Informe sobre las experiencias del Hauptmann Brinke, comandante del '200° Batallón de Reemplazo e Instrucción de Cañones de Asalto', donde se describe la dificil situación del frente ruso en el otoño de 1943 y donde se critica abiertamente la debilidad de la infantería y de la fuerza acorazada alemana así como la insuficiente formación de los conductores y mecánicos de reemplazo.

Informe sobre la visita al Frente del Este
del comandante del Sturmgeschütz Ers. u. Ausb. Abtl. 200 (30.08.1943 - 22.09.1943)


Los batallones de cañones de asalto (Sturmgeschütz-Abteilungen) enumerados a continuación fueron visitados en el siguiente orden:

Sturmgeschütz-Abteilung 912 ------- al sur del rio Ladoga
Sturmgeschütz-Abteilung 226 ------- al sur del rio Ladoga
Sturmgeschütz-Abteilung 184 ------- al sur del rio Ilmen
Sturmgeschütz-Abteilung 190 ------- al noreste de Smolensk
Sturmgeschütz-Abteilung 185 ------- al este de Smolensk
Sturmgeschütz-Abteilung 189 ------- al sureste de Smolensk
Sturmgeschütz-Abteilung 270 ------- al sureste de Smolensk
Sturmgeschütz-Abteilung 600 ------- al sureste de Brjansk
Sturmgeschütz-Abteilung 904 ------- al este de Tschernigow
Sturmgeschütz-Abteilung 191 ------- Cabeza de puente de Kuban
Sturmgeschütz-Abteilung 243 ------- al noreste de Melitopol
Sturmgeschütz-Abteilung 210 ------- al este de Saporoshje


Durante la visita el Grupo de Ejercitos Norte (Heeresgruppe Nord) se encontraba en posiciones fijas y no estaba involucrado en combates de importancia; en cambio los Grupos de Ejercito Centro y Sur (Heeresgruppe Mitte / Süd) libraban combates defensivos y se encontraban en retirada mientras la cabeza de puente de Kuban estaba siendo desmantelada. La retirada y los movimientos de repliegue se han producido de forma absolutamente planificada y la tropa lo ha recibido con calma y buen humor. No se ha observado en ningún momento pánico ó el abandono de material. La tropa se duele de que se pierdan estas fértiles tierras, pero debido al pobre espíritu combativo de los rusos, está convencida de que un día estos serán definitivamente vencidos.

Los territorios abandonados han sido sistematicamente destruidos, poblaciones incendiadas, puentes, vías y estaciones han sido inutilizados, la población ha sido evacuada. El trigo ha caído casi en su totalidad en manos del enemigo.

Evaluación del enemigo

La infantería rusa es en todos los ámbitos muy mala y generalmente ataca solamente en compañía de tanques. Ha tenido que soportar pérdidas increibles, sus soldados ya no poseen practicamente ninguna fomación y puede considerarse que no dispone de liderazgo alguno. Un teniente hecho prisionero, que hasta poco antes de su captura había servido como funcionario de registro, tras recibir 30 soldados se le ordenó dirigir a este denominado pelotón contra las líneas alemanas. En un documento capturado se ordena que por cada cinco soldados rusos en una unidad debe encontrarse siempre un comisário politico; por cada cinco comisários políticos un comisário superior que haga cumplir las ordenes sin ningún tipo de consideraciones.

La artillería rusa ha aumentado de forma extraordinaria. En lo referente a la concentración de fuego ha aprendido mucho de la artillería alemana. Antes de realizar un ataque, la artillería bombardea y debilita de forma sistemática las posiciones alemanas utilizando lanzagranadas y cañones de salva. La artillería rusa no abandona el bombardeo de nuestras posiciones nisiquiera en aquellos puntos que han sido tomados por su infantería. A pesar del enorme esfuerzo de la artillería enemiga, se ha demostrado que una tropa adecuadamente atrincherada es practicamente immune a este tipo de ataques. Ejemplo: una batería artillera de división fué atacada con 3000 mil salvas artilleras así como por 300 cazabombarderos con un resultado de unicamente dos muertos.

La opinion generalizada entre la tropa es que en el frente no se dispone de medios útiles para destruir las baterías pesadas de los rusos.

Los tanques rusos han empeorado. Las tripulaciones han sido cuidadosamente seleccionadas y están bien aprovisionadas pero disponen de una mala formación. Cuando entran en combate armas anticarro, las tripulaciones parecen a menudo estar desconcertadas. En base a documentos capturados, sus tripulaciones tienen sumamente prohibido atacar cañones de asalto alemanes.

La artillería anticarro rusa ha sido enormemente fortalecida con mayores calibres y ha sido empleada con gran habilidad; es temida por nuestros cañones de asalto. Las minas y los fusiles anticarro son las armas más peligrosas contra los cañones de asalto; los fusiles anticarro pueden incluso perforar los laterales de las casamatas.

