Extracto de un documento redactado el 20.11.1944 y titulado "Los problemas de la Sturmartillerie". En el fragmento aquí presentado y relacionado con el sucesor del Jagdpanzer 38, puede constatarse que a finales de 1944 la naturaleza de este vehículo, a pesar de su denominación, todavía no había sido aceptada unanimamente y así la Sturmartillerie todavía lo consideraba como un cañón de asalto.
II. El nuevo cañón de asalto

  1. Estado actual

    El nuevo cañón de asalto se desarrolla a partir del Panzer 38 t. Los primeros vehículos serán entregados a la Sturmartillerie previsiblemente a mediados de 1945.

    El diseño corre a cargo del ingeniero jefe Michaels de la empresa Alkett. Su producción se realizará tambien en la empresa Alkett. El diseño del chásis está practicamente finalizado. El diseño de la casamata y su interior se iniciará en breve.

    El nuevo cañón de asalto recibirá la denominación "cazacarros" ("Jagdpanzer"). Denominación del modelo será 38 "d".

  2. Medidas necesarias

    1. Con la ayuda del Alto Oficial (H.Pz.) y en coordinación con el jefe del grupo de pruebas de la escuela de cañones de asalto, el General de la Artillería debe de tratar de influenciar el diseño.

      Debido a que el punto fuerte de la Heeres-Sturmartillerie frente a los tanques enemigos así como cañones de asalto de otras Armas reside principalmente en la precisión en el uso del cañón (puntería al disparar), la Sturmartillerie debe de reclamar con determinación los siguientes puntos:

      • Torreta de observación giratória para el comandante
      • Prismático de artillería giratório para cada cañón de asalto
      • Radstandslibelle (traducción al español desconocida)
      • Telémetro como en Panther y Tiger
      • Sistema indicador de objetivos
      • Buen visor para el conductor (apertura en el techo)
      • Optica para disparar indirectamente

      • Ademas:

      • Blindaje espaciado tambien en el frontal
      • Ametralladora coaxial con el cañón ó una buena ametralladora de fuego en todas direcciones

    2. La denominación "cañón de asalto" ("Sturmgeschütz") debe en cualquier caso de mantenerse. La denominación "cazacarros" no responde a la esencia del vehículo.

    3. Debido a que el nuevo cañón de asalto será probablemente inferior a la masa de los tanques pesados enemigos en lo referente a blindaje, armamento y maniobrabilidad, se deberá de mantener la ya realizada petición del General de la Artillería de que nos sean asignados Jagdpanther (un pelotón por batería).

Ir a comienzo de página