Documento redactado el 14.04.1944 por el Höh.Offz.f.Pz.Art. y dirigido al General de Artillería en el Estado Mayor del Ejercito así como a la Escuela de Cañones de Asalto de Burg, donde se resumen los deseos de la Artillería de Asalto en referencia al desarrollo de nuevos cañones de asalto así como la futura equipación de las brigadas de cañones de asalto.

Nota: Las denominaciones de los vehículos empleadas en el documento original no se han modificado en la traducción.

Notas de la conferencia !


En referencia a: Desarrollo de la Artillería de Asalto (Sturmartillerie)

  1. El desarrollo de la Artillería de Asalto no puede considerarse ni numérica ni tecnicamente como cerrado. Su ampliación numérica viene determinada por la creación de 6 nuevas brigadas de cañones de asalto (Stu.Gesch.Brig.) así como por el planeado refuerzo de la brigada de 31 a 45 vehículos; la equipación técnica está marcada por la pronta incorporación del 'nuevo modelo de cañón de asalto' (Stu.Gesch. n.A.) en base al chásis de Panzer IV y con un armamento en relación 7:3 de 7,5 cm Stu.K. 40 L/48 y 10,5 cm Stu.Haub.42. El desarrollo del 'nuevo modelo de cañón de asalto' en base a las exigencias procedentes de experiencias de combate se remonta al año 1942.

    Para asegurar que la Artillería de Asalto continúe siendo el arma auxiliar más eficaz de la Infantería así como que pueda cumplir como arma de concentración del Mando, tiene que adaptarse a sus nuevas funciones así como a los avances de nuestros enemigos.


  2. Funciones y modo de combate
    Además de la en un primer momento principal función de combatir de forma artillerística objetivos dentro de la zona de combate de la Infantería, tras el início de la Campaña del Este la defensa anticarro ha aumentado notablemente. El éxito de la Artillería de Asalto en este campo queda demostrada tras haberse alcanzado hace poco la cifra de 15.000 tanques destruidos.

    Los cañones de asalto tienen que combatir (tambien en la defensa) atacando pero deben de permanecer en la zona de combate de la Infantería. Este hecho limita el modo de operar de los cañones de asalto en comparación con los cazacarros, que pueden operar dentro de toda la zona de combate de una forma mucho más flexible. La teórica posible cooperación entre cañones de asalto y cazacarros de modo que los cañones de asalto asuman funciones meramente artillerísticas y los cazacarros la defensa anticarro no puede más que fracasar pues no nos podemos permitir una semejante concentración de potencia de fuego acorazada. Consecuentemente la brigada de cañones de asalto, como arma de concentración, debe de ser equipada, manteniendo su armamento mixto, de forma que pueda llevar a cabo ambas funciones.


  3. Nuevas experiencias del frente
    El actual cañón de asalto (Ausführung G sobre chásis de Panzer III) es inferior a los nuevos tanques y cañones de asalto rusos en blindaje, movilidad y potencia de fuego.

    El 'nuevo modelo de cañón de asalto' (sobre chásis de Panzer IV) dispone del mismo motor y del mismo armamento; su casamata se ha reforzado en 10 mm, el blindaje del techo en 5 mm. Dispone de una más ventajosa forma así como de una altura total y de fuego menor. Aún y así este cañón de asalto tampoco vá a poder hacer frente a los cañones anticarro pesados rusos. Los cañones anticarro rusos de 7,62 cm y 8,5 cm perforan sin problemas su blindaje frontal. En los anexos 1 y 2 se presentan informes procedentes del frente que han sido confirmados por otras brigadas de cañones de asalto. El anexo 3 contiene una comparación de diferentes modelos alemanes y rusos.

    Insuficiente potencia específica del motor, deficiente presión específica sobre el suelo y fragilidad de una parte de sus componentes, especialmente de los mecanismos de transmisión laterales (Seitenvorgelege) son, además de la acción del enemigo, los responsables de las altas pérdidas de los ultimos tiempos (periódo del barro).

    El armamento con el 10,5 cm Stu.Haub. 42 ha sido hasta este momento satisfactorio, pero la gran mayoría de las brigadas de cañones de asalto todavía no han sido equipadas con él. En el futuro debe de tratarse de aumentar sus efectos aumentando su calibre. El Stu.Kan. 40 en muchos casos ya no puede hacer frente a los tanques rusos.


  4. Exigencias para nuevos desarrollos. Posibilidades
    Debido a que los nuevos desarrollos suelen en la práctica durar mucho tiempo deben de fijarse exigencias a tiempo. En base a las experiencias del frente se reclama lo siguiente del cañón de asalto del futuro: eficiente chásis y una mayor autonomía de conducción, fuerte blindaje, especialmente frontal y aumento de la capacidad de perforación contra tanques.

    El anexo 4 contiene un resumen de las capacidades de perforación actuales.

    La solución ideal sería un nuevo diseño de cañón de asalto con un peso de aproximadamente 35 toneladas equipado con un motor con entre 500 y 600 caballos de potencia, un blindaje frontal de 135 mm y una capacidad de perforación de 150 mm a 1.000 metros.

    El desarrollo de este nuevo modelo adicional, situado entre el Panzer IV y el Panther y que en la actualidad en lo referente al chásis y a la potencia del motor no existe, no vá a ser posible. Por lo tanto solamente puede elegirse el chásis del Panther, que és el que más cerca se encuentra de lo reclamado. Debido a que la producción de un Panther se corresponde aproximadamente con el de dos cañones de asalto, en el futuro inmediato la mayor parte de la Artillería de Asalto vá a depender del 'nuevo modelo de cañón de asalto' (Stu.Gesch. n.A.). Esto supone una renuncia por criterios meramente técnicos.


  5. Creación de 2 brigadas de cañones de asalto mixtos para la realización de pruebas en el frente
    Se considera necesaria y ademas es posible la pronta creación de 2 brigadas de cañones de asalto con diferente equipación con el fín de intentar aclarar en el transcurso de pruebas en el frente los futuros temas sobre el desarrollo de la Artillería de Asalto en referencia a chásis y blindaje, armamento y composición conveniente.

    Dentro de una de las dos brigadas de pruebas se pondría especial énfasis en el actual equipamiento con Stu.K. 40 y Stu.Haub. 42 en combinación con un pelotón de 8,8 cm sobre Panther. La segunda brigada se equiparía con 8,8 cm sobre Panther en combinación con Stu.Haub. 42:

    1. Brigada de pruebas (45 vehículos) con 3 baterías, de ellos:
    2 pelotones de 7,5cm Stu.K. 40
    1 pelotón de 10,5 Stu.Haub.
    1 pelotón de 8,8 cm sobre Panther = 9 Panther

    2. Brigada de pruebas (45 vehículos) con 3 baterías, de ellos:
    1 - 2 pelotones de 10,5cm Stu.Haub.
    2 - 3 pelotones de 8,8 cm sobre Panther = 21 - 30 Panther (incluidos los vehículos de los jefes)

    Con este fín la Artillería de Asalto precisaría de un total de 39 Panther.


Ir a comienzo de página