Evaluación de nuestras armas

El infante alemán se encuentra extenuado, apático, numericamente muy debilitado y entre ellos escasean los lideres. Debido a las repetidas retiradas de los ultimos tiempos, no cree ya en la necesidad de aguantar una posición. En ningún caso puede afirmarse que haya superado su horror por los tanques: ruidos de cadenas le empujan a dar alarma a ciegas. La opinión en gran parte de los batallones de cañones de asalto es que con el apoyo de una buena infantería se podría empujar a los rusos hasta el Ural.

La artillería alemana es, sin ninguna limitación, excelente. Es la columna vertebral del frente. Cuando la infantería ya no existe, queda la artillería. Un comandante de división comentaba: "la artillería es mi última salvación".

Los tanques alemanes en los actuales combates, en comparación con los cañones de asalto, han perdido su derecho de existencia. Estos son los motivos:
  1. El tanque opera en grandes superficies; sus cualidades se basan en avanzar, ladear y cercar. El tanque no busca el combate contra los tanques rusos y no le vá el operar en conjunto con la infantería

  2. El blindaje y las ópticas del tanque son inferiores al de los cañones de asalto

  3. El tanque es mucho más alto que el cañon de asalto y por lo tanto más fácil de destruir
Un alto jefe de operaciones (Kommandoführer) expresó: "Prefiero un batallón de cañones de asalto a una división blindada". Un comandante de regimiento expuso: "Prefiero 2 cañones de asalto a 10 tanques".

El cañón de asalto se ha convertido este verano en el arma más eficaz. Cualquier jefe de infanteria habla con reconocimiento y entusiasmo de la artillería de asalto. Ademas de rechazar ataques de la infantería enemiga, la artillería de asalto ha contribuido en gran modo a alcanzar las altísimas cifras de tanques enemigos destruidos (véase más abajo). Allá donde los tanques enemigos sobrepasan nuestras líneas, se llama a los cañones de asalto. El cañón de asalto es en la actualidad superior a cualquier tanque ruso. Debido al gran éxito de los cañones de asalto, su relación con la infantería es excelente, a pesar de que las esperanzas puestas en la artillería de asalto cada día aumentan y en muchos casos sean imposibles de cumplir. Desgraciadamente los batallones todavía tienen que luchar contra la incomprensión de algunos comandantes de infantería en lo que respecta a su uso. Operaciones nocturnas y de reconocimiento siguen siendo habituales y solo son interrumpidas cuando se producen las consecuentes bajas totales.

Los siguientes comentarios de comandantes de regimiento de infantería ponen de manifiesto una total falta de consideración:

"Carece de importancia si se pierde el cañón de asalto, un infante nos cuesta 18 años y 9 meses, mientras que para la producción de un cañón de asalto solo se necesitan unas pocas semanas"

"Por qué no avanza? - Porque no nos funcionan los frenos. - Entonces avancen sin frenos."

Los cañones de asalto han sido a menudo movidos de un sector al otro sin ningún tipo de miramientos. Un batallón fué cedido a 11 divisiones en un periódo de solamente 10 días; otro batallón a 4 armadas (Armeen) en un periódo de solo 5 semanas. Un alto comandante de artillería ha comparado en este sentido a la artillería de asalto con los bomberos. Las bajas de vehículos son casi siempre el producto de sobrecarga y la falta de mantenimiento y menos del fuego enemigo. Los batallones de cañones de asalto serían mucho más efectivos si actuasen dentro de solamente una división.

Las operaciones del Sturmgeschütz-Abteilung 189 dentro de la 78. Sturmdivision, salvo algunas excepciones, han dado muy buenos resultados. Los jefes se conocen, no se reclaman cosas absurdas y el suministro está asegurado. El estacionamiento constante de una compañía de escolta formada por infantería y zapadores ha sido ejemplar y debería de ser un ejemplo a imitar.

Las divisiones y los cuerpos de ejercito reciben las informaciones más fiables sobre el enemigo a través de la artillería y muy especialmente de la artillería de asalto. Cuando las divisiones lo solicitan, el comandante de la artillería de asalto confirma ó corrige la información proporcionada por la infantería. Las medidas a tomar al día siguiente son tomadas en base a la evaluación del enemigo del comandante del batallón. Un general del estado mayor comentaba:

"Traigame informes, eso es más importante que el disparar"

Algunos batallones han iniciado una conexión entre artillería de asalto y la artillería de campaña. Estas pruebas todavía no pueden considerarse como cerradas. Se rechaza la presencia adicional de un oficial de artillería. El jefe del cañón de asalto debería de ser a la vez artillero y el cargador a la vez radiotelegrafista de artillería.

Experiencias con el material

Tanto el canón de asalto como el obús de asalto (Sturmhaubitze) han dado muy buenos resultados. Este último es indispensable en la lucha contra objetivos de infantería. Se considera como correcta una relación de vehículos de 7 a 3.

El calibre 7,5 es suficiente contra todos los tanques enemigos que hasta ahora han entrado en combate. En caso de aparecer un tanque ruso equivalente al Tiger alemán se propone el usar el calibre 8,8.

Los faldones blindados (Panzerschürzen) han dado buenísimos resultados y protejen de forma fiable contra fusiles antitanque así como cañones ligeros anticarro; sus soportes son deficientes.

