer en un día un trayecto de 160 Km, alcanzó su objetivo sin sufrir ninguna baja por averías.

    En lo referente a la instrucción así como a las operaciones hay que destacar hasta el momento los siguientes puntos:

  3. La unidad más pequeña de combate debe de ser el pelotón (4 cazacarros). Solo a partir de este número se puede garantizar una concentración de fuego efectiva así como un apoyo y vigilancia mutua.

    Las operaciones en grupo ha quedado demostrado son las más racionales. Este tipo de operaciones han conducido de forma segura y rápida a un éxito determinante, permitiendo así el que la fuerza de combate de la unidad pudiera ser empleada para nuevas funciones y ganando tiempo para la realización de trabajos de mantenimiento y reparación.

  4. Operaciones a nivel inferior al de pelotón solamente estarán justificados en casos de emergencia ó bajo características muy especiales del terreno. Para estos casos debe de instruirse a las tripulaciones a operar a nivel de medio-pelotón (Halbzug) y los jefes del medio-pelotón deberán de ser educados en actuar y tomar decisiones de forma independiente.

  5. Los cazacarros no deben de operar solos ! Especialmente para la realización de operaciones de ataque de todo tipo que conduzcan al interior de posiciones enemigas, deberá por regla general de asegurarse la existencia de granaderos para su protección y apoyo directo.

  6. Toda operación debe de ser preparada ! Mediante una reunión previa de todos los jefes participantes debe de crearse un plan de combate donde se fijen las funciones que cada uno asume, la cooperación con otras armas así como el tipo de comunicación durante el combate.

  7. El lugar de los jefes:
    El jefe de pelotón (Zugführer) se encuentra generalmente con sus cazadores

    El jefe de compañía (Kompanieführer) se encuentra con la masa de sus cazadores. Ataques a niveles superiores al de pelotón los dirige él mismo.

    El jefe de batallón (Abteilungsführer) se encuentra con la masa de su batallón ó bien con la unidad que se encuentre en el centro de las operaciones.

    El puesto de mando del batallón deberá de encontrarse allí donde, gracias a la intersección de vías de comunicación, esté asegurada una perfecta conexión con regimientos de granaderos y la división.

  8. Marchas:
    Durante marchas diárias se deberá de abandonar la rígida formación y se deberán de mantener distancias de seguridad contra ataques aéreos de 100 metros y más.

    Marchar durante la noche mediante el actual visor óptico del conductor es en la actualidad solamente posible a una velocidad muy lenta y con la ayuda del comandante ó bien enviando a un hombre delante de cada cazacarros (la modificación del visor del conductor ha sido solicitada y se está llevando ya a cabo).

  9. Preparación (Bereitstellung): El dirigirse y el abandonar una zona de preparación (excepto para lanzarse al combate) se realizará al amanecer ó en la oscuridad (el ruido deberá de ser camuflado por fuego de artillería !). Poblaciones así como lugares cercanos a puntos de intersección de transportes (cruces de carretera, puentes, estaciones) deberán de evitarse.

  10. Camuflaje: Durante la marcha así como durante la preparación se ha cristalizado como el mejor camuflaje la conversión del cazacarros en un arbusto, siempre y cuando esto concuerde con las características del terreno. El camuflaje debe de poder ser retirado en unos pocos segundos para permitir la observación y el disparar.

  11. Los cazadores deben de disponer de tiempo para poder realizar el mantenimiento técnico así como reparaciones. Despues de las marchas así como entre las operaciones debe de encontrarse el tiempo para el cuidado de los cazacarros, sinó estos adornarán las cunetas en lugar de ser un arma determinante y encontrarse en el momento preciso allá donde se les necesite.

  12. En combate contra tanques y cañones anticarro la pequeña silueta del cazacarros le permite el actuar realmente como un cazador. El cazacarros ligero 38 puede evitar rapidamente el contacto óptico así como fuego directo del enemigo y puede atacarlo desde una nueva posición a una distancia eficaz con fuego concentrado.

    El blindaje frontal resiste el fuego del cañón anticarro ruso de 7,62 cm. Todas las pérdidas se han producido hasta el momento por disparos en los laterales y parte trasera. Por este motivo es especialmente importante enfrentarse al enemigo enseñando unicamente el "robusto pecho". Movimientos transversales al frente deben de ser realizados fuera del alcance del fuego directo de armas anticarro del enemigo.

  13. Para el combate defensivo contra tanques así como contra masas de infantería el cazacarros ligero 38 se mantendrá a un nivel mínimo de pelotón (véase 2) cerca del frente, pero fuera de la zona de preparación artillera enemiga. Puntos llamativos como poblaciones, cruces de carreteras deben de ser evitados.

  14. Durante contraataques realizados directamente tras el ataque del enemigo el cazacarros ligero 38 ha contribuido en muchas ocasiones a alcanzar un rápido éxito. En estos casos no debe nunca de operar solo ! La infantería debe de ser anteriormente informada de que tras haber logrado el éxito pero todavía durante el transcurso de la operación, los cazacarros deberán de retirarse para ser amunicionados.

  15. La comunicación con los granaderos durante el combate se ha producido directamente a gritos. La asignación de objetivos por parte de los granaderos se ha realizado mediante disparos de señales luminosas así como por indicaciones al comandante.

  16. EL cazacarros ligero 38 no es apto para apoyar ataques por carretera en zonas pantanosas. Al abandonar la carretera quedará inmovilizado; si se mantiene en la carretera y debido al muy reducido campo de giro de su cañón, el vehículo se encuentra indefenso contra armas anticarro escondidas en el terreno que lo destruirán por sus débiles laterales.

  17. El cazacarros ligero 38 es demasiado lento como para ser usado dentro de formaciones totalmente motorizadas ó grupos de combate (p.e. para la realización de operaciones de reconocimiento violentas). Este tipo de operaciones lo consumen rapidamente y provocan pérdidas innecesarias por averías técnicas.

  18. En combates urbanos (Varsovia) el cazacarros ligero 38 gracias a su buena maniobrabilidad en asfalto ha operado con éxito. Especialmente buenos resultados ha dado la ametralladora de fuego en todas direcciones. Debido a que para cargar la ametralladora el soldado tiene que abrir la escotilla, es necesaria la protección de otro cazacarros (comunicación anterior por radio).

    La estrecha cooperación entre los diferentes cazacarros así como con los granaderos ha resultado en combates urbanos determinante.

  19. Durante la instrucción debe de practicarse mejor:
    • Comunicación por radio
    • El uso de la ametralladora de fuego en todas direcciones
    • Cooperación con los granaderos

  20. Esto es especialmente importante para la infantería, para la que debe de mejorarse durante su instrucción en el Ejercito de Reserva la cooperación con cazacarros y cañones de asalto (cooperación entre unidades de instrucción de las Tropas Acorazadas y las de Infantería !).

Ir a comienzo de página