El blindaje de la casamata del comandante es débil.

La ametralladora situada con el cargador del cañón no ha dado buenos resultados. Se propone situarla con el conductor ó bien con el oficial de dirección (Richtungsoffizier).

El equipo de 30 vatios es bueno. Se han logrado alcances de hasta 200 km.

La munición de carga hueca (HL) ha dado buenos resultados, aunque se prefiere la munición perforante (Panzer-Granate). Contra objetivos de infantería la munición explosiva (Sprenggranate) es indispensable.

El sistema de comunicación interna ha dado buenos resultados.

Tanto el motor como el chásis son demasiado debiles. Potencia y movilidad campo a través continuan siendo inferiores al T-34.

Como reserva de material para cada batallón se aconsejan entre 6 y 8 cañones de asalto.

El equipamiento con vehículos a motor en batallones frescos es muy justo; tras una larga fase de combates totalmente insuficiente.

Los Volkswagen han dado resultados excepcionales. Los Maultier son tambien buenos. Nivel de recambios para ambos vehículos: Malo.

El nivel de munición así como de combustible es muy distinto dentro de los diferentes batallones, pero generalmente puede considerarse como suficiente.

Experiencias generales

Un Comando Superior del Ejercito (Armeeoberkommando) ha implantado a un oficial de estado mayor en defensa anticarro y se le han subordinado batallones de cañones de asalto, sin buenos resultados. Los diferentes cañones fueron asignados sin tener en cuenta a la baterías.

En algunos batallones se han asignado tropa y suboficiales provenientes de otras unidades, con buenos resultados. En zonas del frente tranquilas y en las que se dispone de suficiente tiempo para la instrucción, este tipo de medidas por parte de los batallones de reemplazo e instrucción son, teniendo en cuenta la actual situación de los reemplazos, bienvenidas.

Los voluntarios civiles provenientes de zonas ocupadas (Hilfswillige) dentro de los batallones han dado buenos resultados. En casos de incumplimiento del servício la amenaza de 'regresar al campo de prisioneros' ha sido el mejor instrumento de educación.

Instrucción

El nivel de instrucción del reemplazo recibido en los últimos tiempos puede definirse como generalmente bueno. Hay que mencionar en este sentido especialmente a los jefes de cañón de asalto así como a los radiotelegrafistas. En un batallón se llegó a la conclusión de que la batería proveniente del batallón de reemplazo, tras un breve periódo, era mejor que la batería a la que había sustituido.

El jefe de radiotelegrafistas reclama un mejor aprendizaje de tecleo, para toda la tropa se reclama una mejor instrucción con armas de fuego de mano.

La formación de los conductores de blindados es definida en todos los batallones como insuficiente. Escasea la práctica de conducción así como el conocimiento de cualquier proceso técnico. Los conductores son incapaces de reparar ninguna avería. Todos los conductores tienen que ser nuevamente instruidos por los batallones de campaña antes de poder entrar por primera vez en acción.

En este sentido el batallón de reemplazo e instrucción apunta lo siguiente:

Para el aprendizaje de conducción así como para la instrucción técnica de 150 conductores, el batallón dispone al mes de 20 vehículos, de los cuales debido al gran desgaste generalmente solo se encuentran una media de 12 vehículos operativos. Al finalizar su instrucción, los conductores han conducido menos de 100 km y practicamente no han tenido la posibilidad de realizar trabajos de reparación en los cañones de asalto. Con la disposición de 20 vehículos así como una recepción mensual adicional de 30 m³ de combustible, los conductores podrían recibir una buena formación de dos meses de duración. Partiendo de 15 batallones de campaña, cada batallón debería de prescindir de 2 m³ de combustible. De esta forma los batallones de campaña evitarían el tener que realizar la instrucción de los conductores utilizando su valioso material. Normalmente los batallones de campaña necesitan para realizar la instrucción adicional más de 2000 litros mensuales. Ademas los cañones de asalto nuevos son destrozados por conducción y uso indebido. Es la opinión de todos los batallones de campaña, que carece de visión de futuro el asignar pocos vehículos a los batallones de reemplazo e instrucción para así poder hacer llegar más vehículos al frente. Mirado detenidamente, de esta forma no se favorece a los batallones en el frente.

Entre el personal de reemplazo escasea el personal cualificado, como maestres mecánicos (Schirrmeister), personal sanitário, etc. Se aconseja el mantener al personal cualificado dentro de sus unidades.


Sturmgeschütz-Abteilung Vehículos enemigos
destruidos en Agosto 1943
Vehículos própios perdidos totalmente
912 21 0
226 10 2
124 27 0
190 17 0
185 87 4
189 76 0
270 62 2
600 18 1
904 55 7
191 7 1
210 43 1


Por último:

La dureza de la guerra en el este ha aumentado. Cada división precisa un batallón de cañones de asalto. Experiencia en el frente del este solo la tienen aquellos que hace un año ya estaban en el frente. Los batallones reclaman reemplazo que haya sido instruido por oficiales y suboficiales experimentados. Los batallones de reemplazo e instrucción deben de considerar este reclamo.


Ir a comienzo de página